Tamberos entusiasmados con crédito “voluntario” de apoyo

Todavía no está operativo; se amortizará en cinco años.
El crédito voluntario de apoyo al sector lechero vía Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU) está casi operativo para los productores que hayan remitido menos de 480,000 litros en el último año (algo así como 1,300 litros día). Faltan definir las condiciones para los productores medianos y grandes.
Esta semana, la institución financiera definió las características del préstamo, dando un paso más para que esta herramienta pueda ser usada por los tamberos ante la crisis de precios y el endeudamiento que arrastran los tambos.
El préstamo se pagará con el aumento del precio de la leche tarifada que está vigente y la garantía sería el dinero sobrante del Fondo de Garantía para la Lechería (Fogale). Ese sobran son alrededor de US$ 16 millones -US$ 3 millones del Fondo Anticíclico y US$ 13 millones del fideicomiso no utilizados- y la forma de capitalización que ofrecía el Ministerio de Economía y Finanzas, consistía en hacer un préstamo vía BROU.
El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Walter Frisch, dijo que la tasa de interés “es por demás buena” y el préstamo “toma un universo de 1.400 productores correspondientes a 8 plantas, pero mayoritariamente son productores de Conaprole”. La leche consumo pesa en un 7% del total de la leche que reciben en promedio esas 8 industrias que son las que vuelcan leche pasteurizada en bolsita al mercado interno.
El BROU estableció que la tasa de interés será fija y con una importante bonificación que variará según la calificación del cliente. Los que tienen calificación de 1 a 3 tendrán mayor bonificación que los calificados 4 y 5 (deudores con serios problemas de repago).
Según ANPL los productores podrán solicitar hasta $ 0,76 por litro de leche remitido en el último año y el crédito se repaga en 5 años. Frisch contó que los productores pueden elegir entre Microfinanzas y BROU. Son cuatro años para el cálculo.
La suba del peso a 30, más el peso a 40 a partir del primero de agosto, calculando al 7% del volumen total remitido, da un estimativo de 0,19 centésimo de peso por litro de leche, multiplicado por la leche remitida, en últimos 12 meses, daría 0,76, que serían los famosos 2 centavos que se estuvo hablando. Esto va a diferir planta por planta.
Es un crédito opcional. “El productor que quiera ir a precio que lo haga (le va a aumentar un poquito el precio de la leche remitida) y el que no que agarre esta herramienta financiera”, agregó el jerarca. En este último caso, podrá captar el incremento de las dos últimas subas del precio de la leche consumo en el mercado interno.
Frisch explicó que en el caso de los tamberos que “están atrasados y no se presentaron ante el Fongale (Fondo de Garantía de la Actividad Lechera), seguramente el Banco República va a pedirles un plan de pago”. De este modo deja operativo a los productores categoría 4 y 5.El financiamiento se considera en unidades indexadas y por un monto hasta el equivalente a US$ 10.000. El tope dependerá del volumen de leche remitido.
Frisch agregó que “estamos trabajando a nivel de todas las gremiales nacionales y estamos citando ante la Cámara de la Industria Láctea para ponernos a conversar sobre este tema”. (Fuente: El País)