Todas la voces Blancos, demos vuelta nuestra bandera Por Pablo Bonet, edil de la lista 92 del Partido Nacional

En los años de revoluciones, cuando el Partido Nacional se revelaba, los caudillos mandaban a dar vuelta nuestra bandera poniendo el azul arriba y el blanco abajo como señal de revuelta.
Hoy, los blancos en Salto debemos dar vuelta nuestra bandera, porque debemos entrar en un proceso de revolución. No contra quien ganó las elecciones que lo hizo en todo su derecho y a quien felicitamos públicamente y le deseamos una buena gestión, sino que debemos entrar en revolución interna, como señal de renovación, de cambio.
Hoy los blancos debemos comenzar una nueva etapa. Dejar atrás viejas estructuras militantes, y comenzar a estructurar un nuevo partido.
Creemos que la derrota, tal como se dio, tiene varios motivos, externos al partido e internos.
De nada serviría pensar únicamente cuáles son aquellos factores externos que nos llevaron a perder y referirnos a ellos como los principales. Todo lo contrario, si damos vuelta la bandera en señal de revolución, ahora es una revolución interna, entendida esta como una nueva etapa, con una fuerte autocrítica, con renovación de actitudes, con una potenciación de la militancia, con un profundo cambio de mentalidad a la hora de la acción.
No es el momento de escarbar en las heridas, sino que es el momento de curarlas y seguir adelante.
Como expresa Mario Benedetti en su poema “No te salves”: “No te quedes al borde del camino…  no busques del mundo solo un rincón tranquilo… no dejes caer los párpados pesados como juicio…”.
Hoy debemos buscar mayor compromiso, mayor militancia y acción. No podemos quedar al borde del camino, no ocultarnos en un rincón tranquilo.
¡Vamos blancos!. ¡Fuerza!. En nosotros está el escribir los próximos capítulos de esta historia.
Es el comienzo de nuestra revolución, la debemos hacer con esperanza y con mucha alegría. No dejando a nadie afuera, pero cambiando mucho.
Blancos, demos vuelta nuestra bandera, nuestra revolución comienza hoy.