Una abuela denunció que su nieto de 8 años fue violado por un joven de 16, que además habría filmado el abuso

Un menor de ocho años fue presuntamente violado por un joven de 16, según denunció la abuela de la víctima ante la Seccional Cuarta de Policía.

El hecho, de acuerdo a la denuncia registrada, ocurrió en una casa de la zona del extremo este de la ciudad y existiría una prueba contundente que incriminaría al adolescente en cuestión, dado que éste habría grabado el abuso con la computadora XO del propio niño.

El jueves 3 del presente mes, el niño de ocho años concurrió por la tarde a la casa del joven de 16, quien le pidió que se desnudara, según consta en el expediente policial.

Acto seguido, el adolescente violó al pequeño y grabó el abuso con la computadora portátil antes indicada, siempre de acuerdo a la versión dada por la denunciante. Finalmente, el agresor le dio al niño una moneda de 10 pesos y lo amenazó para que no contara lo sucedido.

La madre del niño presuntamente abusado admitió haber visto “algunos videos” en la computadora de su hijo, donde éste se encontraba “desnudo” en una cama y se escuchaban las carcajadas de otra persona cuyo rostro no aparecía en la filmación.

La Policía incautó la computadora para analizar los videos que observó la madre y otros que la mujer no llegó a ver. Según informaron a EL PUEBLO las fuentes policiales consultadas, la madre, además, confesó que su hijo le “ha contado” que era manoseado por el joven denunciado.

El caso se encuentra en la órbita judicial. Ayer se tomaron las primeras declaraciones del caso, continuando las actuaciones en la jornada de hoy.

TRES DENUNCIAS, UN PROCESADO

En lo que va del año hubo otras tres denuncias por violación en nuestro departamento, habiéndose comprobado una sola de ellas.

El único caso en que la justicia le dio la razón a la parte denunciante fue el de una mujer de 23 años que fue violada por su ex pareja de 27 años, con quien tiene dos hijos en común de un año y medio y dos meses, respectivamente. El violador fue procesado con prisión.

El abuso sexual se consumó a mediados de febrero, cuando el violador llegó a la casa de la víctima por la noche, y la amenazó con un cuchillo, antes de quitarle el short que llevaba puesto y la ropa interior, para luego violarla “a la fuerza”, según la versión que dio la joven en la sede policial. Agregó que el hombre usó la violación como un gesto “de venganza” por haber sido dejado por ella.

La dama dio aviso a la policía inmediatamente que el violador abandonó su finca y enseguida fue trasladada al Centro Médico, donde fue vista por un médico y una partera, quienes expidieron el certificado médico correspondiente, algo que fue clave para comprobar que había existido el contacto venéreo entre las partes.

ROBO REITERADO A IGLESIA

Un pastor de la iglesia pentecostal “Dios es amor” ubicada en la calle Uruguay al 2847 denunció que dicho centro religioso fue invadido por personas extrañas por sexta vez en los últimos tiempos. La mayoría de las veces los visitantes ingresan a la iglesia a robar, pero en otras oportunidades lo hacen simplemente para destrozar cosas.

El último delito fue cometido esta semana, cuando una o varias personas ingresaron al recinto tras romper dos candados y la cerradura de una puerta.

Una vez adentro, los visitantes se dirigieron a la librería del lugar y tiraron todos los libros al piso, dejaron el lugar en completo desorden. No se constató el faltante de ningún artículo, quizás porque este tipo de personas no es muy asiduo a la lectura.

DOS NUEVOS CASOS DE ARREBATO

Los motochorros siguen haciendo de las suyas en nuestra ciudad. Como muestra, alcanza con repasar los últimos dos casos denunciados.

Cerca de las nueve de la noche del martes, una mujer iba caminando por calle Chiazzaro entre Bolivia y Herrera y Obes, cuando de repente pasó un motonetista por detrás suyo y le arrebató la cartera que llevaba en las manos. En el interior de la misma había 500 pesos, un par de lentes recetados, llaves varias y documentos personales. Luego de ser realizada la denuncia correspondiente, efectivos de la seccional Quinta recorrieron la zona sin poder dar con el paradero del ladrón.

Unos 15 minutos después de ocurrido el robo contado anteriormente, sucedió un nuevo arrebato. El hecho se registró en calle San Eugenio (no se especificó a qué altura), cuando una mujer que circulaba en moto fue víctima de hurto de parte de dos hombres que también andaban en un birrodado. Los ladrones se apoderaron de la cartera de la víctima, que contenía $6.000, un celular y varios documentos.

OTRO DELINCUENTE A PRISIÓN

Por orden del juez penal de turno, un delincuente que había sido procesado sin prisión, fue finalmente mandado al Centro de Rehabilitación local.

Presuntamente, el individuo no cumplió con las medidas sustitutivas que le había aplicado el magistrado actuante, por lo que terminó en la cárcel.

El hombre había recuperado su libertad el 17 de febrero pasado.

Un menor de ocho años fue presuntamente violado por un joven de 16, según denunció la abuela de la víctima ante la Seccional Cuarta de Policía.
El hecho, de acuerdo a la denuncia registrada, ocurrió en una casa de la zona del extremo este de la ciudad y existiría una prueba contundente que incriminaría al adolescente en cuestión, dado que éste habría grabado el abuso con la computadora XO del propio niño.
El jueves 3 del presente mes, el niño de ocho años concurrió por la tarde a la casa del joven de 16, quien le pidió que se desnudara, según consta en el expediente policial.
Acto seguido, el adolescente violó al pequeño y grabó el abuso con la computadora portátil antes indicada, siempre de acuerdo a la versión dada por la denunciante. Finalmente, el agresor le dio al niño una moneda de 10 pesos y lo amenazó para que no contara lo sucedido.
La madre del niño presuntamente abusado admitió haber visto “algunos videos” en la computadora de su hijo, donde éste se encontraba “desnudo” en una cama y se escuchaban las carcajadas de otra persona cuyo rostro no aparecía en la filmación.
La Policía incautó la computadora para analizar los videos que observó la madre y otros que la mujer no llegó a ver. Según informaron a EL PUEBLO las fuentes policiales consultadas, la madre, además, confesó que su hijo le “ha contado” que era manoseado por el joven denunciado.
El caso se encuentra en la órbita judicial. Ayer se tomaron las primeras declaraciones del caso, continuando las actuaciones en la jornada de hoy.
TRES DENUNCIAS,
UN PROCESADO
En lo que va del año hubo otras tres denuncias por violación en nuestro departamento, habiéndose comprobado una sola de ellas.
El único caso en que la justicia le dio la razón a la parte denunciante fue el de una mujer de 23 años que fue violada por su ex pareja de 27 años, con quien tiene dos hijos en común de un año y medio y dos meses, respectivamente. El violador fue procesado con prisión.
El abuso sexual se consumó a mediados de febrero, cuando el violador llegó a la casa de la víctima por la noche, y la amenazó con un cuchillo, antes de quitarle el short que llevaba puesto y la ropa interior, para luego violarla “a la fuerza”, según la versión que dio la joven en la sede policial. Agregó que el hombre usó la violación como un gesto “de venganza” por haber sido dejado por ella.
La dama dio aviso a la policía inmediatamente que el violador abandonó su finca y enseguida fue trasladada al Centro Médico, donde fue vista por un médico y una partera, quienes expidieron el certificado médico correspondiente, algo que fue clave para comprobar que había existido el contacto venéreo entre las partes.
ROBO REITERADO
A IGLESIA
Un pastor de la iglesia pentecostal “Dios es amor” ubicada en la calle Uruguay al 2847 denunció que dicho centro religioso fue invadido por personas extrañas por sexta vez en los últimos tiempos. La mayoría de las veces los visitantes ingresan a la iglesia a robar, pero en otras oportunidades lo hacen simplemente para destrozar cosas.
El último delito fue cometido esta semana, cuando una o varias personas ingresaron al recinto tras romper dos candados y la cerradura de una puerta.
Una vez adentro, los visitantes se dirigieron a la librería del lugar y tiraron todos los libros al piso, dejaron el lugar en completo desorden. No se constató el faltante de ningún artículo, quizás porque este tipo de personas no es muy asiduo a la lectura.
DOS NUEVOS CASOS
DE ARREBATO
Los motochorros siguen haciendo de las suyas en nuestra ciudad. Como muestra, alcanza con repasar los últimos dos casos denunciados.
Cerca de las nueve de la noche del martes, una mujer iba caminando por calle Chiazzaro entre Bolivia y Herrera y Obes, cuando de repente pasó un motonetista por detrás suyo y le arrebató la cartera que llevaba en las manos. En el interior de la misma había 500 pesos, un par de lentes recetados, llaves varias y documentos personales. Luego de ser realizada la denuncia correspondiente, efectivos de la seccional Quinta recorrieron la zona sin poder dar con el paradero del ladrón.
Unos 15 minutos después de ocurrido el robo contado anteriormente, sucedió un nuevo arrebato. El hecho se registró en calle San Eugenio (no se especificó a qué altura), cuando una mujer que circulaba en moto fue víctima de hurto de parte de dos hombres que también andaban en un birrodado. Los ladrones se apoderaron de la cartera de la víctima, que contenía $6.000, un celular y varios documentos.
OTRO DELINCUENTE
A PRISIÓN
Por orden del juez penal de turno, un delincuente que había sido procesado sin prisión, fue finalmente mandado al Centro de Rehabilitación local.
Presuntamente, el individuo no cumplió con las medidas sustitutivas que le había aplicado el magistrado actuante, por lo que terminó en la cárcel.
El hombre había recuperado su libertad el 17 de febrero pasad