Turismo creció este año en el Este pero los comerciantes quieren hacer la temporada

El turismo es la segunda fuente de ingresos en el Uruguay después del sector agropecuario. La industria sin chimenea fue aumentando en las últimas décadas, con la puesta a punto de distintos destinos, además de permitir un avance en las inversiones para generar infraestructura que pueda contener una mayor demanda, y en muchos casos apuntando a un turismo clase A.
Esa oferta, si bien está vigente todo el año, es en este mes de enero especialmente, cuando se encuentra el punto alto de la temporada estival, donde el país viene recibiendo a miles de visitantes.  Por más que en Salto lo vivamos a 600 kilómetros de distancia, sin ver un ápice las hermosas playas que tiene el país y padeciendo un calor totalmente distinto y sofocante, enero es el mes del turismo para el Uruguay y es donde además, según la calidad del servicio que se brinde, se juega la vida la marca turística del país.
Aunque los precios son todo un tema, los comerciantes quieren ganar en dos semanas lo que no pueden generar en todo el año y esto ha traído controversias, debido a que la oferta turística termina volviéndose más cara que la de la región. Este tipo de cosas no deben ser copiadas en nuestra pequeña oferta turística salteña, porque de lo contrario el poco turismo que tenemos, que encima es turismo interno, se reducirá al de la ciudad, si levantamos los precios, que lo único que compran en las termas los salteños es la entrada si al final después de tanto tramitar, no pudieron conseguirla gratis.
Por eso en esta entrega de nuestra sección semanal Detrás de los Números, hablaremos de los números que fueron dados a conocer por el gobierno en las últimas horas sobre la actual temporada y la contracara de los mismos, como lo son algunos precios que se han dado a conocer en las últimas horas.
LO QUE DICE
EL GOBIERNO
Según afirmó la ministra de Turismo, Liliám Kechichián ayer en el canal por internet del diario El Observador, con relación al año pasado, la temporada turística del presente año creció en un 6% en los primeros 10 días de enero.
La ministra Kechichián, quien habló sobre la promoción del turismo en el referido portal informativo, dijo que en relación al 2014, se destaca una presencia mayor de argentinos y muchos brasileños.
Asimismo, brindando cifras reales del ingreso de turistas al país, el gobierno dice que sin contar a los uruguayos que viven en el exterior, llegaron unas 140.000 personas en los primeros 10 días del presente año.
Los datos totales del 2014 cerrado todavía no están listos, pero señaló que en el caso de los brasileños aumentó de más de 390.000 a 470.000 en un año, a los que se le suman 200.000 que cruzan la frontera para hacer compras, y 150.000 aproximadamente en cruceros.
En ese aspecto, esperan que cerrado enero hayan ingresado más de 250 mil personas en calidad de turistas desde el exterior, a lo que se le deben sumar las personas que son uruguayos pero que viven en el extranjero y que también concurren a vacacionar al este del país, principalmente a Punta del Este y también debe tenerse en cuenta a las personas que hacen turismo interno y que deciden irse al balneario esteño para pasar sus vacaciones.
Pero a todo esto, tenemos el tema de los precios que imponen los comercios del Este del país, los que marcan la tendencia de la temporada y generan el cliché de que venir al Uruguay para los que viven en el extranjero, o ir a Punta del Este, para los que vivimos acá, es más caro que vacacionar en la región e incluso en el Caribe o Miami (Estados Unidos) donde con lo que se paga el alquiler de una casa en el Este, un matrimonio puede comprar pasajes aéreos y vacacionar dos semanas en hoteles cuatro estrellas a menor precio.
Días pasados, un salteño que estuvo de paso por el Este informó desde su cuenta en la red social twitter, que el desayuno en un restaurante del principal balneario uruguayo le había costado 500 pesos. El hombre se había limitado a comer una medialuna de jamón y queso, a tomar un jugo de naranja y a beber un capuccino, todo por ese precio. Y otro fotografió el ticket de haber pagado 100 pesos una botella chica de agua mineral en la playa.
Así las cosas, el turismo debe ser tenido en cuenta como una de las principales fuentes de ingresos del país, sin embargo lo tomamos como la oportunidad de ganar dinero y desplumar a quienes vienen al país a tratar de entretenerse. Lindo nos va a ir si seguimos con esa viveza criolla, que tarde o temprano hará que las playas se pueblen de turismo interno, de ese que tenemos en Salto en cada temporada y que no dejan más que lo suficiente, sobre todo a los supermercados.

El turismo es la segunda fuente de ingresos en el Uruguay después del sector agropecuario. La industria sin chimenea fue aumentando en las últimas décadas, con la puesta a punto de distintos destinos, además de permitir un avance en las inversiones para generar infraestructura que pueda contener una mayor demanda, y en muchos casos apuntando a un turismo clase A.

Esa oferta, si bien está vigente todo el año, es en este mes de enero especialmente, cuando se encuentra el punto alto de la temporada estival, donde el país viene recibiendo a miles de visitantes.  Por más que en Salto lo vivamos a 600 kilómetros de distancia, sin ver un ápice las hermosas playas que tiene el país y padeciendo un calor totalmente distinto y sofocante, enero es el mes del turismo para el Uruguay y es donde además, según la calidad del servicio que se brinde, se juega la vida la marca turística del país.

Aunque los precios son todo un tema, los comerciantes quieren ganar en dos semanas lo que no pueden generar en todo el año y esto ha traído controversias, debido a que la oferta turística termina volviéndose más cara que la de la región. Este tipo de cosas no deben ser copiadas en nuestra pequeña oferta turística salteña, porque de lo contrario el poco turismo que tenemos, que encima es turismo interno, se reducirá al de la ciudad, si levantamos los precios, que lo único que compran en las termas los salteños es la entrada si al final después de tanto tramitar, no pudieron conseguirla gratis.

Por eso en esta entrega de nuestra sección semanal Detrás de los Números, hablaremos de los números que fueron dados a conocer por el gobierno en las últimas horas sobre la actual temporada y la contracara de los mismos, como lo son algunos precios que se han dado a conocer en las últimas horas.

LO QUE DICE EL GOBIERNO

Según afirmó la ministra de Turismo, Liliám Kechichián ayer en el canal por internet del diario El Observador, con relación al año pasado, la temporada turística del presente año creció en un 6% en los primeros 10 días de enero.

La ministra Kechichián, quien habló sobre la promoción del turismo en el referido portal informativo, dijo que en relación al 2014, se destaca una presencia mayor de argentinos y muchos brasileños.

Asimismo, brindando cifras reales del ingreso de turistas al país, el gobierno dice que sin contar a los uruguayos que viven en el exterior, llegaron unas 140.000 personas en los primeros 10 días del presente año.

Los datos totales del 2014 cerrado todavía no están listos, pero señaló que en el caso de los brasileños aumentó de más de 390.000 a 470.000 en un año, a los que se le suman 200.000 que cruzan la frontera para hacer compras, y 150.000 aproximadamente en cruceros.

En ese aspecto, esperan que cerrado enero hayan ingresado más de 250 mil personas en calidad de turistas desde el exterior, a lo que se le deben sumar las personas que son uruguayos pero que viven en el extranjero y que también concurren a vacacionar al este del país, principalmente a Punta del Este y también debe tenerse en cuenta a las personas que hacen turismo interno y que deciden irse al balneario esteño para pasar sus vacaciones.

Pero a todo esto, tenemos el tema de los precios que imponen los comercios del Este del país, los que marcan la tendencia de la temporada y generan el cliché de que venir al Uruguay para los que viven en el extranjero, o ir a Punta del Este, para los que vivimos acá, es más caro que vacacionar en la región e incluso en el Caribe o Miami (Estados Unidos) donde con lo que se paga el alquiler de una casa en el Este, un matrimonio puede comprar pasajes aéreos y vacacionar dos semanas en hoteles cuatro estrellas a menor precio.

Días pasados, un salteño que estuvo de paso por el Este informó desde su cuenta en la red social twitter, que el desayuno en un restaurante del principal balneario uruguayo le había costado 500 pesos. El hombre se había limitado a comer una medialuna de jamón y queso, a tomar un jugo de naranja y a beber un capuccino, todo por ese precio. Y otro fotografió el ticket de haber pagado 100 pesos una botella chica de agua mineral en la playa.

Así las cosas, el turismo debe ser tenido en cuenta como una de las principales fuentes de ingresos del país, sin embargo lo tomamos como la oportunidad de ganar dinero y desplumar a quienes vienen al país a tratar de entretenerse. Lindo nos va a ir si seguimos con esa viveza criolla, que tarde o temprano hará que las playas se pueblen de turismo interno, de ese que tenemos en Salto en cada temporada y que no dejan más que lo suficiente, sobre todo a los supermercados.

Los Números:

140 mil extranjeros al Este este año

250 mil prevén al final de enero

400 mil fueron en la temporada 2014

500 pesos un desayuno en Punta

100 pesos un agua chica en la playa