Un herido y graves daños en toda la ciudad por una feroz tormenta dieron lugar a la intervención de las autoridades

Un herido y graves daños en toda la ciudad por una feroz tormenta dieron lugar a la intervención de las autoridades

Una feroz tormenta eléctrica, con fuerte lluvia y vientos imponentes, se desató sobre la ciudad al caer la tarde de ayer y generó gravísimos problemas en diferentes puntos de la ciudad, con árboles caídos, accidentes domésticos, voladuras de techos, innumerables casas anegadas por la intensidad de la lluvia, cables caídos y un animal electrocutado en plena vía pública por un cable de alta tensión que estaba caído de lado a lado de una calle, fueron solamente algunos de los problemas que debieron atender las autoridades en plena tormenta.
Desde que comenzó a hacerse intensa la lluvia – a las 21,00 el pluviómetro de EL PUEBLO marcaba más de 90 milímetros y seguía lloviznando, las autoridades del Comité de Emergencia permanecieron en alerta en la sede de la Intendencia y a medida que avanzaba la tormenta comenzaron a caer las llamadas de auxilio en diferentes puntos de la ciudad, una tras otra.
En ese aspecto, la Policía, el cuerpo de Bomberos, los funcionarios de la UTE, de la Intendencia de Salto y las distintas unidades de emergencia móvil, así como los efectivos de la Prefectura y del Ejército, estuvieron trabajando hasta altas horas de la madrugada en distintos puntos de la ciudad, para tratar de poner las cosas en su lugar.
Al menos una persona herida y varios árboles que cayeron sobre casas obstaculizando así la salida de los moradores de las viviendas, fueron de los casos más contundentes que generaron preocupación, temor y nerviosismo por parte de los damnificados.
Asimismo, una serie de personas que cayeron de sus birrodados cuando transitaban en plena vía pública en momentos que impactaba la fuerte lluvia, la que afectaba el estado del pavimento, fueron hechos comunes y que afortunadamente no generaron problemas mayores.
Además, hubo una zona importante de la ciudad que se encuentra sin luz ni señal de Internet, debido a los problemas que perjudicaron el desarrollo de las comunicaciones y el tendido de la luz eléctrica.
Si bien, producto de la intensidad del viento que azotó la ciudad durante la tormenta, se generó una importante cantidad de árboles caídos, por fortuna los mismos no ocasionaron personas lesionadas, ni tampoco dañaron vehículos que estaban estacionados en plena vía pública, pero sí complejizaron las vías de tránsito, ya que hubo problemas de circulación en distintas vías, principalmente en la zona del centro.
Incluso la zona de la Costanera Norte, había sufrido importantes daños con árboles caídos que ocasionaron severos problemas que afectaron estructuras, el tendido de la red lumínica y otros aspectos que determinaron incluso la suspensión anoche de los espectáculos que se brindan en esa zona habitualmente los fines de semana.
ESTADO DE EMERGENCIA
“La ciudad está en estado de emergencia”, dijo ayer el intendente de Salto, Andrés Lima al ser consultado por EL PUEBLO en su condición de jefe del Comité Departamental de Emergencias. “Estamos trabajando junto a las distintas reparticiones de la Intendencia como Servicios Públicos, Obras, Tránsito, Contralor a los efectos de poder determinar los problemas existentes en la ciudad que sabemos que son muchos y en los que estamos trabajando con la Policía, Bomberos, UTE y el personal de las Fuerzas Armadas que también están colaborando porque los problemas son varios en este momento”, dijo a este diario el jefe comunal.
Contó en ese caso que “hasta acá adentro de la Intendencia cayó un árbol por el viento, fue en el patio interno y cayó sobre donde se encuentran las oficinas de la Dirección de Obras, rompió el alero allí existente y una pared. Aunque por suerte no hubo lesionados, porque en ese momento había dos funcionarios que estaban trabajando en esas oficinas y afortunadamente no les pasó nada porque pudieron salirse a tiempo. Prácticamente nacieron de vuelta”, dijo el intendente Andrés Lima a EL PUEBLO.
El jefe del gobierno departamental dijo que en su despacho anoche se encontraban coordinando las tareas con la maquinaria disponible con la finalidad de salir a la calle a “tratar de solucionar todos los problemas que tiene la gente cuanto antes, el Comité de Emergencia está trabajando en eso y nosotros vinimos para colaborar”, comentó.
VARIOS INCONVENIENTES
Anoche, la Policía comunicaba de problemas tales como la existencia de cables de alta tensión caídos sobre la vía pública en diferentes puntos de la ciudad tanto en el barrio Salto Nuevo como en distintas cuadras del centro de la ciudad, lo que representaba riesgo para los transeúntes. También anoche, la serie de árboles caídos generaron problemas y riesgo para los vehículos y peatones.
Asimismo, otro árbol de gran porte había caído de lado a lado en la calle Agraciada e Invernizzi y se sumaba a los de las calles Artigas al 1700 y al 300, y a los de calle Larrañaga y Cervantes, donde incluso en Sarandí y esta última un automóvil había sido arrastrado por la correntada y estuvo a punto de caer hacia una canaleta allí existente. Hubo autos inundados e innumerables voladuras de techo.
En tanto que en la calle Invernizzi al 1200, un hombre subió a su casa para cortar una rama de un árbol que había caído sobre el techo y terminó cayendo desde la altura, lesionándose; un perro que cruzó la calle por Joaquín Suárez y la avenida Barbieri tuvo la mala fortuna de pisar un cable caído y recibió una descarga que terminó con su vida. Por otro lado, en un establecimiento de la zona cercana al monumento del Cristo Redentor, un árbol cayó sobre una casa y dejó sin electricidad la misma y a sus ocupantes adentro, aunque nadie resultó herido, se señaló a EL PUEBLO.
90 MILÍMETROS Y SEGUÍA LLOVIENDO
La jornada sabatina había sido dominada por una alta temperatura hasta promediar la hora 18 en que se desató una furte tormenta de viento y lluvia sobre la ciudad y sus alrededores.
En pòco más de dos horas el pluviómetro de EL PUEBLO marcó más de 90 milímetros y la lluvía seguía cayendo en forma menos intensa, pero se mantenía.
La situación vivida anoche se asemeja a la del 15 de diciembre de 2012, cuando una impresionante tormenta, similar a la de ayer, se desató sobre la ciudad y generó daños de magnitud, causando el fallecimiento de dos personas, luego que un árbol cayera sobre su vivienda en Arenitas Blancas.