Techa Maglio – «Veo a las mujeres muy necesarias en todos los ámbitos de la vida»

Techa Maglio es una mujer empresaria – referente en nuestro medio. Se formó como Licenciada en Letras en la Facultad de Humanidades y Ciencias, lo que le posibilitó hacer una buena gestión en el Centro Cultural del Hotel Concordia. «Estudié muchas cosas… idiomas y cada vez que empezaba a hacer algo, trataba de formarme en el área. Comenzar a administrar los bienes de la familia, me permitió ver que podía dejar mi impronta y marcar la diferencia frente a las antiguas administraciones. Soy incapaz de estar mucho rato sentada haciendo negocios; por ello me gustó el Turismo Rural en la Casona del Daymán, allí hay plantaciones de olivos, viñedos y otros, tengo caballos, vacas… a mi criterio es una extensión chica pero que está bien administrada.
Techa ha sido miembro de honor en varios países, ha ocupado cargos fuera del departamento y ha recibido reconocimientos a lo largo de su vida.

Techa Maglio junto a su nieta

Techa Maglio junto a su nieta

-¿Cómo fue potenciando las bondades del Gran Hotel Concordia?
-«Ese bien siempre fue de mi familia y como lo he marcado otras veces, el número de la entrada coincide con la fecha de mi nacimiento, 749. Yo soy del 7/1/49. Me gusta lo antiguo, lo histórico. Me gusta la investigación, por sobre todo.
Cuando i que el hotel se venía abajo, me percaté que no podía dejarlo así. Reuní fuerzas y recursos financieros para el plan de reconstrucción. Si bien a veces entro al hotel y parece que no le hice nada, lucho mucho para mantenerlo y para mejorarlo, pues aparte de ser el hotel más antiguo del Uruguay es un monumento histórico.
Me propuse hacer un hotel tres estrellas que funcionara como tal, que realzara sus patios, la belleza natural, su parte histórica y cultural. Fíjense que allí han vivido muchas personalidades y poco a poco las he ido descubriendo. Incluso tenemos alguna habitación como la cinco, dedicada a Marosa di Giorgio, lugar donde siempre se alojaba.
A su lado tenemos el primer mural que se le hizo en homenaje a ella en vida.
Reconozco que no soy hotelera pero fue aprendiendo poco a poco. Por supuesto que estos emprendimientos a veces brindan grandes satisfacciones y otras, dolores de cabeza. Pero mientras pueda voy a hacer todo lo necesario para sostener este emprendimiento.
También tengo otros proyectos a cargo y si bien están mis hijas soy yo la que está más en Salto, que conozco más toda la historia y me gusta».
20 AÑOS DEL CENTRO CULTURAL
El año pasado el Centro Cultural del Hotel Concordia cumplió veinte años y como hubo muchos festejos no se hizo la celebración oficial.
También el año pasado sacamos Medalla de Oro con el Tannat, así que pensamos organizar los festejos para el presente año.
Antes el centro Cultural tenía mucho movimiento y en la actualidad funciona con actividades puntuales para no recargar a los funcionarios que están en el hotel.
-¿Cómo percibe usted hoy a la mujer?
-«Veo a las mujeres como muy necesarias, ya sea en su casa, como maestra o como profesional. La mujer completa su tarea como madre, ama de casa, abuela y además realizarse ella misma con lo que le gusta. Creo que cada vez se da más esta realidad, pues antes tanto mujeres como hombres hacían cosas que no eran de su agrado. Hoy una persona puede trabajar y hacer paralelamente una actividad artística.
La mujer hoy está presente… se anima… tiene polenta y es impresionante como se expresa en todos los ámbitos de la cultura.
En la vida hay que dejar fluir… a veces no hay que tener una agenda tan apretada y tan estricta pues por ejemplo los artistas son muy especiales y depende de ellos la fecha para exponer sus obras. Obviamente que dejar fluir suena fácil para alguien que tiene la vida solucionada en las necesidades vitales.
Pero también hay gente que soluciona todas esas cosas y no hace nada aparte.
No los critico… cada uno sabe lo que puede brindar a la sociedad o no… y lo que quiere… hacer lo que le gusta o no.
Siempre fui muy hiperactiva y me gusta todo lo que hago y pienso seguir haciéndolo mientras pueda.
-¿Qué piensa concretar el presente 2020?
-«Ya tengo varias propuestas para analizar y algunas que quedaron para atrás que las pienso realizar este año.
Pienso en abordar una por mes, pero siempre hay algo más y por suerte Salto se está moviendo bastante. Hay varios lugares donde la cultura se muestra y se valora.
No solamente hago intercambios culturales con Salto sino también con otros departamentos y a veces con otros países y todo suma.
-¿Qué le ha significado estar presente siempre en el quehacer salteño?
-«Muchos reconocimientos y siempre hay personas muy cálidas que están dispuestas a colaborar».
-¿Qué reflexión le merece la movida cultural?
-«Es interesante ver que hay varios lugares y nichos de cultura en nuestro departamento. Cuando empecé no estaban tan definidos. Siempre digo que a la cultura como a otras cosas no hay que flecharlas. En nuestro centro cultural no hay banderas. Son todos bienvenidos.
-¿Qué otro mensaje compartiría con sus congéneres?
-«Que sean auténticas, que traten de realizarse y que hagan lo que les gusta. Agradezco mi garra charrúa pero también mi garra italiana… mi abuela, mi madres mis tías mis hijas y mi nieta que siempre me apoyan en todo.