Un actual diputado presentó en Salto una llamada Corriente Social Cristiana que actuará en filas del Partido Nacional

El diputado Carlos Iafigliola estuvo en reciente visita en nuestra ciudad presentando la Corriente Social Cristiana, que con la Lista 252, milita en filas del Partido Nacional.
- ¿Qué es la Corriente Social Cristiana?
– Es una corriente política, que como su nombre lo indica, es de pensamiento socialcristiano desde el punto de vista ideológico y filosófico. En Uruguay el pensamiento socialcristiano tiene una rica historia desde la Unión Cívica. La corriente socialcristiana se incorpora al Partido Nacional en el año 2003, llevando una visión muy particular de la

Perfil de Carlos Iafigliola Casado, tiene dos hijas. Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser jugador de fútbol. Es hincha de Peñarol. Dice no tener ninguna asignatura pendiente, se siente feliz con la vida que ha tenido. ¿Una comida? Ensaladas. ¿Un libro? De los últimos que he leído es el de la muerte de Villanueva Saravia. ¿Una película? La noche de los lápices. ¿Qué música escucha? Toda. ¿Qué le gusta de la gente? Poder compartir cosas, la comunicación. ¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo.

Perfil de Carlos Iafigliola
Casado, tiene dos hijas. Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser jugador de fútbol. Es hincha de Peñarol. Dice no tener ninguna asignatura pendiente, se siente feliz con la vida que ha tenido.
¿Una comida? Ensaladas. ¿Un libro? De los últimos que he leído es el de la muerte de Villanueva Saravia. ¿Una película? La noche de los lápices. Qué música escucha? Toda. ¿Qué le gusta de la gente? Poder compartir cosas, la comunicación. ¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo.

vida, de la sociedad, de los distintos temas, como el trabajo, la educación. Una visión socialcristiana que no es otra que la visión fundacional de nuestra patria. Es decir, nuestra patria está muy ligada a los valores socialcristianos. Lo que hacemos entonces es incorporarnos a la vida política con esa visión, desde donde vamos aportando desde hace 14 años, siempre dentro del Partido Nacional. En estos últimos tiempos nos hemos dedicado a abrir agrupaciones en el interior del país.
- Hace poco hubo un debate ante la aparición de una bancada de legisladores unidos por la religión donde establecieron como principio que ante todo proyecto de ley, votarían de acuerdo a lo que les dicte la fe y no a los principios republicanos.
– Lo anecdótico de ese episodio tiene que ver con una frase que dijo quien fue electo presidente de la Cámara de diputados en el período pasado, Gerardo Amarilla, que es evangélico, y él hizo una referencia a Dios, no a los principios, sino que la ley de Dios estaba antes que la ley de la República. En realidad se interpretó mal porque quien conoce al diputado Amarilla sabe que es un hombre de Derecho, republicano, que ama la libertad y la Democracia. Lo que también se ha dado en este tiempo, por la incorporación de algún diputado de raíz evangélica, se habló de que se habría conformado una bancadita cristiana dentro de la Cámara. No se llegó a armar nada de eso, lo que pasa es que naturalmente quienes tienen el mismo pensamiento, o en este caso, la misma convicción de fe, tenemos cierta afinidad, pero no se llegó a armar ninguna bancada.
Esto me sirve para aclarar que nuestra corriente política no es un movimiento confesional, es decir, no somos un movimiento que dependa o derive de una iglesia en particular. Yo soy un hombre de fe, estoy vinculado desde hace muchísimos años a la Iglesia Católica, soy un militante laico de la Iglesia Católica, pero no hay una vinculación, no somos la polea en la política de ninguna iglesia en particular, lo que si levantamos son los valores socialcristianos. Acá hay gente de fe y hay gente que quizás no tenga militancia en ninguna iglesia pero que tienen una adhesión fuerte a los valores que levantamos, como la defensa de la vida y de la familia, y por eso están con nosotros.
- ¿Dónde se ubica esta corriente? ¿Más cerca de Alianza Nacional o más cerca del Herrerismo?
– Hoy estamos siendo parte del espacio «Todos» del senador Lacalle Pou. Pero este es un grupo que ha mostrado siempre mucha independencia a la hora de actuar y marcar posición sobre los distintos temas, y no hemos tenido ningún problema en marcar esas diferencias a la interna del partido –hace muchos años que soy convencional departamental y nacional-, siempre tuvimos una actitud bastante orejana dentro del partido porque obviamente, en algún momento tenemos que tomar decisiones.
El Partido Nacional tiene hoy dos principales abanderados, que son Larrañaga y Lacalle Pou, pero eso no quita que puedan surgir otros. Nuestra corriente siempre estará levantando y sosteniendo nuestros valores y principios que no los negociamos con nadie. En segundo lugar, nos encontrará trabajando por el partido. Y en tercer lugar, viendo dentro del partido cuáles son esos compañeros que pueden ser los mejores abanderados para que pueda ganar en una contienda electoral el Partido Nacional. Pero más que casados con un sector, estamos identificados con el socialcristianismo dentro del Partido Nacional.
- Esta Corriente Social Cristiana dentro del Partido Nacional se identifica también desde hace años con un número, que por lo que sabemos, tiene también su historia. ¿Por qué el 252 como número de esta corriente?
– Estuve durante años trabajando haciendo ruta, laboralmente siempre estuve vinculado a la actividad privada. Yo había pedido la incorporación al Partido Nacional en el año 2003, y un día haciendo ruta, trabajando, recibo una llamada, paro el auto en el costado de la ruta y me confirman que mi agrupación había sido aceptada y que tenía todo para empezar a militar en el Partido Nacional, y ya me hablan de reservar un número. En el lugar donde paro el auto, que para mí fue un signo de Dios, fue en el mojón 252, y me piden un número que yo ni idea tenía, y estaba el mojón 252, que me pareció un número lindo, simpático, y contesté, 252. Estaba libre y lo incorporamos como número.
A partir de ahí, en todas las elecciones que hemos participado desde el 2004 hasta ahora, hemos utilizado ese número en elecciones nacionales, en las departamentales, en las internas ni qué hablar, en las elecciones de jóvenes, que ahora en setiembre habrá una más y vamos a comparecer con el número 252. Todos estos lugares donde venimos abriendo la lista en el interior, que hacemos el proceso de pedir la aprobación del partido, después pasa a la Corte Electoral, después va a la Junta Electoral de cada departamento donde pedimos el 252 y lo venimos obteniendo.
Acá en Salto es increíble, porque hacía mucho que estábamos tramitando la agrupación y recién este martes (6 de junio) me llaman de la Junta Electoral de Salto para decirme que habían aprobado el número 252. O sea, para nosotros ya es parte de la agrupación el número, y en la medida que podamos, lo vamos a seguir sosteniendo en todo el país.

- ¿Estuvo con el Papa Francisco?
– Si, en el año 2013 fui invitado en representación de Uruguay a un Congreso de Legisladores Católicos, y en ese momento era edil departamental. Existe lo que se llama la I.C.L.N. (Internacional Catholic Legislator Network), que es una organización que agrupa a legisladores católicos. En esa oportunidad, al terminar ese congreso que estuvo espectacular en Roma, tuvimos como frutilla de la torta un encuentro con el Papa Francisco. Si observa la foto que publicamos en nuestro folleto, yo ingreso al Vaticano…
- Tomando mate…
– Hay una seguridad impresionante en el Vaticano, pero igual ingreso con la matera, porque para el uruguayo es un clásico ir a cualquier lugar con termo y mate, y cuando nos estábamos acercando Francisco dijo, «¡uruguayos!» (risas), porque tener termo y mate en una instancia así, adentro del Vaticano con todo lo ceremonioso y protocolar que es, bueno, fue un encuentro que duró unos minutos pero fue inolvidable.
- En la anterior oportunidad que charlamos para EL PUEBLO, en octubre del año pasado, usted se encontraba recorriendo el país realizando un balance de la aplicación de la llamada ley del aborto. Si hoy tuviese que definir cuál es el tema que debe preocuparnos a los uruguayos, ¿cuál sería?
– Este tema que pone sobre la mesa para nosotros es clave. El tema de la vida sigue siendo para nosotros un tema central y que no se agotó con la aprobación de la ley. He escuchado a compañeros de mi propio partido que me han dicho que me deje de embromar con este tema, ya se aprobó, hubo un referéndum, ya fue. Pero para nosotros es un tema central y que obviamente vamos a seguir trabajando. El norte para nosotros es que un día esta ley nefasta pueda ser derogada, y no descansaremos hasta que eso suceda. Pero en el mientras tanto, estará controlar la aplicación de esta ley, porque es parte de lo que venimos a decir acá y en todo el país en octubre del año pasado, lo que viene mostrando la aplicación de esta ley. Entre otras cosas y lo más grueso de todo es que después de 4 años y medio estamos hablando de 40 mil abortos, o sea, más de 40 mil vidas sesgadas legalmente por el Estado uruguayo.
Otro tema que nos parece central refiere al cuidado y protección de la familia, como institución básica de la sociedad. Nos parece que por distintas razones, algunas ideológicas, han desdibujado la importancia que tiene la familia en nuestra sociedad. Por ese tema vamos a seguir trabajando. De hecho, el año pasado tuvimos una iniciativa parlamentaria junto con otros legisladores, donde presentamos un proyecto para que se proteja y defienda a la familia como célula central de la vida y desarrollo del país.
Pero nos preocupan también otros temas. Hoy le diría que hay dos que nos parecen claves. Uno es el tema de la educación, que sigue teniendo graves problemas, más allá de aquel famoso discurso de Mujica cuando asumió la presidencia en el Parlamento repitiendo varias veces «educación». Todos vemos claramente que no se está pudiendo hacer un cambio en la educación, estamos teniendo problemas formales serios, tan serios como que el partido gobernante haya hablado que iba a hacer un cambio que llegara hasta el ADN de la educación, y todos vimos cómo hace muy poco tiempo la ministra de Educación, que dicho sea de paso, de educación no sabe, sacó a sus dos principales figuras, Mir y Filgueiras, porque se atrevieron a hablar de que con las políticas que se estaban llevando adelante era imposible hacer un cambio tan profundo en la educación.
Creo que ahí Tabaré Vázquez tiene un gran Talón de Aquiles, porque puso de nuevo a una persona de su confianza, ya había tenido en su primer gobierno a María Julia Muñóz, la vuelve a poner, pero en un área donde francamente no domina, la habrá puesto por la autoridad que tiene porque sabe que los gremios de la enseñanza son fuertes y habrá querido a alguien con carácter, pero obviamente no es la persona indicada para manejar el tema de la educación. Ese es un tema donde estamos teniendo problemas y me parece que hay que hincarle el diente a fondo.
Y el otro tema que cada vez es más actual, y que nos ha preocupado siempre, tiene que ver con el trabajo. Hoy Uruguay está teniendo dificultades serias en materia de trabajo. Tenemos la ventana grande de ver las cosas desde Montevideo, pero cuando uno sale y está en contacto con distintas ciudades del país, se da cuenta que es una problemática seria. Lo he podido constatar hablando con amigos en Salto. El trabajo hace al desarrollo de las personas, hace a la dignidad humana, le diría que es la política social más importante, pero que sin embargo, el gobierno también está equivocando el camino.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...