Un salteño radicado en España cuenta sus experiencias

Comunicativo y espontáneo por naturaleza, accede a compartir con ¡Soy Joven! tramos de su vida, ya que la mitad de su existencia la ha vivido en su Salto natal – ciudad a la que siempre retorna – y la otra mitad en España.
Octavio Kroeff Artegoytia  tiene 20 años y con diez años, culminando el 4to. año escolar en la Escuela No. 3, vivió su primera navidad en la vieja Europa.
«Si bien llevo viviendo la mitad de mi vida en España, siempre me voy a sentir de donde soy» – reconoció.
Este año está enfocado en prepararse para acceder  a la universidad, donde quiere abordar el campo de la Sociología y el Negocio Internacional.
Por el momento no tiene planes de volver a radicarse en Salto, pero sí siempre mantener sus vínculos, ya que tanto familia como amigos los tiene repartidos en un país y en el otro.
DIEZ AÑOS ATRÁS, CUANDO
LLEGABA AL VIEJO MUNDO…
Octavio Kroeff Artegoytia confiesa que su adaptación al llegar a España fue rápida pues con diez años ese tema es más sencillo… «tuve suerte de integrarme enseguida al nuevo entorno escolar y continué jugando a la pelota»… un deporte que sin dudas lo practica con muchas ganas.
- ¿Qué recuerdos conserva de su niñez en Salto?
- «Una infancia muy feliz y diversa… (sonríe) con amigos de todos los colores… siempre chiveando en la plaza o en el Club Remeros.
Disfrutando de una libertad que no se puede vivir en otro lugar.
En España es diferente… es más ordenado… hay que pedir permiso para todo».
Octavio reside en un pueblito denominado Puerto de Sagunto, que queda a veinte kilómetros de Valencia capital.
En ese lugar hay mucha movida de vacaciones y a los valencianos les gusta sobremanera la diversión.
- ¿Cómo es el paisaje allí?
- España tiene una diversidad impresionante en sus paisajes; donde vivo yo está todo explotado, no hay mucha naturaleza… el norte es muy lindo, mucho verde.
Llueve con regularidad y podemos encontrarnos con las islas volcánicas como por ejemplo las Baleares.
- ¿Cada cuánto visita su ciudad natal?
- «Es la cuarta vez que vengo… la segunda que hago el viaje solo.
Mis abuelos me han ido a visitar unas cuantas veces escapándose del invierno.
Y de alguna forma también estoy haciendo lo mismo… la primera vez que viajo para Navidad».
- ¿Qué actividades realiza?
- «Hace dos años culminé el Bachillerato y me inscribí en una tecnicatura de Comercio y Marketing. Allí las universidades son caras. Entonces decidí emprender esta especialidad a la que denominan Módulo Superior.
Para terminar debo hacer ahora unas pasantías, así puedo acceder a la universidad a partir de la nota que logre.
- ¿Se siente cómodo en esta especialidad?
- «Probé y conocí ese mundillo que no me convence del todo… la idea es integrarme a la carrera de Sociología y con una carrera que se denomina «Internacional Business» (Negocio Internacional) y me parece muy atractiva.
- Aparte de esto. ¿En qué otras ramas le ha gustado incursionar?
- «Siempre practiqué muchos deportes… jugué al fútbol toda mi vida y no voy a dejar nunca. Estuve integrando un equipo en el Club Deportivo Acero, un equipo de tercera división y luego abandoné. Cuando me enganché nuevamente, me hice una lesión en los ligamentos y tuve que pasar por una etapa de recuperación. La idea ahora es volver a jugar. Me gusta también intercalar deportes individuales.
- ¿Cómo define su carácter?
- Una vez me dijeron que era hiperactivo y es posible que sea así, porque en oportunidades soy muy ansioso y me da por comer. Siempre tengo que estar haciendo algo, de lo contrario me aburro».
-¿En Europa la movida juvenil es similar a la de aquí?
-»Tal vez son un poco más cerrados… una vez que entran a la adolescencia los grupos se cierran; se forman como especies de tribus».
LA POSIBILIDAD DE RETORNAR A SU TIERRA DE ORIGEN
- Con su familia, ¿Tienen planificado volver a radicarse en Salto alguna vez?
- «Ha habido una conversación en los primeros tiempos, pero luego creo que hubo un cambio de opinión.
En mi caso particular, en estos momentos estoy estudiando y ello no sería posible… no lo descarto en un futuro.
- ¿Ha viajado por Europa?
- «Por suerte con mi madre y su pareja hemos conocido prácticamente toda España. Luego yo solo tuve la oportunidad de ir a trabajar a Mallorca el año pasado.
Conocí a unos uruguayos que tenían un negocio de alquiler de tablas de paddle; allí es una zona turística por excelencia. Fue una experiencia muy linda; estuve los tres meses de verano, junio, julio y agosto.
Este año me quedé un poco más».
- ¿Es muy familiero?
- «Mi familia es chiquita… los quiero con locura a los poquitos que somos».
- ¿Proyectos futuros?
- «Hay unos cuantos… para comenzar, hacer todo lo posible para entrar en la universidad este año que viene; las clases comienzan en septiembre. También quiero experimentar más la experiencia de viajar… tengo un primo que ha viajado a Nueva Zelanda y amigos que se han instalado allí.
El trabajo que tuve me brindó la oportunidad de conocer gente, turistas de todos lados».
- ¿Y cómo está viviendo la etapa de ser joven?
- «Quiero aprovechar todas las oportunidades que se me crucen y vivir los momentos… buscar una especie de equilibrio entre divertirse y programar el futuro».
María Fernanda Ferreira

Comunicativo y espontáneo por naturaleza, accede a compartir con ¡Soy Joven! tramos de su vida, ya que la mitad de su existencia la ha vivido en su Salto natal – ciudad a la que siempre retorna – y la otra mitad en España.

Octavio Kroeff Artegoytia  tiene 20 años y con diez años, culminando el 4to. año escolar en la Escuela No. 3, vivió suoctavio001primera navidad en la vieja Europa.

«Si bien llevo viviendo la mitad de mi vida en España, siempre me voy a sentir de donde soy» – reconoció.

Este año está enfocado en prepararse para acceder  a la universidad, donde quiere abordar el campo de la Sociología y el Negocio Internacional.

Por el momento no tiene planes de volver a radicarse en Salto, pero sí siempre mantener sus vínculos, ya que tanto familia como amigos los tiene repartidos en un país y en el otro.

DIEZ AÑOS ATRÁS, CUANDO LLEGABA AL VIEJO MUNDO…

Octavio Kroeff Artegoytia confiesa que su adaptación al llegar a España fue rápida pues con diez años ese tema es más sencillo… «tuve suerte de integrarme enseguida al nuevo entorno escolar y continué jugando a la pelota»… un deporte que sin dudas lo practica con muchas ganas.

- ¿Qué recuerdos conserva de su niñez en Salto?

– «Una infancia muy feliz y diversa… (sonríe) con amigos de todos los colores… siempre chiveando en la plaza o en el Club Remeros.

Disfrutando de una libertad que no se puede vivir en otro lugar.

En España es diferente… es más ordenado… hay que pedir permiso para todo».

Octavio reside en un pueblito denominado Puerto de Sagunto, que queda a veinte kilómetros de Valencia capital.

En ese lugar hay mucha movida de vacaciones y a los valencianos les gusta sobremanera la diversión.

- ¿Cómo es el paisaje allí?

– España tiene una diversidad impresionante en sus paisajes; donde vivo yo está todo explotado, no hay mucha naturaleza… el norte es muy lindo, mucho verde.

Llueve con regularidad y podemos encontrarnos con las islas volcánicas como por ejemplo las Baleares.

- ¿Cada cuánto visita su ciudad natal?

– «Es la cuarta vez que vengo… la segunda que hago el viaje solo.

Mis abuelos me han ido a visitar unas cuantas veces escapándose del invierno.

Y de alguna forma también estoy haciendo lo mismo… la primera vez que viajo para Navidad».

- ¿Qué actividades realiza?

– «Hace dos años culminé el Bachillerato y me inscribí en una tecnicatura de Comercio y Marketing. Allí las universidades son caras. Entonces decidí emprender esta especialidad a la que denominan Módulo Superior.

Para terminar debo hacer ahora unas pasantías, así puedo acceder a la universidad a partir de la nota que logre.

- ¿Se siente cómodo en esta especialidad?

– «Probé y conocí ese mundillo que no me convence del todo… la idea es integrarme a la carrera de Sociología y con una carrera que se denomina «Internacional Business» (Negocio Internacional) y me parece muy atractiva.

- Aparte de esto. ¿En qué otras ramas le ha gustado incursionar?

– «Siempre practiqué muchos deportes… jugué al fútbol toda mi vida y no voy a dejar nunca. Estuve integrando un equipo en el Club Deportivo Acero, un equipo de tercera división y luego abandoné. Cuando me enganché nuevamente, me hice una lesión en los ligamentos y tuve que pasar por una etapa de recuperación. La idea ahora es volver a jugar. Me gusta también intercalar deportes individuales.

- ¿Cómo define su carácter?

– Una vez me dijeron que era hiperactivo y es posible que sea así, porque en oportunidades soy muy ansioso y me da por comer. Siempre tengo que estar haciendo algo, de lo contrario me aburro».

-¿En Europa la movida juvenil es similar a la de aquí?

-»Tal vez son un poco más cerrados… una vez que entran a la adolescencia los grupos se cierran; se forman como especies de tribus».

LA POSIBILIDAD DE RETORNAR A SU TIERRA DE ORIGEN

- Con su familia, ¿Tienen planificado volver a radicarse en Salto alguna vez?

– «Ha habido una conversación en los primeros tiempos, pero luego creo que hubo un cambio de opinión.

En mi caso particular, en estos momentos estoy estudiando y ello no sería posible… no lo descarto en un futuro.

- ¿Ha viajado por Europa?

– «Por suerte con mi madre y su pareja hemos conocido prácticamente toda España. Luego yo solo tuve la oportunidad de ir a trabajar a Mallorca el año pasado.

Conocí a unos uruguayos que tenían un negocio de alquiler de tablas de paddle; allí es una zona turística por excelencia. Fue una experiencia muy linda; estuve los tres meses de verano, junio, julio y agosto.

Este año me quedé un poco más».

- ¿Es muy familiero?

– «Mi familia es chiquita… los quiero con locura a los poquitos que somos».

- ¿Proyectos futuros?

– «Hay unos cuantos… para comenzar, hacer todo lo posible para entrar en la universidad este año que viene; las clases comienzan en septiembre. También quiero experimentar más la experiencia de viajar… tengo un primo que ha viajado a Nueva Zelanda y amigos que se han instalado allí.

El trabajo que tuve me brindó la oportunidad de conocer gente, turistas de todos lados».

- ¿Y cómo está viviendo la etapa de ser joven?

– «Quiero aprovechar todas las oportunidades que se me crucen y vivir los momentos… buscar una especie de equilibrio entre divertirse y programar el futuro».

María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...