Un septuagenario fue adormecido y robado por un visitante que lo convidó con “unos tragos de vineta”

Un hombre de 73 años fue víctima de un peculiar robo en la chacra que habita en la localidad de Belén. El sábado pasado a las 14.00, el septuagenario recibió la inesperada visita de un muchacho que llegó en una moto negra y le preguntó si tenía huevos a la venta. El dueño de casa contestó afirmativamente y fue a buscar una docena del producto solicitado. Cuando retornó, el comprador lo estaba esperando con un líquido espirituoso y lo invitó a beber “unos tragos de vineta”. El hombre aceptó el convite y a partir de ahí, sus recuerdos se desvanecen, porque recién recuperó la conciencia cerca de la medianoche, cuando ya no había rastros del visitante. Convencido de que éste le había suministrado alguna sustancia adormecedora a través de la bendita “vineta”, empezó a revisar sus pertenencias y descubrió el faltante de 2.280 pesos que se encontraban en el cajón de la mesa de luz del dormitorio.
Luego de comentar el incidente con una amiga de la zona, la misma se sorprendió al descubrir que la descripción del sospechoso y su vestimenta (buzo negro y bermuda marrón claro) coincidían con las de un pariente suyo del barrio Las Piedras de Bella Unión que justo había ido a visitarla el día del robo.
UNA DENUNCIA INSÓLITA
José Aguirre, presidente del club Barcelona, denunció haber sido víctima de arrebato. Lo curioso del caso es que el objeto “arrebatado” fue un documento con el “pase” de un jugador de fútbol de la propia institución (D.S.F.) y que el denunciado es el mismo futbolista.
Como informó EL PUEBLO en su edición de la víspera, el mandamás del club de la divisional C de nuestro fútbol hizo la denuncia respectiva en la seccional 5a y también puso en conocimiento del caso a la Liga Salteña de Fútbol.
El hecho en cuestión sucedió el pasado miércoles por la noche en la sede de la institución, donde Aguirre y el denunciado negociaban la desvinculación de este último del club y el dinero al que se haría acreedor Barcelona para librar el pase del futbolista. En determinado momento -según declaró el presidente-, el denunciado “arrebató” el documento de las manos de Aguirre y se lo entregó a su padre, quien se encontraba afuera del recinto arrancando la motocicleta en la que ambos de retiraron del lugar.
La versión del futbolista, sin embargo, es diametralmente opuesta (vcr página 17 de esta misma edición), por lo que el caso genera muchas dudas a los efectivos policiales que recibieron la denuncia.
Vale aclarar que el documento de la polémica es clave para que el futbolista pueda defender a otra institución del medio. Con el “pase” en su poder, no necesita del consentimiento del Barcelona para enrolarse a otro club.
FINGIÓ SER UN FELIGRÉS Y ROBÓ UNA IGLESIA
Un autodenominado obispo de una religión no convencional denunció que la “iglesia” del Centro de la ciudad donde trabaja fue visitada por un hombre que no pertenece al culto, quien hurtó varios objetos. Dicho individuo ingresó en el recinto fingiendo ser un feligrés más y aprovechó la ocasión para llevarse dos mochilas que pertenecían a dos adolescentes que se encontraban practicando deportes en el interior del centro religioso. Las mochilas contenían dos teléfonos celulares, un par de auriculares, un cuaderno, un protector bucal, ropas varias y 30 pesos.