Un adolescente desacatado efectuó daños en el Hospital Regional Salto rompiendo un vidrio

En la mañana de ayer, a la hora 7:30, efectivos policiales fueron derivados hasta una finca ubicada en barrio Andresito, por un problema familiar.
En el lugar, una mujer manifestó que, se encontraba su hijo de 16 años quien efectuó hurtos en la finca de sus padres, y estaría pendiente por la Unidad de Violencia Domestica, por averiguación de Situación, procediéndose al traslado del menor a la Unidad de Violencia Domestica para realizarse trámites de rigor.
En momentos en que era trasladado el menor con sus padres al Hospital Regional Salto, al llegar, se desacató, provocando daños en un vidrio de 1.60 x 1.60 mts, siendo sujetado y tranquilizado por el médico de guardia y personal.
Consultado el Fiscal de Turno, dispuso: «Relevamiento de Policía Científica, traslado del menor a una dependencia Policial y trámites de rigor».