Un sindicalista visceral

Con Miguel Fiordelmondo, Coordinador departamental del PIT CNT

Es el representante de los trabajadores organizados de Salto, está en toda las movilizaciones, asambleas, reuniones y negociaciones entre empleadores y trabajadores cada vez que un conflicto asoma se hace presente. Es oriundo del barrio Salto Nuevo, trabajó de vendedor de cuadros y de jornalero en El Espinillar hasta su cierre cuando fue miguel fiordelmondoredistribuido y recaló en la Universidad de la República. También fue mozo y deportista. Hoy Miguel Fiordelmondo es quien da la cara por los sindicatos pero no se guarda nada y denuncia los problemas económicos y sociales, declarando independencia del gobierno. Hoy en nuestra sección semanal responde a las Diez Últimas de la Última.

-¿Es de Salto?, ¿cómo se conformaba su familia?
Nací en Salto y crecí con mi familia, donde somos cinco hermanos, tres varones y dos mujeres. Tengo dos hijos y una nieta de 5 años que por suerte me acompaña siempre. Con mis hermanos crecimos todos en el barrio Salto Nuevo. Pero fui a la Escuela Nº4 y al Colegio Salesianos. Aunque después hice otro liceo también.

-¿Cómo y cuándo fue su ingreso al mundo del trabajo?
Comencé trabajando con los hermanos Anselmo y Luis Gómez, quienes trabajan en fotografía y vendía cuadros con ellos, después estuve haciendo trabajos de changas hasta que ingresé a El Espinillar en el año 1981.

-¿Cómo fueron esos años donde se vivió la previa del cierre del ingenio de El Espinillar?
Cuando ingresé nosotros todavía no estábamos efectivizados, porque había tres tipos de trabajadores en El Espinillar. Estaban los cortadores de caña, los jornaleros entre los que estaba yo y los efectivos. Fue muy poquito antes del cierre que nos presupuestaron, y en el tiempo (en que era presidente de la República) del señor Lacalle que nos resdistribuyeron. Yo me quedé en Salto y me dieron una orden, o iba a Primaria, si no a Secundaria o a la Universidad de la República, y si no entraba en ninguna de esas instituciones iba para afuera y tuve que ingresar en la Universidad.

-¿Estaba en la lucha contra el cierre o ya en ese momento sabían que se cerraba y estabas a la expectativa por lo que pudiera pasar?
No, en ese momento estaba a la expectativa porque sabíamos que venía el cierre y a mi como a la mayoría sabíamos que nos mandaban de cabeza, hay gente que se pudo acomodar, pero yo no tenía padrinos. A mi me mandaron de cabeza y tuve que ir adonde me mandaban.

-¿Le costó mucho el pasaje de El Espinillar hacia la Universidad?
Sí me costó mucho ese pasaje, porque en El Espinillar éramos una gran familia y en la Universidad era totalmente distinta y al principio me costó muchísimo que me aceptaran, sobre todo porque venía de otro lado, pero después me aceptaron y hasta ahora soy el representante de ellos. Algo que me deja muy contento, porque me costó mucho, después me conocieron y bueno ahora tengo una muy buena relación con todo el mundo.

-¿Hizo otras tareas también además de las que mencionó en régimen de multiempleo?
Sí soy mozo profesional, trabajé durante años a la par del trabajo en el sector público, de noche trabajaba en el centro de mozo. También trabajo en la reparación de teléfonos, hasta ahora, hago algo de telefonía. También fui deportista, jugué al fútbol y al basketball en varios clubes, en Chaná, en Salto Nuevo, en Cerro, Huracán, Libertad, Universitario, Nacional, Ferro Carril. Anduve por varios clubes.

-¿Cómo fue su ingreso al terreno sindical?
Cuando estaba en ANCAP era bastante joven, aún así empecé yendo a reuniones de la Federación Ancap junto a Luis Batalla, íbamos a Montevideo con él, pero no estaba en la orgánica de la Federación. Después pasé a la Universidad y en una oportunidad pasaron las elecciones y me gustó trabajar en eso porque era hacer el bien a la colectividad de la que yo participaba que en este caso era la de la Universidad.

- Vive el sindicalismo como algo visceral, eso es lo que se aprecia de afuera
Sí, claro, pero además he tenido muchas experiencias positivas gracias al sindicalismo, estuve en varias partes del mundo, en Sudamérica estuve en todos los países. Luego en el año 2009 estaba representando al sindicato de funcionarios de la Universidad de la República, y ya venía a la directiva del PIT CNT pero no pinchaba mucho ni nada de eso, nunca metía nada. Pero en el año 2010 Gonzalo Acuña me vino a buscar para que le dé una mano para levantar la directiva y bueno desde entonces estoy en la directiva del PIT CNT y ahora soy el Coordinador Departamental.

- ¿Cómo ve posicionado al PIT CNT hoy frente a un gobierno de izquierda?
Nosotros como PIT CNT tenemos independencia de clase desde siempre, el tema es que a veces no se marcaba mucho, nosotros la venimos marcando hace rato. Independencia de clase la tenemos con todos los gobiernos y en Montevideo también pasa porque actualmente ellos están en contra de un montón de cosas del gobierno, entonces es importante porque la gente nos identifica como movimiento sindical y cosas que son a favor del gobierno las decimos y las que están mal también, y han salido a pegarnos y nosotros ni pedimos disculpas, ni salimos a aclarar. Porque nos desmarcamos de los gobiernos de turno.

¿Se siente un representante de los trabajadores?
Sí claro, me siento un representante de los trabajadores y hay mucha gente que nos está apoyando, sino no estaría acá.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...