Técnico del MGAP, Ing. Manuel Maldini dijo que “creemos que podemos mejorar las posibilidades de los productores”

El Ingeniero Agrónomo Manuel Maldini se refirió a los proyectos del  que fueron presentados ante el Ministerio de Ganadería. Estuvo en nuestra localidad junto a otros ingenieros que brindaron sus reflexiones sobre esta reunión.
La misma se realizó en la Sociedad Fomento, donde participó un buen número de productores. Maldini fue invitado pero no participó en la disertación de técnicos, que era sobre el PIETIN. Maldini en la oportunidad expresó: “lo que estamos trabajando aquí es en lo que se denomina Ganaderos Familiares y Cambio Climático, que lo que busca es el fortalecimiento de los productores de cara al cambio climático, en el caso de esta zona, es investigar los suelos superficiales”.
El profesional explicó que trabaja en Colonia Lavalleja con dos grupos de productores, pero hay otros técnicos privados que están trabajando en Pueblo Olivera, Guaviyú de Arapey y la zona de basalto superficial de la zona de Salto, Tacuarembó y Artigas. También incluye una zona de lomadas del este en una parte de suelos superficiales. Al ser consultado por EL PUEBLO se refirió a los distintos temas abordados.
-¿En qué consiste esa gama de proyectos diseñados para los productores ganaderos?
-“El proyecto tiene dos componentes fundamentales que son: la inversión en los predios de cara a mejorar las posibilidades de los productores, no obstante a la seca donde puede haber inversiones en agua, en sombra, en mejorar el pastoreo del campo natural. Dos cuestiones que generan resistencia frente al cambio climático. Y después tienen un componente de capacitación y funcionamiento de grupo donde los técnicos también tratamos de ayudar a los productores que es para generar el conocimiento para el momento en ese plan de esa seca, agarrarlos mejor parados a los productores en general”.
-¿Qué tiene que hacer el productor para acceder a esos proyectos?
-“Los proyectos son financiados por fuentes internacionales, puede ser el Banco Mundial o el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) en el caso de ganaderos familiares y cambio climático es banco mundial, de donde vienen técnicos privados”.
-¿Cómo es el sistema?
-“Se trata de nuclear productores; si bien puede ser individual lo mejor es hacerlo en grupos y cada uno se identifica con el técnico privado; cuáles son sus limitantes dentro de su predio de cara a las próximas secas. Allí se hace un diagnóstico, se piensa en cómo levantar esas limitantes que existen en el diagnóstico.
Luego viene la parte de ejecución del proyecto. Aparte de esas limitantes, qué se puede hacer con las inversiones, en el caso de los productores chicos. Se les hace muy difícil y cuesta arriba hacer las inversiones en agua o en pasturas. Se trata de capacitarse para poder enfrentarse a ello.
Para adquirir ese proyecto, se puede constatar con los técnicos privados que estamos trabajando en la dirección general de desarrollo rural en Salto, donde hay un equipo de técnicos que están destinados a generar ese tipo de proyectos”.
-En sí ¿Cuáles han sido los proyectos? ¿Se ha trabajado más en la zona?
-“En este caso en Colonia Lavalleja, donde son predios chicos, más chicos de lo normal, no solo los productores familiares, sino que son productores muy pequeños. Las inversiones de estos proyectos responden a una infraestructura a largo plazo, todo lo que es agua, algo de lo que es sombra y algo de pasturas y alambrados, pero principalmente agua, hoy por hoy para un productor que maneja cuarenta o cincuenta hectáreas, es difícil acceder a un pozo semisurgente o a un buen molino con sus respectivos bebederos, tanque australiano. Es en el Pueblo Lavalleja en este caso, lo que más se ha hecho”.
-¿Cómo ha sido el 2014?
-“En el caso de los  grupos de Colonia Lavalleja en los que trabajo, nosotros estamos bastante conformes; los productores también tienen un plazo de un año y medio para ser ejecutados; empezamos en mayo y tenemos hasta noviembre del 2015. Para poder terminarlos, te diría que en el más del noventa por ciento de los casos ya que las inversiones en los predios están hechas, están funcionando. Gracias a Dios se plantea que no se va a presentar ninguna seca, según los pronósticos. Pero hoy los productores están mejor parados en este verano, que en los anteriores”.
-¿Se prevé algo para este año?
-Sí, tenemos que seguir con la ejecución de los proyectos. Si bien las inversiones están hechas, hay una parte muy importante, la de generar o transferir el conocimiento a los productores y eso sí hasta el fin del 2015, que es cuando termina el proyecto. A su vez hay un proyecto nuevo ahora, donde los grupos de Colonia Lavalleja ya se han vuelto a presentar. No se trata del cambio climático si no que más bien es un componente tecnológico, todo dispuesto para mejorar los manejos en los predios incluyendo aún más que los recursos naturales. En caso de que salga aprobado el proyecto se llevaría un año más de trabajo, seguramente hasta el 2016”.
Maldini señaló que para aquellos nuevos productores que no tienen mucha noción sobre lo que es ser un productor ganadero familiar de cuántas hectáreas comprende el mínimo y el máximo. Las condiciones para ser productor familiar, mínimas no hay, lo que hay es una restricción, el principal ingreso de una persona o el núcleo familiar, sea el campo donde se produce y los máximos que están fijados. En cuanto a la tierra, estamos hablando de los productores que tengan hasta 500 hectáreas con un índice 100 de promedio. Se puede tener hasta novecientas y algo de hectáreas y vivir a menos de 50 kilómetros de predio donde se piensan realizar las inversiones”.
-¿Qué actividad están realizando hoy?
-“Hoy estamos en una actividad del SUL, de los grupos pero en conjunto con el Secretariado Uruguayo de la Lana, donde están tres técnicos del staff del SUL, que son el Dr. Fierro, quien brindó la charla hoy, apoyado por el Ingeniero Agrónomo Jorge Aguerre y el Ing. Agr. Rúben Arjeladet.
Vamos a estar trabajando en la prevención de las enfermedades podales en los ovinos.
Es una de las enfermedades que más pérdidas causan en ovinos por estar en una zona muy ovejera, una actividad prioritaria con una buena concurrencia fuera y dentro de los grupos.
-¿Actividades futuras a encarar?
-“Visita a predios de los productores exitosos, a decir como hace esta persona para que le vaya bien.
Qué podemos copiar, qué le podemos enseñar porque siempre hay un aprendizaje entre productores que es fundamental y otras actividades de capacitación que puedan ser la suplementación del manejo de carga sobre el campo natural, siembra de algún tipo de pastura, sobre todo mejoramientos extensivos que son bastante variados por suerte”.

El Ingeniero Agrónomo Manuel Maldini se refirió a los proyectos del  que fueron presentados ante el Ministerio de Ganadería. Estuvo en nuestra localidad junto a otros ingenieros que brindaron sus reflexiones sobre esta reunión.

La misma se realizó en la Sociedad Fomento, donde participó un buen número de productores. Maldini fue invitado pero no participó en la disertación de técnicos, que era sobre el PIETIN. Maldini en la oportunidad expresó: “lo que estamos trabajando aquí es en lo que se denomina Ganaderos Familiares y Cambio Climático, que lo que busca es el fortalecimiento de los productores de cara al cambio climático, en el caso de esta zona, es investigar los suelos superficiales”.

El profesional explicó que trabaja en Colonia Lavalleja con dos grupos de productores, pero hay otros técnicos privados que están trabajando en Pueblo Olivera, Guaviyú de Arapey y la zona de basalto superficial de la zona de Salto, Tacuarembó y Artigas. También incluye una zona de lomadas del este en una parte de suelos superficiales. Al ser consultado por EL PUEBLO se refirió a los distintos temas abordados.

-¿En qué consiste esa gama de proyectos diseñados para los productores ganaderos?

-“El proyecto tiene dos componentes fundamentales que son: la inversión en los predios de cara a mejorar las posibilidades de los productores, no obstante a la seca donde puede haber inversiones en agua, en sombra, en mejorar el pastoreo del campo natural. Dos cuestiones que generan resistencia frente al cambio climático. Y después tienen un componente de capacitación y funcionamiento de grupo donde los técnicos también tratamos de ayudar a los productores que es para generar el conocimiento para el momento en ese plan de esa seca, agarrarlos mejor parados a los productores en general”.

-¿Qué tiene que hacer el productor para acceder a esos proyectos?

-“Los proyectos son financiados por fuentes internacionales, puede ser el Banco Mundial o el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) en el caso de ganaderos familiares y cambio climático es banco mundial, de donde vienen técnicos privados”.

-¿Cómo es el sistema?

-“Se trata de nuclear productores; si bien puede ser individual lo mejor es hacerlo en grupos y cada uno se identifica con el técnico privado; cuáles son sus limitantes dentro de su predio de cara a las próximas secas. Allí se hace un diagnóstico, se piensa en cómo levantar esas limitantes que existen en el diagnóstico.

Luego viene la parte de ejecución del proyecto. Aparte de esas limitantes, qué se puede hacer con las inversiones, en el caso de los productores chicos. Se les hace muy difícil y cuesta arriba hacer las inversiones en agua o en pasturas. Se trata de capacitarse para poder enfrentarse a ello.

Para adquirir ese proyecto, se puede constatar con los técnicos privados que estamos trabajando en la dirección general de desarrollo rural en Salto, donde hay un equipo de técnicos que están destinados a generar ese tipo de proyectos”.

-En sí ¿Cuáles han sido los proyectos? ¿Se ha trabajado más en la zona?

-“En este caso en Colonia Lavalleja, donde son predios chicos, más chicos de lo normal, no solo los productores familiares, sino que son productores muy pequeños. Las inversiones de estos proyectos responden a una infraestructura a largo plazo, todo lo que es agua, algo de lo que es sombra y algo de pasturas y alambrados, pero principalmente agua, hoy por hoy para un productor que maneja cuarenta o cincuenta hectáreas, es difícil acceder a un pozo semisurgente o a un buen molino con sus respectivos bebederos, tanque australiano. Es en el Pueblo Lavalleja en este caso, lo que más se ha hecho”.

-¿Cómo ha sido el 2014?

-“En el caso de los  grupos de Colonia Lavalleja en los que trabajo, nosotros estamos bastante conformes; los productores también tienen un plazo de un año y medio para ser ejecutados; empezamos en mayo y tenemos hasta noviembre del 2015. Para poder terminarlos, te diría que en el más del noventa por ciento de los casos ya que las inversiones en los predios están hechas, están funcionando. Gracias a Dios se plantea que no se va a presentar ninguna seca, según los pronósticos. Pero hoy los productores están mejor parados en este verano, que en los anteriores”.

-¿Se prevé algo para este año?

-Sí, tenemos que seguir con la ejecución de los proyectos. Si bien las inversiones están hechas, hay una parte muy importante, la de generar o transferir el conocimiento a los productores y eso sí hasta el fin del 2015, que es cuando termina el proyecto. A su vez hay un proyecto nuevo ahora, donde los grupos de Colonia Lavalleja ya se han vuelto a presentar. No se trata del cambio climático si no que más bien es un componente tecnológico, todo dispuesto para mejorar los manejos en los predios incluyendo aún más que los recursos naturales. En caso de que salga aprobado el proyecto se llevaría un año más de trabajo, seguramente hasta el 2016”.

Maldini señaló que para aquellos nuevos productores que no tienen mucha noción sobre lo que es ser un productor ganadero familiar de cuántas hectáreas comprende el mínimo y el máximo. Las condiciones para ser productor familiar, mínimas no hay, lo que hay es una restricción, el principal ingreso de una persona o el núcleo familiar, sea el campo donde se produce y los máximos que están fijados. En cuanto a la tierra, estamos hablando de los productores que tengan hasta 500 hectáreas con un índice 100 de promedio. Se puede tener hasta novecientas y algo de hectáreas y vivir a menos de 50 kilómetros de predio donde se piensan realizar las inversiones”.

-¿Qué actividad están realizando hoy?

-“Hoy estamos en una actividad del SUL, de los grupos pero en conjunto con el Secretariado Uruguayo de la Lana, donde están tres técnicos del staff del SUL, que son el Dr. Fierro, quien brindó la charla hoy, apoyado por el Ingeniero Agrónomo Jorge Aguerre y el Ing. Agr. Rúben Arjeladet.

Vamos a estar trabajando en la prevención de las enfermedades podales en los ovinos.

Es una de las enfermedades que más pérdidas causan en ovinos por estar en una zona muy ovejera, una actividad prioritaria con una buena concurrencia fuera y dentro de los grupos.

-¿Actividades futuras a encarar?

-“Visita a predios de los productores exitosos, a decir como hace esta persona para que le vaya bien.

Qué podemos copiar, qué le podemos enseñar porque siempre hay un aprendizaje entre productores que es fundamental y otras actividades de capacitación que puedan ser la suplementación del manejo de carga sobre el campo natural, siembra de algún tipo de pastura, sobre todo mejoramientos extensivos que son bastante variados por suerte”.El Ingeniero Agrónomo Manuel Maldini se refirió a los proyectos del  que fueron presentados ante el Ministerio de Ganadería. Estuvo en nuestra localidad junto a otros ingenieros que brindaron sus reflexiones sobre esta reunión.

La misma se realizó en la Sociedad Fomento, donde participó un buen número de productores. Maldini fue invitado pero no participó en la disertación de técnicos, que era sobre el PIETIN. Maldini en la oportunidad expresó: “lo que estamos trabajando aquí es en lo que se denomina Ganaderos Familiares y Cambio Climático, que lo que busca es el fortalecimiento de los productores de cara al cambio climático, en el caso de esta zona, es investigar los suelos superficiales”.

El profesional explicó que trabaja en Colonia Lavalleja con dos grupos de productores, pero hay otros técnicos privados que están trabajando en Pueblo Olivera, Guaviyú de Arapey y la zona de basalto superficial de la zona de Salto, Tacuarembó y Artigas. También incluye una zona de lomadas del este en una parte de suelos superficiales. Al ser consultado por EL PUEBLO se refirió a los distintos temas abordados.

-¿En qué consiste esa gama de proyectos diseñados para los productores ganaderos?

-“El proyecto tiene dos componentes fundamentales que son: la inversión en los predios de cara a mejorar las posibilidades de los productores, no obstante a la seca donde puede haber inversiones en agua, en sombra, en mejorar el pastoreo del campo natural. Dos cuestiones que generan resistencia frente al cambio climático. Y después tienen un componente de capacitación y funcionamiento de grupo donde los técnicos también tratamos de ayudar a los productores que es para generar el conocimiento para el momento en ese plan de esa seca, agarrarlos mejor parados a los productores en general”.

-¿Qué tiene que hacer el productor para acceder a esos proyectos?

-“Los proyectos son financiados por fuentes internacionales, puede ser el Banco Mundial o el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) en el caso de ganaderos familiares y cambio climático es banco mundial, de donde vienen técnicos privados”.

-¿Cómo es el sistema?

-“Se trata de nuclear productores; si bien puede ser individual lo mejor es hacerlo en grupos y cada uno se identifica con el técnico privado; cuáles son sus limitantes dentro de su predio de cara a las próximas secas. Allí se hace un diagnóstico, se piensa en cómo levantar esas limitantes que existen en el diagnóstico.

Luego viene la parte de ejecución del proyecto. Aparte de esas limitantes, qué se puede hacer con las inversiones, en el caso de los productores chicos. Se les hace muy difícil y cuesta arriba hacer las inversiones en agua o en pasturas. Se trata de capacitarse para poder enfrentarse a ello.

Para adquirir ese proyecto, se puede constatar con los técnicos privados que estamos trabajando en la dirección general de desarrollo rural en Salto, donde hay un equipo de técnicos que están destinados a generar ese tipo de proyectos”.

-En sí ¿Cuáles han sido los proyectos? ¿Se ha trabajado más en la zona?

-“En este caso en Colonia Lavalleja, donde son predios chicos, más chicos de lo normal, no solo los productores familiares, sino que son productores muy pequeños. Las inversiones de estos proyectos responden a una infraestructura a largo plazo, todo lo que es agua, algo de lo que es sombra y algo de pasturas y alambrados, pero principalmente agua, hoy por hoy para un productor que maneja cuarenta o cincuenta hectáreas, es difícil acceder a un pozo semisurgente o a un buen molino con sus respectivos bebederos, tanque australiano. Es en el Pueblo Lavalleja en este caso, lo que más se ha hecho”.

-¿Cómo ha sido el 2014?

-“En el caso de los  grupos de Colonia Lavalleja en los que trabajo, nosotros estamos bastante conformes; los productores también tienen un plazo de un año y medio para ser ejecutados; empezamos en mayo y tenemos hasta noviembre del 2015. Para poder terminarlos, te diría que en el más del noventa por ciento de los casos ya que las inversiones en los predios están hechas, están funcionando. Gracias a Dios se plantea que no se va a presentar ninguna seca, según los pronósticos. Pero hoy los productores están mejor parados en este verano, que en los anteriores”.

-¿Se prevé algo para este año?

-Sí, tenemos que seguir con la ejecución de los proyectos. Si bien las inversiones están hechas, hay una parte muy importante, la de generar o transferir el conocimiento a los productores y eso sí hasta el fin del 2015, que es cuando termina el proyecto. A su vez hay un proyecto nuevo ahora, donde los grupos de Colonia Lavalleja ya se han vuelto a presentar. No se trata del cambio climático si no que más bien es un componente tecnológico, todo dispuesto para mejorar los manejos en los predios incluyendo aún más que los recursos naturales. En caso de que salga aprobado el proyecto se llevaría un año más de trabajo, seguramente hasta el 2016”.

Maldini señaló que para aquellos nuevos productores que no tienen mucha noción sobre lo que es ser un productor ganadero familiar de cuántas hectáreas comprende el mínimo y el máximo. Las condiciones para ser productor familiar, mínimas no hay, lo que hay es una restricción, el principal ingreso de una persona o el núcleo familiar, sea el campo donde se produce y los máximos que están fijados. En cuanto a la tierra, estamos hablando de los productores que tengan hasta 500 hectáreas con un índice 100 de promedio. Se puede tener hasta novecientas y algo de hectáreas y vivir a menos de 50 kilómetros de predio donde se piensan realizar las inversiones”.

-¿Qué actividad están realizando hoy?

-“Hoy estamos en una actividad del SUL, de los grupos pero en conjunto con el Secretariado Uruguayo de la Lana, donde están tres técnicos del staff del SUL, que son el Dr. Fierro, quien brindó la charla hoy, apoyado por el Ingeniero Agrónomo Jorge Aguerre y el Ing. Agr. Rúben Arjeladet.

Vamos a estar trabajando en la prevención de las enfermedades podales en los ovinos.

Es una de las enfermedades que más pérdidas causan en ovinos por estar en una zona muy ovejera, una actividad prioritaria con una buena concurrencia fuera y dentro de los grupos.

-¿Actividades futuras a encarar?

-“Visita a predios de los productores exitosos, a decir como hace esta persona para que le vaya bien.

Qué podemos copiar, qué le podemos enseñar porque siempre hay un aprendizaje entre productores que es fundamental y otras actividades de capacitación que puedan ser la suplementación del manejo de carga sobre el campo natural, siembra de algún tipo de pastura, sobre todo mejoramientos extensivos que son bastante variados por suerte”.