Tres personas estuvieron varias horas atrapadas bajo los escombros de una tapera que se derrumbó en San Antonio

Un vecino de la zona escuchó los gritos y acudió a ayudarlos, las personas fueron internadas

Una historia de película vivieron tres personas que viven cerca de la localidad de San Antonio en la pasada jornada. Se trata de tres jóvenes de entre 18 y 25 años aproximadamente que concurrieron, dos de ellos en moto hasta una derruida tapera que quedaba campo adentro en las inmediaciones del kilómetro 13 de la Ruta 31.
La finalidad de los mismos era hacerse de algunos ladrillos que se encontraban en la finca abandonada y utilizar los mismos en su provecho. Pero una singular situación ocurrió en ese momento.
Fue cuando de pronto, estando ellos en el interior del lugar, sobre las cuatro y media de la tarde aproximadamente según le relataran más tarde a la Policía, los restos de lo que fue una vivienda en su momento, se les vinieron encima, al desplomarse las añejas paredes del lugar y ellos quedaron atrapados debajo de los escombros.

La precaria estructura se derrumbó cuando en su interior se encontraban las tres personas

La precaria estructura se derrumbó cuando en su interior se encontraban las
tres personas

Estas tres personas vivieron momentos de angustias y drama luego de pasar alrededor de tres horas aproximadamente debajo de los escombros, pegando gritos de desesperación para recibir ayuda, según relataron a EL PUEBLO fuentes policiales, que fueron consultadas en el lugar de los hechos.
POR UN VECINO
Pero tras pasar al menos tres horas gritando y gimiendo por el dolor y la desesperación de lo que estaban pasando, un vecino del lugar que venía en su cosechadora, pasó por el lugar y notó la existencia de una moto en las afueras de la vivienda, pero tampoco les prestó demasiada importancia porque adujo que por lo general anda gente en la zona.
Cuando al llegar a su casa y apagar la pesada maquinaria que conducía escuchó gritos de pedido de auxilio, por lo cual concurrió al lugar por un camino a campo traviesa y allí se encontró con las tres personas que estaban bajo los escombros, relataron a este diario fuentes directas del asunto.
Al encontrarse con ese panorama, el vecino del lugar llamó a la Policía y luego de concurrir al lugar un móvil de la Seccional Sexta, donde requirió de la intervención del cuerpo de Bomberos para poder extraer desde los escombros a las tres personas.
Las tres personas fueron hospitalizadas y resultaron con politraumatismos, aunque ninguno de ellos presentaba riesgo de muerte. La última persona retirada habría sido la más herida de todos, informaron a EL PUEBLO la fuentes de la investigación.
Se trata de tres personas que viven en las inmediaciones del lugar y usualmente concurren a ese predio con algunos animales para cuidarlos.