Una muestra sobre nada en la Fundación Pablo Atchugarry en Punta del Este

Inauguración 3 de noviembre hasta el 15 de Diciembre.
La Fundación Pablo Atchugarry es una institución sin fines de lucro, obra del escultor Pablo Atchugarry inaugurada en el 2007. Fue creada con el espíritu de promover las artes plásticas, la literatura, la música y otras manifestaciones creativas del hombre. Este proyecto social y cultural se construye en forma constante y dinámica, consolidándose a través del trabajo y la experiencia de su fundador.
La Fundación  Pablo Atchugarry busca ser un espacio de unión ideal entre la naturaleza y el arte. Donde el canto de los pájaros acompañan al espectador entre lagos y un paisaje ondulado en el cual germinan esculturas y otras manifestaciones artísticas.
Presenta las obras de 35 artistas uruguayos menores de 35.
Estos artistas fueron seleccionados mediante una convocatoria abierta.
La nada en esta muestra surge como principio, como un vacío que puede ser ocupado,
como lo que complementa el todo, como un espacio en blanco que el artista utiliza.
La nada obliga al artista a no depender de ninguna consigna preestablecida, más que la que  surge de su propia práctica.
Tiene como objetivo abrir la conversación entre el visitante y el artista, creando un diálogo directo mediante la obra exhibida.
Al introducir la obra a través de los textos de los propios artistas, es como mejor se realiza la presentación de este arte contemporáneo de hoy, de ahora.

Inauguración 3 de noviembre hasta el 15 de Diciembre.

La Fundación Pablo Atchugarry es una institución sin fines de lucro, obra del escultor Pablo Atchugarry inaugurada en el 2007. Fue creada con el espíritu de promover las artes plásticas, la literatura, la música y otras manifestaciones creativas del hombre. Este proyecto social y cultural se construye en forma constante y dinámica, consolidándose a través del trabajo y la experiencia de su fundador.

La Fundación  Pablo Atchugarry busca ser un espacio de unión ideal entre la naturaleza y el arte. Donde el canto de los pájaros acompañan al espectador entre lagos y un paisaje ondulado en el cual germinan esculturas y otras manifestaciones artísticas.

Presenta las obras de 35 artistas uruguayos menores de 35.

Estos artistas fueron seleccionados mediante una convocatoria abierta.

La nada en esta muestra surge como principio, como un vacío que puede ser ocupado,

como lo que complementa el todo, como un espacio en blanco que el artista utiliza.

La nada obliga al artista a no depender de ninguna consigna preestablecida, más que la que  surge de su propia práctica.

Tiene como objetivo abrir la conversación entre el visitante y el artista, creando un diálogo directo mediante la obra exhibida.

Al introducir la obra a través de los textos de los propios artistas, es como mejor se realiza la presentación de este arte contemporáneo de hoy, de ahora.