Un apasionado del básquetbol

Tuvimos la oportunidad de dialogar con el entrenador Ricardo Corbella. En nuestro encuentro el actual campeón salteño con Universitario nos contó su historia dentro del básquetbol; cómo fueron sus inicios, los recuerdos de esa época, los equipos que ha dirigido, el significado del deporte en su vida entre otras cosas.
SUS COMIENZOS
Ricardo Corbella se inició basquetbolísticamente cuando tenía entre ocho y nueve años de edad en el Club Atlético Universitario. Según él nos expresó cuando iba a la escuela no practicaba ningún deporte, fueron sus compañeros Walter Ruso, Antonio “Chipo” Ferreira y Nicolás Tolosa quienes lo invitaron a conocer el deporte que se convertiría en su pasión.
Los recuerdos que tiene “Pinuco” de esa época son muy placenteros. Él era estudiante de la Escuela Nº3 y cada día esperaba con ansias a que llegaran las cinco de la tarde para salir e ir al club a jugar con sus compañeros. Según nos cuenta, iba desde la escuela a su casa que estaba ubicada en calle 25 de Agosto cercana al Hospital, corriendo para merendar e irse rápidamente a su práctica. Nos describe esos tiempos que fueron de mucho disfrute tanto en la niñez como en la adolescencia.
Corbella eligió el básquetbol por sobre otros deportes porque le gustó mucho más la forma en que se juega. Tenía un gran grupo de amigos, y se adaptaba con facilidad. Después de varios años comenzó a tener oportunidades en primera división, las cuales supo aprovechar.
OTRAS PASIONES
En su etapa de adolescente Ricardo no practicó solamente básquetbol; sino que también en el Club Chaná, junto a otros amigos jugó al voleibol. Como todo uruguayo, él es un apasionado por el fútbol. Con varios compañeros comenzaron jugando en el campito o potrero, como decían en su época, donde hoy en día está ubicada la Universidad de la República. También cabe destacar que integró equipos en la Liga Agraria y en el Fútbol Comercial.
LA ELECCIÓN DE
SU VIDA Y SUS
COMIENZOS
En 1991, mientras era jugador de primera división, comienza a dirigir las juveniles de Universitario a pedido de quien en ese momento era el presidente del club, José Yarruz, quien le vio las condiciones para realizar dicha tarea. Debido a la situación económica de Universitario en esa época, Ricardo no solo dirigía a los juveniles, sino que también a los menores, jugaba y dirigía en primera división y formaba parte de la subcomisión de básquetbol. Estuvo en el club de los rojos de calle Brasil hasta el año 1998, cuando mejora la situación económica del club y deciden contratar a otro técnico.
Al año siguiente firmó contrato por cuatro años con Círculo Sportivo, equipo con el que logró su primer campeonato en mayores como Entrenador. Entre 1994 y 2002 fue quien se encargó de dirigir a los juveniles y menores de la Selección de Salto. Su retorno a Universitario se da en el año 2002.
Por lo que él nos expresa encontró su vocación, por ello se preparó y estudió todo lo que podía. Inició con libros y videos, asistió a varias clínicas con entrenadores reconocidos del Uruguay y del mundo como Guillermo Vecchio, Che García, Julio Lamas, el español  Moncho Monsalve y los NBA Pat Riley y Pete Newell. Hace un par de años atrás y después de un gran esfuerzo logró titularse como entrenador superior de la Escuela de Entrenadores de la Federación Uruguaya.
LOGROS OBTENIDOS
Como jugador de Universitario obtuvo dos Campeonatos Salteños. Con el Atlético Juventus fue campeón del Litoral de Clubes Campeones en 1990. En la selección Salteña logró un Campeonato del Litoral y dos Nacionales.
Como entrenador logró dos liguillas con los juveniles de Universitario. Con la selección de Salto  en las categorías de juveniles y menores obtuvo 17 títulos, varios de ellos en forma invicta. En la temporada 2000/01 se consagró campeón con Círculo Sportivo. En el 2006 consigue el campeonato Nacional con Universitario y también en 2007, 2008, 2010 y actualmente en 2014 los campeonatos Salteños.
SU PRESENTE EN
UNIVERSITARIO
Luego de dos años sin dirigir mayores, Corbella retorna al club de sus amores. Recibió un llamado de parte de los directivos del club y después de varias reuniones llegaron a un acuerdo.
Este año se planteó varios objetivos con el plantel de Universitario, uno de ellos era obtener el campeonato salteño y lo logró en el mes de junio después de vencer en el cuarto partido de las finales a Salto Uruguay. “Pinuco” nos expresó que su sentimiento al obtener dicho campeonato fue de satisfacción y alegría, ya que para él cada campeonato logrado con Universitario es vivido de una manera diferente debido a que es el club del cual es hincha.
OBJETIVOS A FUTURO
Para Ricardo es importante seguir mejorando tanto en lo individual como en lo colectivo. Su objetivo principal es llegar a competir con los clubes de ascenso en Montevideo; también lograr formar un equipo de Salto para competir en la Liga Uruguaya.
EL BÁSQUETBOL
EN SU VIDA
Este deporte en su vida es un sentimiento que lleva en la sangre y muy difícil de explicar. Desde sus comienzos se convirtió en una pasión a la que dedica muchas horas, y para nada lo siente como un peso, sino que lo hace con muchas ganas y alegría. El básquetbol es parte de su vida y lo disfruta a cada momento.
Según lo que él nos expresa es un deporte al cual le dedica mucho tiempo y es necesario dar lo mejor de cada uno.
Uno de sus referentes a la hora de dirigir es el Maestro Oscar W. Tabárez, la frase que resalta y siempre tiene presente es “el camino es la recompensa”. Lo más gratificante para él es el trayecto recorrido, la formación del grupo humano, la entrega, la unión, la alegría y solidaridad.
NICOLÁS PEDROZO
CHIAPPINO

Tuvimos la oportunidad de dialogar con el entrenador Ricardo Corbella. En nuestro encuentro el actual campeón salteño con Universitario nos contó su historia dentro del básquetbol; cómo fueron sus inicios, los recuerdos de esa época, los equipos que ha dirigido, el significado del deporte en su vida entre otras cosas.

SUS COMIENZOS

Ricardo Corbella se inició basquetbolísticamente cuando tenía entre ocho y nueve años de edad en el Club Atlético Universitario.16 6 14 030 Según él nos expresó cuando iba a la escuela no practicaba ningún deporte, fueron sus compañeros Walter Ruso, Antonio “Chipo” Ferreira y Nicolás Tolosa quienes lo invitaron a conocer el deporte que se convertiría en su pasión.

Los recuerdos que tiene “Pinuco” de esa época son muy placenteros. Él era estudiante de la Escuela Nº3 y cada día esperaba con ansias a que llegaran las cinco de la tarde para salir e ir al club a jugar con sus compañeros. Según nos cuenta, iba desde la escuela a su casa que estaba ubicada en calle 25 de Agosto cercana al Hospital, corriendo para merendar e irse rápidamente a su práctica. Nos describe esos tiempos que fueron de mucho disfrute tanto en la niñez como en la adolescencia.

Corbella eligió el básquetbol por sobre otros deportes porque le gustó mucho más la forma en que se juega. Tenía un gran grupo de amigos, y se adaptaba con facilidad. Después de varios años comenzó a tener oportunidades en primera división, las cuales supo aprovechar.

OTRAS PASIONES

En su etapa de adolescente Ricardo no practicó solamente básquetbol; sino que también en el Club Chaná, junto a otros amigos jugó al voleibol. Como todo uruguayo, él es un apasionado por el fútbol. Con varios compañeros comenzaron jugando en el campito o potrero, como decían en su época, donde hoy en día está ubicada la Universidad de la República. También cabe destacar que integró equipos en la Liga Agraria y en el Fútbol Comercial.

LA ELECCIÓN DE SU VIDA Y SUS COMIENZOS

En 1991, mientras era jugador de primera división, comienza a dirigir las juveniles de Universitario a pedido de quien en ese momento era el presidente del club, José Yarruz, quien le vio las condiciones para realizar dicha tarea. Debido a la situación económica de Universitario en esa época, Ricardo no solo dirigía a los juveniles, sino que también a los menores, jugaba y dirigía en primera división y formaba parte de la subcomisión de básquetbol. Estuvo en el club de los rojos de calle Brasil hasta el año 1998, cuando mejora la situación económica del club y deciden contratar a otro técnico.

Al año siguiente firmó contrato por cuatro años con Círculo Sportivo, equipo con el que logró su primer campeonato en mayores como Entrenador. Entre 1994 y 2002 fue quien se encargó de dirigir a los juveniles y menores de la Selección de Salto. Su retorno a Universitario se da en el año 2002.

Por lo que él nos expresa encontró su vocación, por ello se preparó y estudió todo lo que podía. Inició con libros y videos, asistió a varias clínicas con entrenadores reconocidos del Uruguay y del mundo como Guillermo Vecchio, Che García, Julio Lamas, el español  Moncho Monsalve y los NBA Pat Riley y Pete Newell. Hace un par de años atrás y después de un gran esfuerzo logró titularse como entrenador superior de la Escuela de Entrenadores de la Federación Uruguaya.

LOGROS OBTENIDOS

Como jugador de Universitario obtuvo dos Campeonatos Salteños. Con el Atlético Juventus fue campeón del Litoral de Clubes Campeones en 1990. En la selección Salteña logró un Campeonato del Litoral y dos Nacionales.

Como entrenador logró dos liguillas con los juveniles de Universitario. Con la selección de Salto  en las categorías de juveniles y menores obtuvo 17 títulos, varios de ellos en forma invicta. En la temporada 2000/01 se consagró campeón con Círculo Sportivo. En el 2006 consigue el campeonato Nacional con Universitario y también en 2007, 2008, 2010 y actualmente en 2014 los campeonatos Salteños.

SU PRESENTE EN UNIVERSITARIO

Luego de dos años sin dirigir mayores, Corbella retorna al club de sus amores. Recibió un llamado de parte de los directivos del club y después de varias reuniones llegaron a un acuerdo.

Este año se planteó varios objetivos con el plantel de Universitario, uno de ellos era obtener el campeonato salteño y lo logró en el mes de junio después de vencer en el cuarto partido de las finales a Salto Uruguay. “Pinuco” nos expresó que su sentimiento al obtener dicho campeonato fue de satisfacción y alegría, ya que para él cada campeonato logrado con Universitario es vivido de una manera diferente debido a que es el club del cual es hincha.

OBJETIVOS A FUTURO

Para Ricardo es importante seguir mejorando tanto en lo individual como en lo colectivo. Su objetivo principal es llegar a competir con los clubes de ascenso en Montevideo; también lograr formar un equipo de Salto para competir en la Liga Uruguaya.

EL BÁSQUETBOL EN SU VIDA

Este deporte en su vida es un sentimiento que lleva en la sangre y muy difícil de explicar. Desde sus comienzos se convirtió en una pasión a la que dedica muchas horas, y para nada lo siente como un peso, sino que lo hace con muchas ganas y alegría. El básquetbol es parte de su vida y lo disfruta a cada momento.

Según lo que él nos expresa es un deporte al cual le dedica mucho tiempo y es necesario dar lo mejor de cada uno.

Uno de sus referentes a la hora de dirigir es el Maestro Oscar W. Tabárez, la frase que resalta y siempre tiene presente es “el camino es la recompensa”. Lo más gratificante para él es el trayecto recorrido, la formación del grupo humano, la entrega, la unión, la alegría y solidaridad.

NICOLÁS PEDROZO CHIAPPINO – EUGENIA AGUIRRE NESSI