Un joven apuñaló a un sexagenario en la zona lumbar sin mediar palabras, para robarle la billetera con apenas $750

Un hombre de 60 años fue víctima de una rapiña, mientras circulaba por la vía férrea existente en la Zona Este, entre calles Uruguay y Artigas. El hecho ocurrió a las diez de la noche del lunes pasado.
El sexagenario fue sorprendido por un joven de estatura baja de aproximadamente 20 años, quien se le tiró encima y le asestó una puñalada en la zona lumbar con un vidrio que llevaba en la mano.
Tras ser herida, la víctima cayó al piso, lo que aprovechó el delincuente para revisarle los bolsillos y hurtarle una billetera. El malhechor se dio a la fuga con el objeto hurtado, del que sacó los 750 pesos que había en el interior del mismo, antes de deshacerse de él a los pocos metros.
El damnificado fue trasladado al Hospital por un móvil policial de la seccional 2a. En el nosocomio público fue atendido por el médico de guardia, quien le diagnosticó una “herida cortante de arma blanca en el lado izquierdo de la zona lumbar”.
ROBO DE
BICICLETA
Cerca de las siete de la tarde del martes, un niño de 12 años concurrió a un consultorio odontológico ubicado en calle 6 de Abril esquina Soca, y al ingresar al mismo dejó su bicicleta marca GT modelo agresor 3.0 recostada del lado de adentro del predio, que estaba cerrado con rejas.
Casi una hora después, cuando el menor se retiraba del lugar, descubrió que su birrodado había desaparecido. El problema fue que si bien existían rejas en el lugar, el portón no estaba cerrado con candado, por lo que cualquier persona podía abrirlo y entrar. Por si esto fuera poco, el damnificado dejó la bicicleta sin traba de seguridad. El valor de la misma ronda los 400 dólares.
DOS DETENIDOS
POR ABIGEATO
A partir de un operativo llevado adelante por personal de la Brigada Especial de Prevención y Represión de Abigeato (BEPRA) y de la seccional 7a de Policía, y con órdenes de allanamiento del magistrado actuante, fueron inspeccionadas varias fincas donde se sospechaba que se encontrasen varios autores de abigeato. Finalmente fueron detenidos dos hombres. A uno de ellos se le incautó un cuchillo con rastros de sangre, y ese mismo sujeto, tras ser indagado, admitió la autoría de la carneada de un vacuno en zonas de El Espinillar y de tres lanares también en jurisdicción de la seccional 7a. El hombre añadió que utilizó la motocicleta del otro detenido, para vender la carne de los animales faenados, y que luego se repartieron el dinero. El otro individuo, mientras tanto, negó las acusaciones.
Puesto en conocimiento del caso, el juez penal de turno dispuso que los detenidos permanezcan incomunicados y sean conducidos mañana a su despacho.
DOS HURTOS DE FINCA
Una casa ubicada en calle Brasil al 400 fue visitada por los “amigos de lo ajeno”, quienes aprovecharon que la vivienda se encontraba sin moradores para llevarse cuatro machetes, una daga, tres cañas de pescar, varias herramientas, un taladro y cuatro camperas. El caso es seguido por el departamento de Investigaciones, quien realiza las averiguaciones del caso.
Otro hurto fue cometido en una finca sita en calle Ituzaingó al 100, a la que personas extrañas ingresaron mediante forzamiento de la puerta del fondo. El interior de la vivienda quedó en completo desorden y sus dueños verificaron que los ladrones se llevaron varias cadenas, varios collares y una medalla de oro, por lo que efectivizaron la denuncia del caso en la seccional 2.

Un hombre de 60 años fue víctima de una rapiña, mientras circulaba por la vía férrea existente en la Zona Este, entre calles Uruguay y Artigas. El hecho ocurrió a las diez de la noche del lunes pasado.

El sexagenario fue sorprendido por un joven de estatura baja de aproximadamente 20 años, quien se le tiró encima y le asestó una puñalada en la zona lumbar con un vidrio que llevaba en la mano.

Tras ser herida, la víctima cayó al piso, lo que aprovechó el delincuente para revisarle los bolsillos y hurtarle una billetera. El malhechor se dio a la fuga con el objeto hurtado, del que sacó los 750 pesos que había en el interior del mismo, antes de deshacerse de él a los pocos metros.

El damnificado fue trasladado al Hospital por un móvil policial de la seccional 2a. En el nosocomio público fue atendido por el médico de guardia, quien le diagnosticó una “herida cortante de arma blanca en el lado izquierdo de la zona lumbar”.

ROBO DE BICICLETA

Cerca de las siete de la tarde del martes, un niño de 12 años concurrió a un consultorio odontológico ubicado en calle 6 de Abril esquina Soca, y al ingresar al mismo dejó su bicicleta marca GT modelo agresor 3.0 recostada del lado de adentro del predio, que estaba cerrado con rejas.

Casi una hora después, cuando el menor se retiraba del lugar, descubrió que su birrodado había desaparecido. El problema fue que si bien existían rejas en el lugar, el portón no estaba cerrado con candado, por lo que cualquier persona podía abrirlo y entrar. Por si esto fuera poco, el damnificado dejó la bicicleta sin traba de seguridad. El valor de la misma ronda los 400 dólares.

DOS DETENIDOS POR ABIGEATO

A partir de un operativo llevado adelante por personal de la Brigada Especial de Prevención y Represión de Abigeato (BEPRA) y de la seccional 7a de Policía, y con órdenes de allanamiento del magistrado actuante, fueron inspeccionadas varias fincas donde se sospechaba que se encontrasen varios autores de abigeato. Finalmente fueron detenidos dos hombres. A uno de ellos se le incautó un cuchillo con rastros de sangre, y ese mismo sujeto, tras ser indagado, admitió la autoría de la carneada de un vacuno en zonas de El Espinillar y de tres lanares también en jurisdicción de la seccional 7a. El hombre añadió que utilizó la motocicleta del otro detenido, para vender la carne de los animales faenados, y que luego se repartieron el dinero. El otro individuo, mientras tanto, negó las acusaciones.

Puesto en conocimiento del caso, el juez penal de turno dispuso que los detenidos permanezcan incomunicados y sean conducidos mañana a su despacho.

DOS HURTOS DE FINCA

Una casa ubicada en calle Brasil al 400 fue visitada por los “amigos de lo ajeno”, quienes aprovecharon que la vivienda se encontraba sin moradores para llevarse cuatro machetes, una daga, tres cañas de pescar, varias herramientas, un taladro y cuatro camperas. El caso es seguido por el departamento de Investigaciones, quien realiza las averiguaciones del caso.

Otro hurto fue cometido en una finca sita en calle Ituzaingó al 100, a la que personas extrañas ingresaron mediante forzamiento de la puerta del fondo. El interior de la vivienda quedó en completo desorden y sus dueños verificaron que los ladrones se llevaron varias cadenas, varios collares y una medalla de oro, por lo que efectivizaron la denuncia del caso en la seccional 2.