Una Feria del Libro demasiado pobre

La del Mercado 18 de Julio:

El pasado domingo 20 de junio concluyó en el Mercado 18 de Julio la Feria del Libro, inaugurada el jueves 17 y organizada en conjunto por la Intendencia de Salto y la Comisión encargada de organizar los homenajes a Enrique Amorim. La actividad fue justamente la primera de las que se están planificando para recordar a este escritor en los 110 años de nacimiento y 50 de muerte.

Desde esta misma página habíamos reclamado unos meses atrás (el 25 de abril para ser más precisos) una feria del libro en nuestra ciudad. Entendíamos que Salto merecía “contar con una Feria del Libro de nivel”, como dijimos en aquella oportunidad. Y hoy decimos que lo sigue mereciendo. Nunca imaginamos la chatura y el escaso entusiasmo que caracterizó a esta última, realizada hace pocos días. Veamos.

La inauguración se cumplió el jueves 17 con presencia de un escasísimo puñado de gente. Ese día no hubo actividad en cuanto a conferencia, presentación de libro o recital. Pero lo más llamativo es que tampoco hubo ni una sola palabra de apertura. Algunos integrantes de la organización, concretamente el Director de Cultura de la Intendencia  Denis Dutra y Martha Peralta en representación de la Comisión Organizadora de Homenajes a Amorim, se limitaron a hablar en una rueda de prensa conformada por tres periodistas. Cabe agregar que de esta Comisión, formada por Inés Delgado, Martha Peralta, Gilberto Calvo y César Rodríguez Musmanno, sólo la mitad estuvo en la inauguración: las dos nombradas en primer término.

En tanto, el público tampoco pudo entretenerse o disfrutar demasiado con los libros de la expo – venta, dado que no había más de cinco stands, seis a partir de la segunda noche.

Y algunos de ellos muy, muy pequeños. Cabe preguntarse: ¿Y las librerías de Salto?, porque es cierto que hay pocas, pero hay. ¿Y los otros vendedores de libros que habitualmente recorren los centros educativos y son representantes de diferentes editoriales?, ¿Y otras editoriales de Montevideo además de la que sí estuvo, Banda Oriental?

La escasa concurrencia de público, que podría atribuirse a la poca atracción generada por el escaso número de libros expuestos, ¿no se habrá debido también a la falta de algo elemental como la coordinación de horarios? Durante los días que estuvo la Feria, los medios de comunicación daban cuenta de diferentes horarios para una misma actividad. Consultada la Comisión, a veces no sabía dar la información con certeza.

Para la disertación de Carlos Liscano, nada menos que Director de la Biblioteca Nacional, había un público de catorce personas. Realmente cuesta creer. Y era en pleno centro, y era gratis, y era en una Feria del Libro que Salto no tenía desde hacía cuatro años. La participación de Elder Silva (viernes en la noche), ¿cabría ser llamada “presentación del libro Sachet” como fue anunciada?. Pues no, ya que el autor no habló del nuevo libro sino que leyó poemas, pero no sólo de ese nuevo libro sino de varios.

Los puntos más altos fueron las disertaciones de los profesores capitalinos Pablo Rocca y Daniel Vidal, sobre todo la primera. Hubo en estos casos algo más de catorce personas, pero igualmente fue un público verdaderamente escaso. De lamentar además, la poca amabilidad que se tuvo con Rocca, quien dijo haberse sentido algo “perdido” en Salto: nadie fue a esperarlo cuando llegó, no sabía dónde dirigirse ya que no se le precisó lugar de alojamiento, y se fue con el deseo que lo invitaran a conocer algunos lugares como Casa Quiroga.

En definitiva, quedó el sabor de lo pobre, de lo escaso y frío. Presentando al último disertante (domingo en la noche) la profesora Peralta dijo “esta exposición de libros”, no apareció la expresión “Feria del Libro”. Tal vez eso hubiera sido lo más acertado: promocionar determinada conferencia y, si se quería, acompañarla de alguna muestra o exposición de libros. Pero no generar una falsa expectativa, como hablar de Feria del Libro en Salto, máxime cuando también está en juego la imagen y el prestigio de una ciudad ante circunstanciales visitantes.