Un miércoles trágico. Un joven de 22 años fue asesinado por un rapiñero que quiso asaltar el comercio que atendía la víctima

Un miércoles trágico. Un joven de 22 años fue asesinado por un rapiñero que quiso asaltar el comercio que atendía la víctima

La sociedad salteña se levantó ayer con un doble crimen en Quebracho, localidad cercana a Salto no solo territorialmente sino con vínculos de todo tipo. Pero al caer la tarde, la tragedia golpeó en casa y un joven de 22 años de edad, que atendía la ferretería de sus padres en el barrio Ceibal, fue asesinado de dos balazos por un rapiñero, que tras intentar asaltar el comercio fue enfrentado por el dueño del lugar para ser reprendido y cuando este lo corrió hasta la calle, el malviviente le disparó a sangre fría. Mientras su cómplice huyó en moto. Así, Andrés Duarte, falleció minutos más tarde. El asesino pudo ser detenido en el lugar por los clientes que se encontraban en el comercio, quienes lo retuvieron hasta que llegara la Policía. Mientras en ese momento, Andrés yacía en el suelo debatiéndose entre la vida y la muerte, falleciendo minutos después. 
El delincuente (foto) fue trasladado al Hospital Regional Salto donde fue atendido y ahora espera por la decisión de la justicia. Se trató de un miércoles trágico para todo el litoral del país, especialmente para nuestra ciudad.

Una tragedia enlutó a la ciudad, un rapiñero asesinó al dueño de una ferretería ayer de tarde en el Ceibal.

En el lugar lloraban hasta los perros. Fue un acto de tremenda injusticia y el dolor, la bronca e impotencia de todo el barrio se hacía sentir en la esquina de Beltrán y Cuareim, en pleno corazón del Ceibal, uno de los barrios más populosos de la ciudad que ayer, a plena tarde, sufrió el embate de la delincuencia.
Como consecuencia de estos hechos, Andrés Duarte, hijo de los dueños de la ferretería ubicada en esa esquina, un joven de apenas 22 años de edad, murió luego que se enfrentara al rapiñero que entró impunemente con un arma de fuego, amenazándolos para llevarse el dinero.  IMG_3255
El caso enluta a la sociedad salteña, que desde tempranas horas de la mañana ya se encontraba consternada y alerta por lo que había pasado en la localidad de Quebracho, localidad cercana a nuestra ciudad, donde un sujeto cometió un doble crimen y huyó, y aún está prófugo.
LOS HECHOS
Ayer, faltaban dos minutos para las seis y media de la tarde, cuando en la Ferretería ubicada en la esquina de Beltrán y Cuareim, un sujeto armado y con el casco puesto ingresó al lugar. Tenía un arma en la mano y amenazó a quien atendía el comercio y a los clientes que se encontraban en su interior.
Tras un cruce de palabras y las exigencias de la entrega del dinero, el sujeto se dio vuelta para retirarse, pues otro ladrón lo esperaba afuera en una moto. Pero fue allí cuando Andrés decidió ir sobre este antes de que se retirara y en pleno forcejeo ya en la calle, este le dispara dos veces a su víctima que cae en el lugar y queda gravemente herido.
Los clientes que estaban allí se abalanzan sobre el delincuente y lograron reducirlo, golpeándolo y quitándole el arma de fuego, calibre 32. Mientras tanto, llamaron al servicio de emergencias y a la Policía, llegando casi de inmediato.
En el momento que los vecinos de la zona se aglomeraron para ver qué era lo que estaba ocurriendo, llegaron dos ambulancias, subieron a la joven víctima al interior de una de ellas y trataron de reanimarlo con electroshocks, pero al agravarse la situación decidieron trasladarlo al Hospital Regional Salto donde falleció sobre las siete y media de la tarde.
La noticia corrió como reguero de pólvora por toda la ciudad y el barrio Ceibal quedó consternado. Al lugar siguieron llegando policías y autoridades para saber qué era lo que estaba pasando. En tanto, el delincuente fue llevado al Hospital donde fue atendido y esperaba allí su próximo destino.

Foto del delincuente al ser trasladado al Hospital de Salto

Foto del delincuente al ser trasladado al Hospital de Salto

Al mismo tiempo, la Policía ordenó un intenso despliegue hacia la zona sur de la ciudad, adonde fugó el otro delincuente que esperaba al matador afuera de la ferretería. El sujeto andaba en moto y lo vieron irse hacia las inmediaciones del barrio Salto Nuevo, pero hasta anoche no habían dado con él, pese a que la Policía montó un importante rastrillaje.
Según pudo saber EL PUEBLO, el delincuente detenido tiene 32 años de edad, es de Montevideo y cuenta en su haber con al menos ocho antecedentes penales. Está plenamente identificado como el autor de los disparos, ya que fue apresado por los mismos clientes que se encontraban en el local al momento de ser rapiñados, aunque el individuo no logró llevarse absolutamente nada.
Andrés Duarte era un joven querido en la zona, es hijo de Carlos Duarte y Silvia Viera y tiene un hermano que se llama Maximiliano. Su sepelio se cumplirá a las 10 horas de esta mañana en el Cementerio Central y está siendo velado en la empresa La Salteña del centro.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...