Un testimonio que nos reafirma el valor de la vidaUn testimonio que nos reafirma el valor de la vida

Con jóvenes de Rotaract en el marco de la
celebración a nivel mundial de la organización

Con jóvenes de Rotaract en el marco de la celebración a nivel mundial de la organización

Juan Pedro Suárez (23), Sebastián Sequeira (20), Patricia Carbonell (24) y Nicolás Reina (23) llevan ya un tiempo integrados a Rotaract Club Salto que en estos momentos se encuentra organizando diversas actividades en el marco de la celebración de la institución en todo el mundo.

Los jóvenes señalaron que particularmente esta semana es de festejos, ya que el 13 de marzo fue el día en que se fundó el primer club rotario en el orbe en Carolina del Norte en 1978.

Por ello todos los clubes de cada país realizan actividades especiales.

Aquí en Salto se está organizando una caminata y otros eventos que se irán dando a conocer.

«El objetivo es divulgar más a la organización, porque aún nos pasa que la gente no nos conoce y no sabe que hacemos tareas voluntarias» – señaló Patricia Carbonell.

Dentro de la agenda también están previstas visitas y colaboraciones en algunos merenderos y un encuentro con otros clubes.

También se espera que otros chicos y chicas se interesen por saber de qué se trata cumplir con una tarea voluntaria y puedan interesarse en el tema.

Patricia Carbonell se conectó con los jóvenes rotaractianos «en un momento muy especial de su vida» y decidió dedicar su tiempo a algo que fuera útil.

«Todo surgió a partir de una conversación que tuve con mi primo y me comentó lo que hacía… en verdad me gustó la idea de acercarme y ver cómo funcionaba el grupo.

Me encontré con jóvenes organizados que en verdad tenían inquietudes de hacerSOYJOVEN001 cosas positivas por la sociedad.

Desde abril del año pasado que estoy integrada a Rotary Club Salto y fui coordinando mi tiempo con los de la universidad».

El comité es el que está a cargo del servicio propiamente dicho, se trabajó intensamente en el barrio Andresito y se organizó una feria americana para recaudar fondos que serán destinados a un nuevo merendero.

Patricia confiesa que algunos allegados le dicen que haciendo lo que hace no va a cambiar el mundo, pero ella tiene en claro que aportando lo suyo puede contribuir positivamente.

Con el joven Miguel Cabrera – quien preside en la actualidad Rotaract Club Salto fueron coordinando la agenda anual y se fijaron determinadas metas.

CULTIVANDO LA AUTOGESTIÓN PARA ACCEDER A RECURSOS

Vale destacar que el grupo no cuenta con recursos para las obras benéficas sino que ellos mismos deben aprender a autogestionarse.

A Patricia le falta un examen para recibirse de abogada y  ha comenzado este año con la carrera de Escribanía.

Sebastián Sequeira es primo de Patricia y llegó al club mediante una invitación de un amigo.

Hoy integra el área de Relaciones Públicas, órgano que se encarga de divulgar todo lo que se va llevando a cabo, llegando a los medios de comunicación y utilizando las redes sociales.

Cursa tercer año de la Facultad de Derecho.

Juan Pedro Suárez llegó a Rotaract por invitación de Norberto «Chumbo» Sagnol – integrante de Rotary –  y en ese momento las reuniones se realizaban en una de las oficinas de Salto Shopping.

«En las primeras reuniones no entendía demasiado porque se manejaba una terminología muy propia de la organización pero luego ya me fui adaptando… De eso ya hace dos años».

Suárez trabaja en un supermercado local y este año se inscribió en el curso de Analista Programador.

Nicolás Reina es tesorero por segundo año consecutivo y presidente electo para el período 2015 – 2016 (cabe destacar que el año rotario va del 1ro. de julio al 30 de junio del año siguiente).

También colabora en los comités cuando requieren de su ayuda y es administrativo en una empresa agroexportadora de arándanos.

Llegó a Rotaract a través de su hermano.

A su entrada coincidió que estaban organizando un evento grande a nivel distrital.

TRABAJO COMUNITARIO Y FOMENTO DEL COMPAÑERISMO

«Hoy la organización es parte importante en mi vida» – afirmó.

Los jóvenes rotarios de todo el mundo hacen lo que se denomina intercambio de cajas, donde se envían objetos en información que es tradicional de cada país, como un gesto integrador.

Recientemente mantuvieron intercambio con grupos de jóvenes del Paraguay.

Rotaract brinda las posibilidades a cada joven a capacitarse en distintas áreas que luego las va aplicar en su vida particular.

La organización da lugar a que jóvenes de entre 18 y 30 años puedan desarrollarse  profesionalmente y como personas, «en un ámbito de amistad y servicio».

Dentro de los logros de trascendencia para la comunidad, los jóvenes rotaractianos están por terminar de instalar una plaza de juegos de hierro en una escuela rural, en la Escuela No.60.

También se ha apoyado mucho al merendero «Luz del Barrio» en el barrio «La Amarilla», también a los niños del barrio Andresito.

Ser Joven – Para los jóvenes rotaractianos es ponerse la camiseta de la organización y seguir una misma consigna.

Esa motivación, vocación y ganas de hacer cosas deben ser compartidas con los demás para que otros puedan sentirse estimulados.

Ser joven es ir pensando en la etapa adulta… dependiendo de las decisiones que se tomen, los frutos se verán en el futuro.

Es crecer… conocer… y corregir errores… es comenzar hoy con un compromiso que permitirá dejar huellas positivas.


María Fernanda Ferreira.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...