Tabaré Vázquez dijo ayer en Salto que el contrabando “del kilo es ético” pero señaló que evaluará “si saca el cero kilo”

La plaza de los Treinta y Tres estaba tranquila, aunque en los alrededores había expectativa. Los puestos con banderas, banderines, gorros, pines y calcos con el nombre de la fórmula del Frente Amplio comenzaban a armarse, un escenario pequeño y bajo, con un atril de uniformes dimensiones, de color azul con la leyenda que decía Tabaré Presidente y un micrófono, colocados sobre la fuente que da hacia la calle Juan Carlos Gómez, y los jingles de la campaña actual y el de la  del 2009, anunciaban que allí habría un acto.
Paulatinamente y con el cielo de un color plomizo que cada vez más auguraba que la lluvia se acercaba, no amilanó a una muchedumbre de decenas de militantes que se acercaron y que hicieron de ese acto repentino e imprevisto, una actividad política de relevancia, porque al final allí terminaría dando su discurso uno de los dos candidatos a la presidencia en las elecciones del próximo domingo 30.
Eran cinco los guardias de seguridad que estaban esperando que llegara el micro que, minutos antes de las siete de la tarde había partido desde el Hotel Salto con la fórmula de Tabaré Vázquez y Raúl Sendic. Se trata del mismo que usó el presidenciable durante toda la campaña, pero que fue ploteado tres veces en el correr del año. Primero para las internas con el nombre del candidato y el eslogan “Vamos Bien”, que usó para las primarias de junio. Luego con la imagen de la fórmula y el slogan “Uruguay no se detiene”, y ahora en la segunda vuelta con la cara de Vázquez y la frase Tabaré Presidente.
A su arribo, los guardias intentaron cortar el paso hacia el candidato pero el gentío hizo caso omiso y logró llegar al candidato que lucía tranquilo, despabilado y tras el pedido de EL PUEBLO para que se acercara a la cinta para hablar con los medios, el presidenciable no mostró reparos para hacerlo.
LOS TEMAS
Al ser consultado sobre los temas de los que pretendía hablar en Salto dijo que “Sendic hará referencia en una proclama donde además de agradecer a la gente el apoyo que nos ha dado y de establecer líneas generales para todo el país, vamos a establecer específicamente  algunos temas que interesan mucho a Salto y fueron preocupaciones y planteos que la gente nos hizo en las recorridas anteriores y hoy venimos a traer esas respuestas”.
En relación a la política aduanera y de frontera de nuestro departamento, sobre todo el punto del  cero kilo, un tema que interesa tanto a los comerciantes como a los consumidores salteños, de la que su adversario en esta contienda electoral, el nacionalista Luis Lacalle Pou dijo en Salto que “no cree en la misma”, Tabaré Vázquez optó por señalar que “la política aduanera debe ser base para una política de integración regional, porque realmente tenemos que aprender mucho de cómo los ciudadanos saben integrarse en la frontera”.
Afirmó que cuando él comenzaba su carrera política “acompañé al doctor (Juan José) Crottogini (candidato del Frente Amplio en las elecciones de 1984 por la proscripción de la dictadura al general Líber Seregni) a la zona de la otra frontera para el lado de Brasil donde existía en aquel momento el tema de los quileros, los que traían un kilo para acá y otro para allá, también llamados bolseros, y había también grandes contrabandos, de grandes empresas sobre todo en aquellos años de artículos electrodomésticos que entraban de contrabando al país y entonces la prensa le preguntó a Crottogini que era un sabio, qué pensaba de ese pequeño contrabando y del otro, y él les dijo que ‘los dos contrabandos son ilegales, ahora el contrabando del kilo es ético, el gran contrabando, el del electrodoméstico es absolutamente inmoral’ y yo estoy en esa línea”.
En ese aspecto dijo que “vamos a ver si vamos a sacar el cero kilo, porque hay que ver si las cosas vienen del otro lado o si van desde éste”.
Sostuvo que “ve con buenos ojos el hecho de que se hayan acercado a manifestarle su apoyo varios políticos de otros partidos”, e hizo hincapié en el caso del diputado colorado Guillermo Facelo (heredero de la estructura política de Oscar Magurno y allegado a Tabaré Vázquez por ser directivo de la Asociación Española donde Vázquez es oncólogo y por la misma Logia de la masonería, la “José Artigas” de la calle Mario Cassinoni) como el caso de Julio Frade (exdirector del Sodre en la administración del Partido Nacional), pero aseguró que “vamos a dialogar como lo hicimos en el primer gobierno (2005 -2010) como lo hicimos con todos los actores políticos. La política se hace de eso, de encuentros, de diálogo, de entendimiento”.
Al ser consultado sobre qué planteamiento le hizo a los colorados que invitó a charlar con él como el caso de Fernando Amado “no le hice ninguno, les di mi agradecimiento por el apoyo, y en el futuro tender puentes, porque el Uruguay va a seguir adelante más allá del gobierno que tenga, pero para eso no hay que romper puentes sino tenderlos”.
Afirmó que “no va a sacar porcentajes para el balotaje, pero por las localidades que ha visitado le permite sacar una conclusión aproximada de cómo viene la cosa. Creo que se va a ganar por un buen porcentaje, no puedo decir cuanto, pero un buen porcentaje sí”.
Afirmó que la situación con Argentina está encaminada y que habló tanto con el candidato a presidente y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli como con la presidente de ese país, Cristina Fernández. Aunque dijo que las diferencias entre ambos países “existen y van a existir siempre, pero el camino del diálogo está abierto permanentemente”. Dijo a su turno que hoy estará Lula Da Silva en Montevideo con quien harán un acto en conjunto.

La plaza de los Treinta y Tres estaba tranquila, aunque en los alrededores había expectativa. Los puestos con banderas, banderines, gorros, pines y calcos con el nombre de la fórmula del Frente Amplio comenzaban a armarse, un escenario pequeño y bajo, con un atril de uniformes dimensiones, de color azul con la leyenda que decía Tabaré Presidente y un micrófono, colocados sobre la fuente que da hacia la calle Juan Carlos Gómez, y los jingles de la campaña actual y el de la  del 2009, anunciaban que allí habría un acto.

Paulatinamente y con el cielo de un color plomizo que cada vez más auguraba que la lluvia se acercaba, no amilanó a una muchedumbre de decenas de militantes que se acercaron y que hicieron de ese acto repentino e imprevisto, una actividad política de relevancia, porque al final allí terminaría dando su discurso uno de los dos candidatos a la presidencia en las elecciones del próximo domingo 30.

Eran cinco los guardias de seguridad que estaban esperando que llegara el micro que, minutos antes de las siete de la tarde había partido desde el Hotel Salto con la fórmula de Tabaré Vázquez y Raúl Sendic. Se trata del mismo que usó el presidenciable durante toda la campaña, pero que fue ploteado tres veces en el correr del año. Primero para las internas con el nombre del candidato y el eslogan “Vamos Bien”, que usó para las primarias de junio. Luego con la imagen de la fórmula y el slogan “Uruguay no se detiene”, y ahora en la segunda vuelta con la cara de Vázquez y la frase Tabaré Presidente.

A su arribo, los guardias intentaron cortar el paso hacia el candidato pero el gentío hizo caso omiso y logró llegar al candidato que lucía tranquilo, despabilado y tras el pedido de EL PUEBLO para que se acercara a la cinta para hablar con los medios, el presidenciable no mostró reparos para hacerlo.

LOS TEMAS

Al ser consultado sobre los temas de los que pretendía hablar en Salto dijo que “Sendic hará referencia en una proclama donde además de agradecer a la gente el apoyo que nos ha dado y de establecer líneas generales para todo el país, vamos a establecer específicamente  algunos temas que interesan mucho a Salto y fueron preocupaciones y planteos que la gente nos hizo en las recorridas anteriores y hoy venimos a traer esas respuestas”.

En relación a la política aduanera y de frontera de nuestro departamento, sobre todo el punto del  cero kilo, un tema que interesa tanto a los comerciantes como a los consumidores salteños, de la que su adversario en esta contienda electoral, el nacionalista Luis Lacalle Pou dijo en Salto que “no cree en la misma”, Tabaré Vázquez optó por señalar que “la política aduanera debe ser base para una política de integración regional, porque realmente tenemos que aprender mucho de cómo los ciudadanos saben integrarse en la frontera”.

Afirmó que cuando él comenzaba su carrera política “acompañé al doctor (Juan José) Crottogini (candidato del Frente Amplio en las elecciones de 1984 por la proscripción de la dictadura al general Líber Seregni) a la zona de la otra frontera para el lado de Brasil donde existía en aquel momento el tema de los quileros, los que traían un kilo para acá y otro para allá, también llamados bolseros, y había también grandes contrabandos, de grandes empresas sobre todo en aquellos años de artículos electrodomésticos que entraban de contrabando al país y entonces la prensa le preguntó a Crottogini que era un sabio, qué pensaba de ese pequeño contrabando y del otro, y él les dijo que ‘los dos contrabandos son ilegales, ahora el contrabando del kilo es ético, el gran contrabando, el del electrodoméstico es absolutamente inmoral’ y yo estoy en esa línea”.

En ese aspecto dijo que “vamos a ver si vamos a sacar el cero kilo, porque hay que ver si las cosas vienen del otro lado o si van desde éste”.

Sostuvo que “ve con buenos ojos el hecho de que se hayan acercado a manifestarle su apoyo varios políticos de otros partidos”, e hizo hincapié en el caso del diputado colorado Guillermo Facelo (heredero de la estructura política de Oscar Magurno y allegado a Tabaré Vázquez por ser directivo de la Asociación Española donde Vázquez es oncólogo y por la misma Logia de la masonería, la “José Artigas” de la calle Mario Cassinoni) como el caso de Julio Frade (exdirector del Sodre en la administración del Partido Nacional), pero aseguró que “vamos a dialogar como lo hicimos en el primer gobierno (2005 -2010) como lo hicimos con todos los actores políticos. La política se hace de eso, de encuentros, de diálogo, de entendimiento”.

Al ser consultado sobre qué planteamiento le hizo a los colorados que invitó a charlar con él como el caso de Fernando Amado “no le hice ninguno, les di mi agradecimiento por el apoyo, y en el futuro tender puentes, porque el Uruguay va a seguir adelante más allá del gobierno que tenga, pero para eso no hay que romper puentes sino tenderlos”.

Afirmó que “no va a sacar porcentajes para el balotaje, pero por las localidades que ha visitado le permite sacar una conclusión aproximada de cómo viene la cosa. Creo que se va a ganar por un buen porcentaje, no puedo decir cuanto, pero un buen porcentaje sí”.

Afirmó que la situación con Argentina está encaminada y que habló tanto con el candidato a presidente y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli como con la presidente de ese país, Cristina Fernández. Aunque dijo que las diferencias entre ambos países “existen y van a existir siempre, pero el camino del diálogo está abierto permanentemente”. Dijo a su turno que hoy estará Lula Da Silva en Montevideo con quien harán un acto en conjunto.