Un joven de 20 años fue apuñalado por un vecino y un hombre de 56 terminó acuchillado en confuso episodio

Dos hechos sangrientos ocurrieron en la noche del sábado, cuando dos hombres resultaron heridos de arma blanca en sendos episodios. Ambas víctimas fueron trasladadas al Hospital- donde aún permanecen internadas-, aunque por suerte sus vidas no corren riesgo.

El primer hecho ocurrió en la cuadra de la calle Piedras al 200, donde dos vecinos comenzaron a discutir en forma vehemente en la vía pública, hasta que decidieron dirimir el conflicto a golpes de puño.

Pero antes de que se lanzara el primer golpe, uno de los protagonistas del conflicto sacó un cuchillo y apuñaló a su circunstancial rival, quien cayó al piso producto de la agresión sufrida.

El agresor, un hombre de 74 años, se dio a la fuga, al tiempo que el agredido, un joven de 20 años, fue atendido por una emergencia móvil, que lo trasladó al nosocomio público de la ciudad. Allí, el herido fue visto por el médico de guardia, quien decidió su internación en Cirugía de hombres, a causa del corte sufrido en la zona abdominal. Por fortuna, se descartó que la herida fuera profunda, lo que desalentó la posibilidad de que la lesión tuviera consecuencias graves y ameritara una intervención quirúrgica posterior.

El agresor fue inmediatamente identificado y detenido, pero luego de ser indagado por la policía se lo liberó. De todas formas, en los próximos días sería citado por el juez penal de turno, quien podría imputarle el delito de lesiones personales, con un castigo acorde a la gravedad del mismo.

OTRO APUÑALADO

El segundo caso sucedió pocas horas más tarde que el anterior y fue protagonizado por un hombre de 56 años, quien apareció en el Hospital con dos heridas de arma blanca: una en el antebrazo diestro y otra en el hemitórax derecho.

El herido se encontraba en avanzado estado etílico. Esto hizo que al ser indagado por la policía sobre lo que le había pasado, diera varias versiones contradictorias entre sí, intercalando las mismas con suma incoherencia, según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales.

Primero dijo que había sido atacado por una patota de desconocidos, no recordando cuántos integrantes tenía la misma. Pero después empezó a dar algunos apellidos, porque, según afirmó, algunos de los agresores eran conocidos suyos del barrio Uruguay, donde resultó lastimado.

Las inconsistencias que exhibió el herido en su declaración hicieron que los efectivos policiales no pudieran sacar ninguna conclusión al respecto. Cada vez que se volvía a indagar al quincuagenario, éste daba una versión diferente de la agresión, por lo que se decidió esperar a que recupere la compostura para volver a indagarlo.

El hombre también quedó internado en el Cirugía de hombres del Hospital, pese a que su vida tampoco corre peligro.

HOY SE REANUDA LA INVESTIGACIÓN

La Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía reanuda en esta jornada la investigación en torno a una banda de ladrones de motocicletas que fue descubierta la semana pasada. Ocho integrantes de la misma (cinco mayores de edad y tres menores) habían sido detenidos el viernes por dicho caso, pero tuvieron que ser liberados debido a la llegada del fin de semana.

Como es de público conocimiento, los funcionarios judiciales se encuentran en conflicto por el aumento salarial que pretenden los magistrados luego que una ley equiparara el salario que deben percibir los mismos con los de los ministros de Estado, lo que hace que los sábados y domingos el Juzgado penal permanezca sin la atención de emergencia que ameritan las situaciones que habitualmente se presentan, excepto por casos de gravedad, como puede ser un hecho gravísimo, por ejemplo.

Como informó oportunamente EL PUEBLO, a uno de los detenidos se le incautó el motor de una motocicleta que había sido denunciada como hurtada. Este sujeto había colocado dicho motor en un birrodado de su propiedad.

A través de la declaración de este individuo fueron surgiendo los nombres de siete de sus cómplices, a quienes se les incautaron diferentes partes de otras motocicletas robadas, antes de ser detenidos.

En esta jornada, mientras tanto, el caso llegará a la órbita judicial, por lo que los ocho implicados serían citados a declarar en el Juzgado penal (los tres menores de edad junto a sus padres), lo que también sucedería con otros sospechosos que la policía ya tiene identificados, pero que no fueron detenidos antes del fin de semana para que no ocurriera lo mismo que ocurrió con los ocho sujetos ya comentados.

Según comentaron a EL PUEBLO, se trata de una banda de ladrones de motocicletas que actúa en conjunto: algunos se adueñan del birrodado para que otros lo desarmen y otros más vendan sus partes.

os hechos sangrientos ocurrieron en la noche del sábado, cuando dos hombres resultaron heridos de arma blanca en sendos episodios. Ambas víctimas fueron trasladadas al Hospital- donde aún permanecen internadas-, aunque por suerte sus vidas no corren riesgo.
El primer hecho ocurrió en la cuadra de la calle Piedras al 200, donde dos vecinos comenzaron a discutir en forma vehemente en la vía pública, hasta que decidieron dirimir el conflicto a golpes de puño.
Pero antes de que se lanzara el primer golpe, uno de los protagonistas del conflicto sacó un cuchillo y apuñaló a su circunstancial rival, quien cayó al piso producto de la agresión sufrida.
El agresor, un hombre de 74 años, se dio a la fuga, al tiempo que el agredido, un joven de 20 años, fue atendido por una emergencia móvil, que lo trasladó al nosocomio público de la ciudad. Allí, el herido fue visto por el médico de guardia, quien decidió su internación en Cirugía de hombres, a causa del corte sufrido en la zona abdominal. Por fortuna, se descartó que la herida fuera profunda, lo que desalentó la posibilidad de que la lesión tuviera consecuencias graves y ameritara una intervención quirúrgica posterior.
El agresor fue inmediatamente identificado y detenido, pero luego de ser indagado por la policía se lo liberó. De todas formas, en los próximos días sería citado por el juez penal de turno, quien podría imputarle el delito de lesiones personales, con un castigo acorde a la gravedad del mismo.
OTRO APUÑALADO
El segundo caso sucedió pocas horas más tarde que el anterior y fue protagonizado por un hombre de 56 años, quien apareció en el Hospital con dos heridas de arma blanca: una en el antebrazo diestro y otra en el hemitórax derecho.
El herido se encontraba en avanzado estado etílico. Esto hizo que al ser indagado por la policía sobre lo que le había pasado, diera varias versiones contradictorias entre sí, intercalando las mismas con suma incoherencia, según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales.
Primero dijo que había sido atacado por una patota de desconocidos, no recordando cuántos integrantes tenía la misma. Pero después empezó a dar algunos apellidos, porque, según afirmó, algunos de los agresores eran conocidos suyos del barrio Uruguay, donde resultó lastimado.
Las inconsistencias que exhibió el herido en su declaración hicieron que los efectivos policiales no pudieran sacar ninguna conclusión al respecto. Cada vez que se volvía a indagar al quincuagenario, éste daba una versión diferente de la agresión, por lo que se decidió esperar a que recupere la compostura para volver a indagarlo.
El hombre también quedó internado en el Cirugía de hombres del Hospital, pese a que su vida tampoco corre peligro.
HOY SE REANUDA LA
INVESTIGACIÓN
La Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía reanuda en esta jornada la investigación en torno a una banda de ladrones de motocicletas que fue descubierta la semana pasada. Ocho integrantes de la misma (cinco mayores de edad y tres menores) habían sido detenidos el viernes por dicho caso, pero tuvieron que ser liberados debido a la llegada del fin de semana.
Como es de público conocimiento, los funcionarios judiciales se encuentran en conflicto por el aumento salarial que pretenden los magistrados luego que una ley equiparara el salario que deben percibir los mismos con los de los ministros de Estado, lo que hace que los sábados y domingos el Juzgado penal permanezca sin la atención de emergencia que ameritan las situaciones que habitualmente se presentan, excepto por casos de gravedad, como puede ser un hecho gravísimo, por ejemplo.
Como informó oportunamente EL PUEBLO, a uno de los detenidos se le incautó el motor de una motocicleta que había sido denunciada como hurtada. Este sujeto había colocado dicho motor en un birrodado de su propiedad.
A través de la declaración de este individuo fueron surgiendo los nombres de siete de sus cómplices, a quienes se les incautaron diferentes partes de otras motocicletas robadas, antes de ser detenidos.
En esta jornada, mientras tanto, el caso llegará a la órbita judicial, por lo que los ocho implicados serían citados a declarar en el Juzgado penal (los tres menores de edad junto a sus padres), lo que también sucedería con otros sospechosos que la policía ya tiene identificados, pero que no fueron detenidos antes del fin de semana para que no ocurriera lo mismo que ocurrió con los ocho sujetos ya comentados.
Según comentaron a EL PUEBLO, se trata de una banda de ladrones de motocicletas que actúa en conjunto: algunos se adueñan del birrodado para que otros lo desarmen y otros más vendan sus partes.