Taller Municipal de Teatro asume el desafío y prepara la obra “Yerma” de García Lorca

Uno de los clásicos del teatro poético del siglo XX es sin dudas el poema trágico “Yerma” del español Federico García Lorca. Su puesta en escena es lo que preparan los alumnos de tercer y cuarto año del taller de teatro dependiente de la Intendencia, con la orientación de Óscar Bibbó. La obra será presentada en el Teatro Larrañaga el viernes 20 de agosto, fecha en que se cumple un año más de la muerte de García Lorca (asesinado en 1936). EL PUEBLO dialogó con el director y varios de los integrantes del elenco.

Óscar Bibbó: “una obra de alto alcance”

Acerca de cómo surge la idea de poner en escena esta obra, dijo Bibbó: “En vista de los actores con los que contamos y con las posibilidades histriónicas de este grupo, se me ocurrió proponerles hacer una obra de alto alcance como es esta de Federico García Lorca. Es un desafío realizar este trabajo con gente que lleva pocos años en esto, pero confiando en ellos y viendo el trabajo que estaban haciendo fue que decidimos tomar el desafío”. Agregó que se trata de una obra “escrita en 1934, que muestra una zona rural de España y los temas de esa sociedad en esos momentos. Lo importante en la elección de esta obra es que, incluso en todo el Uruguay, hace mucho tiempo que no se interpreta. Esperamos una buena respuesta del público, sabiendo la trascendencia que ya de por sí tiene la obra”. Consultado en cuanto a cómo se eligen las obras a representar expresó que “casi siempre el director propone. La obra va en base a la cantidad de actores con que se cuenta, varones y mujeres. Después hay que ver si una vez que se elige la obra no abandonan muchos, porque a veces van dejando algunos por diferentes motivos”. Justamente, para la representación de “Yerma”, el grupo se ve obligado a que algunas actrices hagan más de un personaje, lo que según el director “dificulta, exige mucho al actor, a pesar de que son personajes que no se extienden tanto en el tiempo; no es lo ideal, pero a veces no hay más remedio. Además es un grupo que está muy metido, ensayamos todos los días, hasta sábados y domingos”. Otros detalles de la obra detalló Bibbó en estas palabras: “Tiene muchas cosas, porque por ejemplo hay una parte que es una danza con máscaras, que es otro elemento que se agrega. Hay mucha danza flamenca. Hay una romería que la hacemos con imágenes que proyectamos, con una filmación, porque si no se necesitarían muchas personas. Así que son varios los elementos que se requieren además de la actuación misma. Además, en cuanto a escenografía,  son cuatro o cinco diferentes; todo lleva mucho trabajo”.

Laura Biassini: “son personajes que muestran aquello que es puertas adentro de las casas…”

Laura Biassini es una de las integrantes del elenco y lleva cuatro años de preparación en los talleres municipales de teatro. Sobre la obra “Yerma” puntualmente, reflexiona: “Es bastante desafiante porque hago un papel de muchacha lavandera que vive en ese lugar al igual que Yerma, pero también tengo el papel de una señora mayor, vieja; entonces es bastante desafiante ese cambio que hay que hacer, de impostar la voz, cambiar la postura física. Son personajes interesantes porque muestran aquello que es puertas adentro de las casas, sacan a relucir los problemas que se dan en la sociedad rural”. Comparando esta obra con anteriores que ha representado, dice que en este caso “es diferente porque hemos estado trabajando de una manera diferente, en base a investigaciones. Esta manera nos permite a nosotros crear también, a partir del parlamento que tenemos, el personaje. El estudio del personaje y su interacción con los demás es una cosa importante”.

Valeria Elías: “la primera vez que me dan una responsabilidad así”

El papel protagónico, es decir el del personaje Yerma es representado por Valeria Elías, quien lleva cinco años estudiando teatro. Piensa que “es un gran desafío tener esa responsabilidad, es un papel muy importante”. Respecto a actuaciones anteriores, recuerda principalmente su participación en las obras “Perversiones” y “El herrero y la muerte”. Pero sostiene que “no tengo hasta ahora un papel que me haya marcado demasiado, es la primera vez que me dan una responsabilidad así. Y por ahora va todo fenómeno, lo encaré perfectamente y me encanta”.

Darío Azambuja: “en lo personal también es un desafío”

En la obra existe un predominio de personajes femeninos. Pero entre los masculinos, quizás el de mayor destaque es el personaje Juan. Este será representado por el joven Darío Azambuja, quien narró que “el personaje Juan es esposo de Yerma, una mujer que no logra por ningún modo llegar a ser madre, y el marido tampoco pone empeño porque desde un principio no le interesa…”. Acerca de la forma en que viene llevando adelante la preparación de la obra, reflexiona: “En lo personal también es un desafío. Este año se hizo mucho más hincapié en el estudio del personaje, para poder entrar en el personaje y hacerlo como tiene que ser. En lo particular a mí el drama me gusta mucho, y Juan es muy dramático, muy seco. Con mi personalidad es un poco contrario pero ese es el desafío y la labor de actor”.

Evangelina Olguín: “los personajes que tengo son muy diferentes a mi personalidad”

Evangelina Olguín recuerda como algo que más la marcó durante el tiempo que lleva haciendo teatro, su participación en la obra  “La llamada” de Carlos Maggi. Ahora, sobre la obra de García Lorca que viene ensayando dice que “los personajes que tengo son muy diferentes a mi personalidad” y cuenta:  “Hago de María, que es una amiga de Yerma, que a diferencia de Yerma sí queda embarazada a pocos meses de casarse, y Yerma quiere reflejarse en ella… También hago de una vieja que sabe la vida de Yerma, sabe por qué está pasando eso que no puede quedar embrazada y es una mujer muy chocante, con mucha personalidad. A mí me gusta hacer personajes alegres, pero igualmente ahora en “Yerma” me siento identificada con la vieja, me gusta ese personaje porque lo trabajé más, tiene más posibilidades como para trabajar la postura por ejemplo”.

Juliana García: “un desafío grande pero hay que hacerlo y todo se aprende”

Alumna de los talleres municipales desde hace tres años, Juliana García cuenta que en esta obra tiene varios personajes, “todos diferentes entre sí, el que más me gusta es el de la lavandera, por la picardía que tiene”. De su experiencia en otras obras recuerda: “El personaje que me marcó mucho y fue un verdadero desafío, y que le agradezco a Oscar por haber confiado en ese momento en mí, fue en “La llamada”, cuando hice un personaje que hace un recitado y lo canté”. Reconoce como una de sus principales dificultades en la preparación de una obra, “memorizar textos, me cuesta muchísimo, es un desafío grande pero hay que hacerlo, y todo se aprende”.