Una madre acompañaba a su hijo de 16 años al liceo de Constitución, pero éste se escapó y no volvió a su casa

En la mañana del lunes, una mujer se dirigía junto a sus dos hijos al liceo de Villa Constitución, cuando uno de ellos le manifestó que no quería estudiar más y que deseaba empezar a trabajar.
Acto seguido, según comentó la propia madre en la Seccional Séptima de la localidad, el joven de 16 años “se escapó” corriendo “con dirección al este”, y la dama salió detrás suyo, pero no pudo alcanzarlo.
El joven no apareció más por su casa, lo que llevó a que su madre realizara la denuncia policial correspondiente. La progenitora aseveró que no es la primera vez que el adolescente se escapa de la vivienda y solicitó su reintegro. También adelantó que si su hijo continúa con dicha conducta, solicitará su internación en el INAU, por no poder “sostener la situación”.
DENUNCIA DE APROPIACIÓN INDEBIDA
Un hombre denunció a una dama con la que “mantuvo una relación sentimental”, a quien prestó su motocicleta por tiempo indefinido.
Cuando la relación entre ambos se terminó, el sujeto solicitó varias veces que le fuera devuelto su vehículo, pero la mujer contestó siempre “con evasivas”.
Como “ya ha pasado mucho tiempo”, el hombre decidió dar cuenta del hecho a los efectivos de la Seccional Tercera, con la esperanza de “recuperar su moto”.
DAMA DENUNCIÓ A SU ESPOSO GOLPEADOR
Una dama se presentó en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica para denunciar a su esposo, quien es “una persona alcohólica” y cuando se encuentra bajo los efectos del alcohol “la agrede físicamente” y hasta ha llegado a “amenazarla de muerte”.
La mujer acotó que las agresiones vienen ocurriendo desde hace un largo tiempo, pese a que nunca antes se había animado a denunciar los hechos.
Pero llegó el día en que “una gota derramó el vaso” y la víctima se sintió “cansada de las agresiones”, por lo que decidió retirarse del hogar, solicitando una prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación del denunciado hacia su persona.
OTRO CASO DE VIOLENCIA DOMÉSTICA
Las denuncias contra exparejas son moneda corriente en los últimos tiempos. El último caso alude a un hombre que concurrió al domicilio de su exnovia, con quien mantuvo una “discusión”, para posteriormente retirarse del lugar.
A partir de allí, la dama comenzó a recibir mensajes de texto “con amenazas”, de parte del sujeto, quien le decía que “la odiaba” y que “era capaz de todo”.
Por dicho motivo, la dama solicitó una prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación hacia su persona y domicilio.
DENUNCIA CONTRA HIJO ADOLESCENTE
Una madre desesperada denunció a su hijo de 17 años, quien “es agresivo, la insulta, le pega a sus hermanos menores, los amenaza con que los va a matar a todos y asegura va a quemar la casa”, de acuerdo a lo declarado por la dama en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica.
El joven sale siempre sin avisar de la casa y regresa “cuando quiere”. La fémina solicitó que se tomen “medidas” con respecto a su hijo, ya que la situación “la ha superado”, ya que el joven “es incontrolable”, por lo que su progenitora “teme que cumpla con sus amenazas”.
MÁS DATOS SOBRE EL ATRACO
Ayer trascendieron más datos sobre el atraco que sufrió un comercio sito en la calle Juan Carlos Gómez al 1800, hecho que fue informado por EL PUEBLO en su edición de la víspera.
El hecho fue protagonizado por dos delincuentes que ingresaron armados al establecimiento, llevándose la caja registradora del lugar, que contenía entre 10.000 y 15.000 pesos, de acuerdo a lo declarado por la dueña del comercio.
La dama aseveró al personal de la Seccional Tercera que se encontraba atendiendo el comercio junto a su empleada, en momentos en los que ingresaron dos hombres armados “anunciando” que “era un asalto”, para luego efectuar “un disparo hacia el techo con uno de los revólveres”, lo que provocó que las féminas se tiraran al piso.
Las autoridades policiales investigan el hecho en pos de poder identificar y detener a los rapiñeros.
VUELCO SIN LESIONADO EN LA RUTA 31
En el kilómetro 105 de la ruta 31 ocurrió un siniestro de tránsito, donde se pudo constatar que en la banquina izquierda, a unos cinco metros de la capa asfáltica, se encontraba la camioneta Renault Sandero con las cuatro ruedas hacia arriba.
El vehículo era conducido por un hombre que era acompañado por su esposa y un hijo menor de edad, quienes se encontraban ilesos. El conductor manifestó que circulaba por la ruta 31 y en un momento dado perdió el control del vehículo, derrapando y yéndose hacia la banquina izquierda, no pudiendo evitar el vuelco.