Una mujer que pretendía llevarse mercadería de un comercio céntrico agredió a guardia que la detuvo

Una mujer fue detenida por la Policía tras agredir físicamente a un guardia de seguridad al ser descubierta por éste robando varias prendas en un comercio céntrico. El hecho ocurrió en las últimas horas en el marco del intenso movimiento comercial que se vive por estos días, debido al advenimiento de las fiestas tradicionales.
La información fue brindada por la Jefatura de Policía, los que señalaron que el pasado sábado, luego de haber recibido una llamada desde un local comercial, se desplazaron al lugar funcionarios de la Seccional Segunda de Policía, quienes arribaron a un comercio que está ubicado sobre la calle Uruguay al 700, entre Larrañaga y Sarandí.
Allí, un guardia de seguridad de ese local, había demorado a una mujer de 22 años de edad, expresando que la misma había pretendido hurtar varias prendas de vestir, por lo que la policía procedió a su detención.
Luego del traslado de la misma hacia la unidad policial, fue recepcionada una  denuncia por parte de la representante del comercio afectado, quien expresó que en circunstancias que se encontraba en su lugar de trabajo, un guardia de seguridad visualizó a una mujer que guardaba prendas del comercio en su cartera, por lo que éste se acercó para decirle que debía dejarlas siendo agredido físicamente mediante un golpe de puño en el rostro, además en la acción, la mujer le rompió la camisa.
A la mujer detenida se le incautaron 14 buzos largos de manga corta, dos buzos cortos de manga corta y un camisón de algodón, la misma fue averiguada al respecto en la seccional policial y el hecho fue puesto en conocimiento de la justicia competente quien actúa al respecto.
HURTO
DE MOTO
Al cabo que otro robo de motos ocurrió en las últimas horas. Se trata de uno de los hechos más comunes, que los delincuentes realizan a diario, según lo que hace pocas horas decía el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, a este diario.   El hecho se registró cuando en la Seccional Primera de Policía, el pasado sábado denunció una mujer de 47 años de edad, expresando que próximo a las doce del mediodía, dejó su moto Yumbo Max, matrícula de Salto HKP 985, estacionada con la traba de seguridad colocada, en la calle Joaquín Suárez y Brasil, y al ir a utilizarla cerca de las cinco menos cuarto, de la tarde, notó que la misma ya no estaba.
Por este caso, la policía realizó diversas recorridas e intentó practicar averiguaciones, aunque no logró localizar testigos de lo ocurrido y por esa razón continúa con las averiguaciones correspondientes al caso para tratar de aclarar el hecho.
VARIOS DETENIDOS
En otro hecho, luego de producirse una trifulca a la salida de uno de los boliches bailables de los que conforman la movida nocturna de la Costanera Norte, varias personas fueron detenidas por la Policía al protagonizar la misma. Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, este hecho se generó luego que unas seis personas se tomaran a golpes de puño y desataran un incidente que terminó con varios de ellos con lesiones de menor entidad.
Ante la idea de terminar con este tipo de episodios, la policía actuó rápidamente y detuvo a cuatro de los participantes, quienes horas después fueron dejados en libertad.

Una mujer fue detenida por la Policía tras agredir físicamente a un guardia de seguridad al ser descubierta por éste robando varias prendas en un comercio céntrico. El hecho ocurrió en las últimas horas en el marco del intenso movimiento comercial que se vive por estos días, debido al advenimiento de las fiestas tradicionales.

La información fue brindada por la Jefatura de Policía, los que señalaron que el pasado sábado, luego de haber recibido una llamada desde un local comercial, se desplazaron al lugar funcionarios de la Seccional Segunda de Policía, quienes arribaron a un comercio que está ubicado sobre la calle Uruguay al 700, entre Larrañaga y Sarandí.

Allí, un guardia de seguridad de ese local, había demorado a una mujer de 22 años de edad, expresando que la misma había pretendido hurtar varias prendas de vestir, por lo que la policía procedió a su detención.

Luego del traslado de la misma hacia la unidad policial, fue recepcionada una  denuncia por parte de la representante del comercio afectado, quien expresó que en circunstancias que se encontraba en su lugar de trabajo, un guardia de seguridad visualizó a una mujer que guardaba prendas del comercio en su cartera, por lo que éste se acercó para decirle que debía dejarlas siendo agredido físicamente mediante un golpe de puño en el rostro, además en la acción, la mujer le rompió la camisa.

A la mujer detenida se le incautaron 14 buzos largos de manga corta, dos buzos cortos de manga corta y un camisón de algodón, la misma fue averiguada al respecto en la seccional policial y el hecho fue puesto en conocimiento de la justicia competente quien actúa al respecto.

HURTO DE MOTO

Al cabo que otro robo de motos ocurrió en las últimas horas. Se trata de uno de los hechos más comunes, que los delincuentes realizan a diario, según lo que hace pocas horas decía el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, a este diario.   El hecho se registró cuando en la Seccional Primera de Policía, el pasado sábado denunció una mujer de 47 años de edad, expresando que próximo a las doce del mediodía, dejó su moto Yumbo Max, matrícula de Salto HKP 985, estacionada con la traba de seguridad colocada, en la calle Joaquín Suárez y Brasil, y al ir a utilizarla cerca de las cinco menos cuarto, de la tarde, notó que la misma ya no estaba.

Por este caso, la policía realizó diversas recorridas e intentó practicar averiguaciones, aunque no logró localizar testigos de lo ocurrido y por esa razón continúa con las averiguaciones correspondientes al caso para tratar de aclarar el hecho.

VARIOS DETENIDOS

En otro hecho, luego de producirse una trifulca a la salida de uno de los boliches bailables de los que conforman la movida nocturna de la Costanera Norte, varias personas fueron detenidas por la Policía al protagonizar la misma. Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, este hecho se generó luego que unas seis personas se tomaran a golpes de puño y desataran un incidente que terminó con varios de ellos con lesiones de menor entidad.

Ante la idea de terminar con este tipo de episodios, la policía actuó rápidamente y detuvo a cuatro de los participantes, quienes horas después fueron dejados en libertad.