Trabajaba en el fondo de su casa mientras le abrían la caja y le robaban dinero, joyas y un arma

Con la puerta abierta, ni se enteró

Los descuidos pueden ser tremendos, máxime si los dejamos servidos en bandeja como para que las cosas pasen sin mayores inconvenientes. Así le pasó a un hombre de 61 años de edad, que vive solo en su casa de la avenida Blandengues al 600, el que se expuso, sin quererlo, al rápido accionar de los delincuentes.

En esta oportunidad, los delincuentes entraron al interior de la vivienda en el momento en el que el dueño de casa se encontraba trabajando en el fondo. Tranquilos, confiados en que nada los detenía, los delincuentes le abrieron la caja fuerte, la que estaba sin seguridad alguna y se llevaron desde su interior una considerable suma de dinero, joyas y un arma.

Luego se fueron por donde entraron y el damnificado ni se inmutó hasta que se dio cuenta que lo habían robado, denunció el hecho, la policía tiene sospechas, pero aún así el hecho ya está consumado.

EL ROBO

La tarde del sábado era ideal, propia de una jornada de primavera. Por eso mucha gente aprovechó la oportunidad para realizar tareas domésticas. Entre ellos, un hombre de 61 años de edad, que vive solo en una casa de la avenida Blandengues al 600, se encontraba realizando labores en el fondo de su casa.

Como de costumbre, la puerta se encontraba abierta y en su lugar había un mosquitero, con marco de madera.

Entre las cuatro y media de la tarde y las cinco y media, el dueño de casa dejó así las cosas y se fue al patio trasero. Desde allí, realizó tareas y cuando volvió a subir a la parte principal de su finca se llevó la sorpresa.

Los delincuentes dejaron la huella. Entraron rompiendo el mosquitero de la casa, aprovechando que no había nadie y revisaron toda la casa. En ella se encontraba la caja fuerte abierta y adentro, la suma de 15 mil pesos uruguayos, varias joyas y un revólver del cual el damnificado no recuerda la marca ni sabía su calibre, fueron  el botín con el que se alzaron los autores del robo.

La Policía de la Seccional Segunda en conjunto con funcionarios de la Policía Técnica, concurrieron hasta el lugar y realizaron un relevamiento fotográfico. Ahora investigan los hechos para poder dar con los autores del caso.

VARIOS ACCIDENTES Y OTROS HECHOS

Además de este caso concreto, durante el fin de semana se registraron diversos hechos de violencia, además de algunos accidentes de tránsito que tuvieron como desenlace a personas lesionadas.

Entre los casos más comunes, la Policía detuvo a una cantidad importante de personas por estar vinculadas a diferentes casos de desorden en la vía pública y por presentar problemas entre vecinos, algunas de ellas convertidas en riñas callejeras ya conocidas por la Policía, en algunos barrios de la ciudad.

Asimismo, también se registraron varias denuncias por casos de violencia doméstica pero ninguno de ellos pasó a mayores. Discusiones familiares y algunas resoluciones judiciales incumplidas fueron los casos más comunes. En materia de accidentes de tránsito, al menos cinco hechos de esta naturaleza fueron denunciados. En todos ellos hubo personas lesionadas pero ninguno revistió gravedad.

La Policía sacó a la calle a unos 200 efectivos policiales los que fueron distribuidos en distintos puntos de la ciudad durante las jornadas del fin de semana, a los que se sumaron las guardias apostadas en los diferentes escenarios deportivos de la ciudad ayer domingo.