¡Tirá para arriba!

Salto inicia la semana clave y tiene un sueño para amparar: la vuelta del “Tití” Leguìsamo.

Cuentan que al llegar al vestuario de Salto, tras la conclusión del partido de ida ante Maldonado, Alcides Edgardo Nieto, fue breve en el apunte: “No estuvo mal, pero pudo estar mejor”. El DT hacía alusión a la derrota por 2 a 1 en suelo fernandino, consumada en los 17′ del final. El hecho es que hoy martes, cuando la selección baje al Dickinson por primera vez después de la fatigosa excursión a Maldonado y Nieto plantee aspectos de pro y contra luego de los 90′ en el Estadio “Domingo Burgueño Miguel”, surgirá la puesta a punto desde los dos frentes: el del entrenador y el de los jugadores.
Hoy en tanto, se resolverá el día y el horario del partido en términos oficiales, pero de lo que no hay dudas es que la selección no piensa dar “un tranco de ventaja” luego de la caída, porque ahora trasciende la verdad irrebatible de volver a ser.
ENTONCES, LUIS LEGUÍSAMO
La ausencia del goleador del seleccionado en el juego del pasado domingo, como consecuencia del percance de salud padecida. La ilusión que el “Tití” pueda ser uno más en el plantel y apuntar al retorno, en un partido clave. El seguimiento médico ha sido real y la evolución se fue plasmando gradualmente. Con Leguísamo en cancha, mayor potencia ejecutiva. Sus 6 goles lo sindican como el máximo ejecutor de piolas contrarias.
A partir de hoy, Nieto aportará señales sobre la integración. Salto tendrá que “tirar para arriba” y con todos los pulgares en una misma dirección.
EL “Bujía” proyecta por lo menos dos sesiones de fútbol, para acomodar el equipo a la nueva circunstancia. “La reacción no tiene tiempo de espera y eso bien que lo sabemos. Después de una derrota, corregir lo que se hizo mal y ratificar lo positivo. Eso haremos”.