Todos los partidos políticos reaccionaron en procura de soluciones para que Aldeas de la Bondad no cierre en Salto

Como informara EL PUEBLO en su edición del pasado 3 de octubre, peligra el destino de 108 personas que se encuentran internadas en Aldeas de la Bondad (Salto y Paysandú), así como también la fuente de trabajo de 253 personas, según denunció el sindicato de trabajadores a través de su representante Fabián Medina.
Esto llevó a que los distintos partidos políticos se movilizaran tratando de hacer gestiones a todo nivel, sea con las autoridades del INAU como con el propio Ministerio de Desarrollo Social (MIDES). Por un lado, el mismo lunes 3, en horas de la tarde, los trabajadores fueron recibidos por el presidente de la Junta Departamental, Alberto Villas Boas, quien junto con ediles de la Corporación, recibieron las inquietudes de los trabajadores. Unas horas más tarde, sería la Mesa Política del Frente Amplio la que recibiría al sindicato.
El miércoles 5, la diputada frenteamplista Manuela Mutti informó a través de su cuenta de Facebook, que se había reunido con representantes del sindicato de trabajadores, a quien recibió en el Parlamento, y realizó algunas gestiones que abrieron una puerta de esperanza.
El jueves 6, la edil colorada María de los Ángeles Márquez, haciendo uso de la palabra en la media hora previa de la sesión ordinaria de la Junta Departamental, planteó el doble problema que traería aparejado cerrar Aldeas de la Bondad y dejar de prestar los servicios a las personas internadas, así como la pérdida de las fuentes de trabajo.
Esta semana, la representante de la Lista 58 del Partido Nacional, María Eugenia Almirón, informó a EL PUEBLO de las gestiones realizadas con la diputada nacionalista Gloria Rodríguez, quien en forma inmediata realizó un planteo en la órbita parlamentaria y un pedido de informes al MIDES.
Si bien se observa una rápida respuesta del sistema político salteño ante una situación crítica en una organización que presta cuidados de salud a pacientes con severas patologías desde hace más de 30 años, las mismas se han realizado de manera independiente, sin aunar esfuerzos siquiera en la coordinación de los planteos.
TRABAJAR UNIDOS
La edil Márquez tras plantear con detalle la problemática de los internos y de los trabajadores de Aldeas de la Bondad, reclamó en su exposición “que se trabaje unidos, en primer lugar, para que no se cierre, y si es inminente esta decisión”, que por lo menos “se ayude a la Asociación Civil Rincón de Esperanza –que es una asociación que han conformado los funcionarios- para que se puedan presentar a licitación para que puedan hacerse cargo de 46 internos que podrían quedar en el departamento”.
Márquez denunció que “los funcionarios ni siquiera fueron recibidos por la Directora del Departamento de Desarrollo Social. Varias veces le pidieron entrevista, a ella, al Intendente; nunca los atendieron. Y acá no es cuestión de echarse culpas, de que si INAU manda menos plata, de que si el gremio exige mucho, de que si la Fundación gestionó mal”. Pareciera que “se van pasando la pelota unos a otros y el problema es que se cierra en Salto”.
BLANCOS PREGUNTAN
La dirigente Almirón explicó a EL PUEBLO que la diputada Gloria Rodríguez realizó un pedido de informes al MIDES preguntándose “si se dispuso en los últimos 10 años la instalación de algún interventor o interventores dentro de la Fundación. De ser afirmativa la respuesta: informar las razones por la que se dispuso la misma. Balance económico de la Fundación que el equipo interventor elaboró, así como las sugerencias realizadas para la mejora de la gestión. Indicar si el INAU acató y cumplió con las sugerencias realizadas por los interventores. De ser negativa la respuesta, indicar las causas por las cuales no se cumplieron dichas exposiciones”.
UNA PUERTA
DE ESPERANZA
La diputada oficialista Manuela Mutti dejó abierta una puerta de esperanza desde su muro de Facebook al escribir: “Contentos porque el diálogo entre INAU y los trabajadores de Aldea de la Bondad llegó a buenas perspectivas. Se mantienen los tres proyectos Paysandú y los dos en Montevideo en atención a la discapacidad y se negociará una propuesta para Salto si cumplen los requisitos.
Quedaron en trabajar en conjunto INAU y el sindicato para la salida de las personas con discapacidades hacia Montevideo. No va a ser fácil, pero existen y se establecieron buenos canales de comunicación y negociación. Gracias a INAU y a los trabajadores que emprendieron tal compromiso!.»
n