Tomaban mate en la puerta de la casa, entraron y dejaron una cartera con 10 mil pesos, al salir se la habían llevado

En el interior de una casa de la zona céntrica, se produjo el robo de una serie de efectos que estaban en el dormitorio de la misma. Si bien los moradores de la vivienda no se encontraban cuando ocurrió el hecho, pudieron saber lo que había pasado, luego que una de las integrantes de la familia ingresara al dormitorio y notara la falta de una computadora portátil, dando aviso a su padre quien luego de revisar el lugar, encontró que además le faltaban otros objetos.
La denuncia fue presentada ante la Seccional Primera de Policía, cuando un hombre de 51 años de edad, responsable de una casa de la zona céntrica, expresó que sobre las cinco de la tarde, su hija de 18 años de edad, que en ese momento estaba acompañada por tres jóvenes, llegaron a la finca, ingresando a la misma.
Una vez en el interior del hogar, ubicado en la zona céntrica de nuestra ciudad, ingresaron al dormitorio de la misma donde notaron la falta de su computadora Notebook marca Toshiba de color gris con partes rosadas.
Aunque además notaron el robo de dinero de unos $ 2.500 pesos uruguayos, una tablet marca Samsumg de color negra, una serie de joyas, una cámara digital Samsung de color rosada con gris, una mochila marca Head rosada y un par de championes marca Nike de colores rojo y gris.
Tras esto, los damnificados evaluaron la totalidad del perjuicio en una cifra cercana a los 3.500 dólares, agregando que al lugar, los delincuentes ingresaron por la puerta principal de la finca, la que no estaría forzada, al igual que las ventanas.
Luego de que los funcionarios realizaran un relevamiento de lo ocurrido, expresaron haber divisado  a un hombre morocho, de unos 20 años de edad, de pelo negro largo, de buzo rojo y vaquero jeans, que habría ingresado en horas de la tarde, estando unos diez minutos en el lugar y que luego se retiró con una bolsa. Ahora los efectivos continúan con las averiguaciones del caso.
EN LA PUERTA
El robo de una cartera que contenía una suma de dinero, además de teléfonos celulares y otros objetos de valor, se produjo de manera casi insólita, por el descuido de sus propietarios. Ocurrió el domingo a la noche en una vivienda de un barrio de la zona sur de la ciudad, cuando los damnificados se encontraban tomando mate en la puerta de su casa y en un momento determinado decidieron ir adentro, dejando la cartera con todos los objetos en la puerta de la casa. Claro que al salir, la misma ya no estaba.
La denuncia fue radicada en la Seccional Tercera de Policía el pasado domingo por la noche. Faltando pocos minutos para la medianoche, una mujer de 41 años de edad, expresó que se encontraba en su domicilio ubicado en el Barrio Minervini junto a su esposo, en el frente de su casa, tomando mate.
Pero señaló a la policía en su denuncia, que en un momento dado decidieron ingresar ambos a la finca a tomar agua, dejando afuera las sillas, el mate y una cartera de cuero de color marrón, mediana, conteniendo en su interior un monedero estampado con flores, con la suma de diez mil pesos uruguayos ($ 10.000), además de los documentos de identidad de ambos, dos teléfonos celulares, uno Marca Samsung de color negro y el otro Marca Nokia, del mismo color, ambos táctil y al regresar al frente de la finca para seguir mateando, no se encontraba más la cartera en cuestión, desconociendo por completo, quiénes podrían ser los autores del Hurto.
Ahora la policía practica las averiguaciones del caso.
n

En el interior de una casa de la zona céntrica, se produjo el robo de una serie de efectos que estaban en el dormitorio de la misma. Si bien los moradores de la vivienda no se encontraban cuando ocurrió el hecho, pudieron saber lo que había pasado, luego que una de las integrantes de la familia ingresara al dormitorio y notara la falta de una computadora portátil, dando aviso a su padre quien luego de revisar el lugar, encontró que además le faltaban otros objetos.

La denuncia fue presentada ante la Seccional Primera de Policía, cuando un hombre de 51 años de edad, responsable de una casa de la zona céntrica, expresó que sobre las cinco de la tarde, su hija de 18 años de edad, que en ese momento estaba acompañada por tres jóvenes, llegaron a la finca, ingresando a la misma.

Una vez en el interior del hogar, ubicado en la zona céntrica de nuestra ciudad, ingresaron al dormitorio de la misma donde notaron la falta de su computadora Notebook marca Toshiba de color gris con partes rosadas.

Aunque además notaron el robo de dinero de unos $ 2.500 pesos uruguayos, una tablet marca Samsumg de color negra, una serie de joyas, una cámara digital Samsung de color rosada con gris, una mochila marca Head rosada y un par de championes marca Nike de colores rojo y gris.

Tras esto, los damnificados evaluaron la totalidad del perjuicio en una cifra cercana a los 3.500 dólares, agregando que al lugar, los delincuentes ingresaron por la puerta principal de la finca, la que no estaría forzada, al igual que las ventanas.

Luego de que los funcionarios realizaran un relevamiento de lo ocurrido, expresaron haber divisado  a un hombre morocho, de unos 20 años de edad, de pelo negro largo, de buzo rojo y vaquero jeans, que habría ingresado en horas de la tarde, estando unos diez minutos en el lugar y que luego se retiró con una bolsa. Ahora los efectivos continúan con las averiguaciones del caso.

EN LA PUERTA

El robo de una cartera que contenía una suma de dinero, además de teléfonos celulares y otros objetos de valor, se produjo de manera casi insólita, por el descuido de sus propietarios. Ocurrió el domingo a la noche en una vivienda de un barrio de la zona sur de la ciudad, cuando los damnificados se encontraban tomando mate en la puerta de su casa y en un momento determinado decidieron ir adentro, dejando la cartera con todos los objetos en la puerta de la casa. Claro que al salir, la misma ya no estaba.

La denuncia fue radicada en la Seccional Tercera de Policía el pasado domingo por la noche. Faltando pocos minutos para la medianoche, una mujer de 41 años de edad, expresó que se encontraba en su domicilio ubicado en el Barrio Minervini junto a su esposo, en el frente de su casa, tomando mate.

Pero señaló a la policía en su denuncia, que en un momento dado decidieron ingresar ambos a la finca a tomar agua, dejando afuera las sillas, el mate y una cartera de cuero de color marrón, mediana, conteniendo en su interior un monedero estampado con flores, con la suma de diez mil pesos uruguayos ($ 10.000), además de los documentos de identidad de ambos, dos teléfonos celulares, uno Marca Samsung de color negro y el otro Marca Nokia, del mismo color, ambos táctil y al regresar al frente de la finca para seguir mateando, no se encontraba más la cartera en cuestión, desconociendo por completo, quiénes podrían ser los autores del Hurto.

Ahora la policía practica las averiguaciones del caso.