Tribunal argentino decreta la imprescriptibilidad de delitos de corrupción

Buenos Aires, 7 oct (EFE).- Un tribunal federal argentino evitó hoy que prescriban los delitos que se le imputan a varios implicados en una trama de corrupción de 2001, una resolución pionera que sienta un precedente en la jurisprudencia del país para evitar que estas prácticas queden exentas de penas por el paso del tiempo.
La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata confirmó la apelación que presentó ante la Justicia la diputada Elisa Carrió después de que un tribunal aceptara anular las imputaciones de varios implicados en una causa por delitos de corrupción ocurridos durante el famoso ‘corralito’ de 2001.
En el auto, publicado hoy en el Centro de Información Judicial (CIJ), los jueces que integran el tribunal, Leopoldo Schiffrin, César Álvarez y Olga Ángela Calitri, consideran que la resolución busca «impedir la impunidad que muchas veces deriva de la prolongación excesiva de los procesos de corrupción».
Según el criterio de los magistrados, los imputados en la causa, conocida como ‘Miralles’ maniobraron para alargar el proceso mediante la presentación en numerosas ocasiones de documentación falsa o el pedido de recursos con argumentos jurídicos infundados.
Desde que comenzó la causa pasaron más de diez años durante los cuales falleció el principal involucrado, el exjuez Julio Miralles, investigado por conceder amparos judiciales en tiempo récord durante la última gran crisis económica en Argentina o habilitar la instalación de casinos fuera de su jurisdicción.
Pasada una década del inicio del proceso judicial, el resto de imputados pidieron la prescripción de sus delitos tras ser llamados a declaración indagatoria, una citación que volverá a ser efectiva después de la decisión del tribunal federal.
Carrió, que se incorporó a la causa como «amicus curiae» -amiga del tribunal-, celebró el pronunciamiento de la Justicia: «Aún en la enfermedad, mi felicidad es extrema», escribió en Twitter la diputada de la Coalición Cívica (integrante del oficialista frente Cambiemos), convaleciente en el hospital después de haberse sometido a una operación de corazón en los últimos días.