“Tenemos que mirar el todo y no las razones de cada uno”

“Pretender jugar mañana es una locura”, argumentó el presidente de Nacional, José Luis Pertusatti, cuando el sábado a la noche en la Liga Salteña de Fútbol, se resolvió postergar la segunda fecha para la liguilla. Los delegados no solo pensaron en las condiciones del campo de juego del Dickinson, sino en las cuestiones climáticas. “Tenemos que mirar el todo y no las razones de cada uno”, admitieron. Pero el presidente de la Liga, Luis Alberto Arreseigor, fue más concreto aún: “Puede ser la última chance de recaudar bien en la liguilla”.
Sobre este particular, la cuestión es una: si a primera hora empatan Universitario y Nacional, en tanto Ferro Carril derrota a Gladidador, el equipo de Joselo García será campeón de la liguilla a falta de una fecha. En ese caso la tercera, se limitará a un polo de interés: determinar si Nacional es tercero o cuarto y tiene derecho o no de jugar un partido adicional ante Ferro Carril, para resolver quien de los dos es el Campeón Salteño de la temporada 2015.
Es obvio que a los efectos económicos, “la conveniencia” no es otra: que Ferro no derrote a Gladiador, más allá del resultado de primera hora entre rojos y tricolores.