«Una capacidad mínima para 8.000 personas»

El Parque Ernesto Dickinson, se fue transformando poco menos que en una obsesión. Da tela para cortar. Desde la red lumínica insuficiente, hasta momentos simplemente envidiables a nivel de campo de juego. Ahora los focos que llegaron tras las gestiones ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, pero también, una mira no eludible.
«Porque nosotros bien que sabemos de la necesidad de ampliación del estadio-en el decir del presidente de la Liga, Luis Alberto Arreseigor-y no dejamos el tema de lado. Es claro que frente a determinadas circunstancias, se limita la posibilidad de presencia masiva. Cuando vino a jugar Peñarol, fue una muestra más, con 4.000 entradas puestas a la venta y no más de eso. Superar esa cifra es imposible. Estamos hablando que el Dickinson tenga una capacidad mínima para 8.000 personas. No menos que eso, pero tampoco, no tanto más que eso. Lo bueno es que tenemos espacio para descubrir otras posibilidades y sacarle jugo. Vamos marcando situaciones a favor y ahora estamos abocados a mejorar la red lumínica. Esa era una necesidad y lo bueno es que será una solución de fondo y no transitoria. Nada es fácil, pero sabemos bien lo que falta en el estadio y lo que es posible».