- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Un hombre fue visto robando en un campo y huyó a un monte, a los días apareció armado y amenazó a la víctima

Varios robos se registraron en las últimas horas en distintos puntos de la ciudad, en uno de los casos un sujeto terminó amenazando de muerte a su víctima, en un caso manejado como algo extraño para la Policía.
Por el momento solamente hubo detenidos en uno de los hechos, pero ayer mismo fueron puestos en libertad por la justicia penal de turno.
DAÑOS
Los daños contra una casa de familia fueron denunciados ante la Seccional Tercera de Policía. La situación ocurrió cuando la víctima, una mujer mayor de edad, dio cuenta que en momentos que se encontraba descansando en su dormitorio, sobre las once de la noche del martes, sintió la rotura de los vidrios de una ventana del living, cuando observó dos piedras en el interior de la finca.
En eso miró hacia afuera y vio a un sujeto, menor de edad, que conoce del barrio, quien la insultaba y amenazan por lo cual solicitó apoyo a la Policía.
ROBO
Sobre las tres y media de la tarde del martes, un hombre domiciliado en la calle Juan Pablo II a la altura del 300, denunció ante la Seccional Tercera que hacia los fondos de su casa, que tiene un muro y tejido, constató la faltante de una hidrolavadora de color roja completa con una pistola y alargue, además de un equipo de audio marca JVC con dos parlantes y un MP3 de color negro.
Avalúa el monto de lo robado en la suma de 1.300 dólares aproximadamente.
OTRO
El encargado de una empresa que se dedica al rubro de Distribuidora, se presentó ante la Seccional Tercera para manifestar que desde el interior del local donde tienen guardada la mercadería, ubicado sobre la avenida Pascual Harriague, el robo de dos fundas de 6 unidades de cerveza cada una en botellas de vidrio.
Evaluó el daño en la suma de 852 pesos y ayer fueron capturados los dos responsables de este hecho por la Policía los que fueron remitidos ante el juez penal de turno, recuperando rato después su libertad.
UNA
MOTO
En otro caso de robo, una persona denunció ante la Seccional Segunda de Policía, que dejó su moto en la calle Morquio para entrar a trabajar en la distribuidora Roig, sobre las tres y cuarto de la tarde del martes.
Señaló que posteriormente a eso de las cuatro y media salió del lugar en un camión de la empresa a realizar entregas y al regresar, al término de la jornada laboral sobre las ocho de la noche, notó que la misma ya no estaba sospechando que se la hayan robado.
Se trataba de una moto marca Vital de color roja, que tenía todos los plásticos, sin espejos y con calcomanías brillantes en los costados solicitando la intervención policial para aclarar este episodio.
EN INTERIOR DE
UN VEHÍCULO
Una denuncia radicada por una persona en la Seccional Quinta de Policía señala que sobre las once de la noche del martes, concurrió hasta el supermercado El Trébol (en avenida Viera y Paraguay) a realizar una compra rápida dejando estacionada la camioneta de su propiedad afuera del recinto comercial.
Al ingresar al comercio, dejó la camioneta sin trabas en las puertas y con los cristales bajos y al regreso constató la falta de su billetera la que estaba en la gaveta de la camioneta y que tenía en su interior, diversos documentos de suma importancia, además de las tarjetas de crédito y de débito de su propiedad.
El sujeto solicitó la intervención de la Policía.
EN UN PREDIO
Por otra parte, el robo en el interior de un predio fue denunciado ante la Seccional Decimosegunda de Policía dela zona de Pueblo Quintana, cuando un hombre da cuenta que el pasado sábado 31 de enero, constató el robo de herramientas de trabajo de su propiedad y de la estancia para la cual trabaja “La Moderna” desde la casilla Nº9.
El domingo 1º siguiente, a eso de las 9 de la mañana divisó a un desconocido que se dirigía nuevamente hacia esa casilla y al percatarse que había sido visto salió corriendo y se internó en el monte allí existente, el cual tiene una extensión de unas 500 hectáreas.
Pasaron dos días, y el martes cuando el trabajador estaba realizando sus tareas de alambrador, vio como el sujeto que había salido corriendo días atrás, se acercó y le dijo que lo iba a matar, sin especificar causa alguna y le dijo que conocía  toda su familia.
El mismo estaba acompañado por un perro de color amarillo y un rifle, la víctima le dijo más tarde a la Policía que nunca había visto a esta persona y que lo desconocía por completo.

Varios robos se registraron en las últimas horas en distintos puntos de la ciudad, en uno de los casos un sujeto terminó amenazando de muerte a su víctima, en un caso manejado como algo extraño para la Policía.

Por el momento solamente hubo detenidos en uno de los hechos, pero ayer mismo fueron puestos en libertad por la justicia penal de turno.

DAÑOS

Los daños contra una casa de familia fueron denunciados ante la Seccional Tercera de Policía. La situación ocurrió cuando la víctima, una mujer mayor de edad, dio cuenta que en momentos que se encontraba descansando en su dormitorio, sobre las once de la noche del martes, sintió la rotura de los vidrios de una ventana del living, cuando observó dos piedras en el interior de la finca.

En eso miró hacia afuera y vio a un sujeto, menor de edad, que conoce del barrio, quien la insultaba y amenazan por lo cual solicitó apoyo a la Policía.

ROBO

Sobre las tres y media de la tarde del martes, un hombre domiciliado en la calle Juan Pablo II a la altura del 300, denunció ante la Seccional Tercera que hacia los fondos de su casa, que tiene un muro y tejido, constató la faltante de una hidrolavadora de color roja completa con una pistola y alargue, además de un equipo de audio marca JVC con dos parlantes y un MP3 de color negro.

Avalúa el monto de lo robado en la suma de 1.300 dólares aproximadamente.

OTRO

El encargado de una empresa que se dedica al rubro de Distribuidora, se presentó ante la Seccional Tercera para manifestar que desde el interior del local donde tienen guardada la mercadería, ubicado sobre la avenida Pascual Harriague, el robo de dos fundas de 6 unidades de cerveza cada una en botellas de vidrio.

Evaluó el daño en la suma de 852 pesos y ayer fueron capturados los dos responsables de este hecho por la Policía los que fueron remitidos ante el juez penal de turno, recuperando rato después su libertad.

UNA MOTO

En otro caso de robo, una persona denunció ante la Seccional Segunda de Policía, que dejó su moto en la calle Morquio para entrar a trabajar en la distribuidora Roig, sobre las tres y cuarto de la tarde del martes.

Señaló que posteriormente a eso de las cuatro y media salió del lugar en un camión de la empresa a realizar entregas y al regresar, al término de la jornada laboral sobre las ocho de la noche, notó que la misma ya no estaba sospechando que se la hayan robado.

Se trataba de una moto marca Vital de color roja, que tenía todos los plásticos, sin espejos y con calcomanías brillantes en los costados solicitando la intervención policial para aclarar este episodio.

EN INTERIOR DE UN VEHÍCULO

Una denuncia radicada por una persona en la Seccional Quinta de Policía señala que sobre las once de la noche del martes, concurrió hasta el supermercado El Trébol (en avenida Viera y Paraguay) a realizar una compra rápida dejando estacionada la camioneta de su propiedad afuera del recinto comercial.

Al ingresar al comercio, dejó la camioneta sin trabas en las puertas y con los cristales bajos y al regreso constató la falta de su billetera la que estaba en la gaveta de la camioneta y que tenía en su interior, diversos documentos de suma importancia, además de las tarjetas de crédito y de débito de su propiedad.

El sujeto solicitó la intervención de la Policía.

EN UN PREDIO

Por otra parte, el robo en el interior de un predio fue denunciado ante la Seccional Decimosegunda de Policía dela zona de Pueblo Quintana, cuando un hombre da cuenta que el pasado sábado 31 de enero, constató el robo de herramientas de trabajo de su propiedad y de la estancia para la cual trabaja “La Moderna” desde la casilla Nº9.

El domingo 1º siguiente, a eso de las 9 de la mañana divisó a un desconocido que se dirigía nuevamente hacia esa casilla y al percatarse que había sido visto salió corriendo y se internó en el monte allí existente, el cual tiene una extensión de unas 500 hectáreas.

Pasaron dos días, y el martes cuando el trabajador estaba realizando sus tareas de alambrador, vio como el sujeto que había salido corriendo días atrás, se acercó y le dijo que lo iba a matar, sin especificar causa alguna y le dijo que conocía  toda su familia.

El mismo estaba acompañado por un perro de color amarillo y un rifle, la víctima le dijo más tarde a la Policía que nunca había visto a esta persona y que lo desconocía por completo.