Un sujeto con varios antecedentes penales volvió a la cárcel por robo de motos y violencia privada contra su esposa

Una persona fue procesada con prisión en la pasada jornada, por estar vinculada al robo de motos y a delitos de violencia privada contra su esposa, se trata de un individuo oriundo del barrio La Tablada, quien ya poseía diversos antecedentes penales por distintos delitos.
El sujeto de 21 años de edad fue apresado en las últimas horas, luego que unas investigaciones practicadas por la Policía contra una red de delincuentes que se dedicaba al robo de motos terminara en ese lugar.
Allí lo detuvieron, lo indagaron y una vez que aportó los datos relacionados a esta situación, fue remitido ante el juez penal de turno, donde le tipificaron dos delitos de hurto especialmente agravado y un delito de violencia privada.
Los primeros fueron en relación a los robos de motos que llevaba adelante para la comercialización de sus partes y el último debido a una golpiza aplicada a su esposa y denunciada por ésta. Según informaron fuentes policiales, éste delincuente además era consumidor de pasta base.
MOTO REQUERIDA
Una moto que estaba abandonada pero que tenía una requisitoria por orden judicial para ser aprehendida, fue recuperada por la Seccional Quinta de Policía. El hecho ocurrió en las últimas horas cuando el birrodado estaba abandonado en la zona suburbana de la ciudad.
La denuncia fue formulada ante la Seccional Quinta de Policía por un hombre de 61 años de edad, expresando que en la zona de las avenidas Luis Batlle Berres y Garibaldi había una moto que se encontraba abandonada desde la mañana de ayer, por lo cual la Policía concurrió al lugar a chequear la situación.
Pero como nunca apareció el dueño de la misma a levantarla, la policía procedió a trasladar el birrodado hasta la Seccional actuante.
Se trata de una moto de matrícula HIV 923, la cual según los datos policiales, se encontraba requerida por aprehensión judicial, quedando en el Depósito de la Seccional Tercera de Policía. Ahora los funcionarios continúan con las averiguaciones del caso.
ENTRÓ Y SALIÓ
Así como entró, salió. Se trata de una persona que con una herida de arma de fuego entró al Hospital local y luego de ser atendido se retiró del lugar sin dar conocimiento del motivo de la misma.
El hecho fue puesto en conocimiento de la Seccional Tercera de Policía el pasado 1º de enero ya que se trata de un caso que alerta a las autoridades por la entidad del hecho. Cuando a las seis menos veinte de la mañana un efectivo de la Seccional Primera fue informado de la situación que se estaba dando dentro del Hospital Regional Salto.
En el lugar, le informaron que había ingresado un hombre de 38 años de edad por voluntad propia al referido nosocomio, el cual tenía una herida provocada por un arma de fuego. Practicadas las averiguaciones del caso del estado de salud del mismo, la Policía supo que la víctima había sido atendido y posteriormente retirado por su voluntad y por medios propios del centro asistencial, sin radicar la denuncia hasta el momento.
Asimismo, la Policía averigua para tratar de saber qué fue lo que pasó.
ROBARON UNA MOTO
El primer robo de motos del año llegó a las nueve de la mañana a la Seccional Primera, cuando un hombre de 30 años de edad denunció el robo de una moto.
El sujeto expresó que aproximadamente a las dos de la madrugada, había dejado estacionada la moto con traba de seguridad de fábrica colocada. La misma había quedado en el domicilio de familiar ubicado en la calle Treinta y Tres Orientales al 400.
Se trata de una moto marca Winner Fair de 110cc de color gris, con matrícula HKO 015, detallando como características que tenía el tapizado del asiento roto, y que la misma posee un solo espejo, el del lado izquierdo. Fue sobre las siete de la mañana, que se percató que la misma ya no se encontraba en el lugar.
UN ROBO
Ante la Seccional se formuló la primera denuncia del año, referida al robo en una casa de familia. La denuncia fue radicada el pasado 1º de enero a las nueve y media de la mañana, cuando un hombre de 56 años de edad, expresó que salió de su casa, ubicada en la zona de Barrio Talleres a eso de la una y media de la madrugada aproximadamente.
Pero dijo que al regresar notó que habían ingresado a su casa por medio de la rotura de un vidrio de la ventana, hurtándole desde el interior de la misma, una garrafa de 13 kilogramos, un radio grabador de color rojo y gris, una Licuadora marca Philips y una Mochila de color negra con lunares blancos.
OTRO
Esta vez fue en la Seccional Cuarta, también el 1º de enero pero sobre las diez menos veinte de la mañana. Allí un hombre de 31 años de edad, expresó que el día 31 salió de su domicilio sobre las seis de la tarde, el cual está ubicado en la zona de Chacras, en jurisdicción de la Seccional Cuarta, regresando a eso de las tres de la madrugada.
Allí notó que le habían forzado la puerta, rompiendo un candado e ingresando a la finca donde le hurtaron un televisor plasma de 42″, una laptop marca Lenovo y unas sábanas de color blanco y rojo, presumiendo tener información del autor del hecho. La policía averigua.

Una persona fue procesada con prisión en la pasada jornada, por estar vinculada al robo de motos y a delitos de violencia privada contra su esposa, se trata de un individuo oriundo del barrio La Tablada, quien ya poseía diversos antecedentes penales por distintos delitos.

El sujeto de 21 años de edad fue apresado en las últimas horas, luego que unas investigaciones practicadas por la Policía contra una red de delincuentes que se dedicaba al robo de motos terminara en ese lugar.

Allí lo detuvieron, lo indagaron y una vez que aportó los datos relacionados a esta situación, fue remitido ante el juez penal de turno, donde le tipificaron dos delitos de hurto especialmente agravado y un delito de violencia privada.

Los primeros fueron en relación a los robos de motos que llevaba adelante para la comercialización de sus partes y el último debido a una golpiza aplicada a su esposa y denunciada por ésta. Según informaron fuentes policiales, éste delincuente además era consumidor de pasta base.

MOTO REQUERIDA

Una moto que estaba abandonada pero que tenía una requisitoria por orden judicial para ser aprehendida, fue recuperada por la Seccional Quinta de Policía. El hecho ocurrió en las últimas horas cuando el birrodado estaba abandonado en la zona suburbana de la ciudad.

La denuncia fue formulada ante la Seccional Quinta de Policía por un hombre de 61 años de edad, expresando que en la zona de las avenidas Luis Batlle Berres y Garibaldi había una moto que se encontraba abandonada desde la mañana de ayer, por lo cual la Policía concurrió al lugar a chequear la situación.

Pero como nunca apareció el dueño de la misma a levantarla, la policía procedió a trasladar el birrodado hasta la Seccional actuante.

Se trata de una moto de matrícula HIV 923, la cual según los datos policiales, se encontraba requerida por aprehensión judicial, quedando en el Depósito de la Seccional Tercera de Policía. Ahora los funcionarios continúan con las averiguaciones del caso.

ENTRÓ Y SALIÓ

Así como entró, salió. Se trata de una persona que con una herida de arma de fuego entró al Hospital local y luego de ser atendido se retiró del lugar sin dar conocimiento del motivo de la misma.

El hecho fue puesto en conocimiento de la Seccional Tercera de Policía el pasado 1º de enero ya que se trata de un caso que alerta a las autoridades por la entidad del hecho. Cuando a las seis menos veinte de la mañana un efectivo de la Seccional Primera fue informado de la situación que se estaba dando dentro del Hospital Regional Salto.

En el lugar, le informaron que había ingresado un hombre de 38 años de edad por voluntad propia al referido nosocomio, el cual tenía una herida provocada por un arma de fuego. Practicadas las averiguaciones del caso del estado de salud del mismo, la Policía supo que la víctima había sido atendido y posteriormente retirado por su voluntad y por medios propios del centro asistencial, sin radicar la denuncia hasta el momento.

Asimismo, la Policía averigua para tratar de saber qué fue lo que pasó.

ROBARON UNA MOTO

El primer robo de motos del año llegó a las nueve de la mañana a la Seccional Primera, cuando un hombre de 30 años de edad denunció el robo de una moto.

El sujeto expresó que aproximadamente a las dos de la madrugada, había dejado estacionada la moto con traba de seguridad de fábrica colocada. La misma había quedado en el domicilio de familiar ubicado en la calle Treinta y Tres Orientales al 400.

Se trata de una moto marca Winner Fair de 110cc de color gris, con matrícula HKO 015, detallando como características que tenía el tapizado del asiento roto, y que la misma posee un solo espejo, el del lado izquierdo. Fue sobre las siete de la mañana, que se percató que la misma ya no se encontraba en el lugar.

UN ROBO

Ante la Seccional se formuló la primera denuncia del año, referida al robo en una casa de familia. La denuncia fue radicada el pasado 1º de enero a las nueve y media de la mañana, cuando un hombre de 56 años de edad, expresó que salió de su casa, ubicada en la zona de Barrio Talleres a eso de la una y media de la madrugada aproximadamente.

Pero dijo que al regresar notó que habían ingresado a su casa por medio de la rotura de un vidrio de la ventana, hurtándole desde el interior de la misma, una garrafa de 13 kilogramos, un radio grabador de color rojo y gris, una Licuadora marca Philips y una Mochila de color negra con lunares blancos.

OTRO

Esta vez fue en la Seccional Cuarta, también el 1º de enero pero sobre las diez menos veinte de la mañana. Allí un hombre de 31 años de edad, expresó que el día 31 salió de su domicilio sobre las seis de la tarde, el cual está ubicado en la zona de Chacras, en jurisdicción de la Seccional Cuarta, regresando a eso de las tres de la madrugada.

Allí notó que le habían forzado la puerta, rompiendo un candado e ingresando a la finca donde le hurtaron un televisor plasma de 42″, una laptop marca Lenovo y unas sábanas de color blanco y rojo, presumiendo tener información del autor del hecho. La policía averigua.