Una mujer terminó internada por haber sufrido una fractura expuesta al chocar en moto contra carro tirado por caballos

Además, robaron dinero en una casa céntrica

Una persona se encuentra internada con una fractura expuesta luego de haber participado de un accidente de tránsito. El hecho ocurrió el pasado viernes en las primeras horas de la mañana.
El accidente fue denunciado ante la Brigada de Policía de Tránsito faltando cinco minutos para las ocho de la mañana de ese día 14. Según informa la Policía, los funcionarios de la unidad de marras debieron concurrir hasta la avenida Pascual Harriague, cerca del cruce con Benito Solari.
En el lugar, pudieron indagar a un hombre de 31 años de edad, de iniciales G.R.D.B, quien expresó que circulaba por Pascual Harriague con dirección al Este, conduciendo un carro tirado por un equino y al estar cerca del complejo de Viviendas Santa Teresa, de forma imprevista fue colisionado desde atrás por una motonetista que circulaba en el mismo sentido y dirección, la cual cayó al pavimento a raíz del impacto, por lo cual él le prestó asistencia.
Al carrero le fue realizada la prueba de espirometría con resultado cero.
Por otra parte, una mujer de 24 años de edad, de iniciales F.X.T.S, debió ser trasladada y asistida en el Centro de Asistencia Médica donde le diagnosticaron “politraumatizada con fractura expuesta de miembro inferior derecho, quedando internada”.
La mujer fue averiguada por la Policía expresando que circulaba por Pascual Harriague al Este, conduciendo la moto marca Baccio modelo X3M con matrícula HKS 150 y al estar próxima al complejo de viviendas Santa Teresa, debido a que el sol daba de frente y dificultaba la visibilidad no se percató que delante suyo y en el mismo sentido y dirección circulaba un carro.
Por lo cual colisionó con el mismo desde atrás, cayendo al pavimento. Se le realizó la prueba de espirometría dando como resultado cero. No se localizaron testigos de lo ocurrido y se puso en conocimiento de la Justicia competente quien dispuso “que fuera visto por el médico forense, que se labre acta a los involucrados, el revelamiento fotográfico a los vehículos, la entrega de los mismos y que se eleven antecedentes.-
ROBO DE DINERO
La suma de 1 mil 450 dólares y10 mil pesos, además de una computadora portátil, fueron los objetos robados desde el interior de una vivienda. El caso fue denunciado ayer ante la Seccional Primera de Policía, por una mujer de 64 años de edad, domiciliada en calle Artigas al 1000, expresando que el pasado sábado 8 de los corrientes viajó y dejó su finca sin moradores y al regresar el día domingo constató que personas extrañas ingresaron a su domicilio y le hurtaron la suma de U$S 1.450 (mil cuatrocientos dólares americanos) y $ 10.000 (diez mil pesos uruguayos) además de una Notebook.
Pero dijo que no constató daños ni en la puerta, ni tampoco en las ventanas de la casa. Agregó que hace un tiempo perdió una de las llaves de la vivienda y presume que puede ser un elemento a tener en cuenta para determinar por dónde ingresaron los delincuentes.
La Policía practica las averiguaciones para el esclarecimiento del hecho.-
ESTAFA
Ante la Policía de la Seccional Séptima de Villa Constitución, una mujer de 39 años de edad, se presentó el pasado viernes para denunciar que fue blanco de un hecho con apariencias delictivas, similar al delito de estafa.
En el lugar, la mujer expresó que en el mes de agosto del pasado año, le comentó a su vecina que a su hijo se le había roto la computadora Laptop del Plan Ceibal, por lo que esta vecina le ofreció llevarla a Salto para que la misma sea reparada, solicitándole a tales fines la fotocopia de la cédula de identidad.
Al día siguiente, la denunciante tomó conocimiento que su vecina había viajado pero no había llevado la computadora, aunque sí llevó consigo la fotocopia de la cédula de la denunciante.
Pasaron dos meses y le comenzaron a llegar facturas de Ancel al domicilio de la denunciante las que estaban a su nombre, la que al saber que no había contraído deuda con el Ente, se dirigió hacia un centro de atención al cliente acompañada de la denunciada, donde le explicaron que la deuda era por un contrato de telefonía móvil que la misma tenía, no reconociendo la firma del mismo como suya, por lo que su vecina reconoció haber realizado la firma y le solicitó que no hiciera la denuncia.
El hecho es que pasaron los días y le llegó a su domicilio una carta de una casa de créditos informando de una deuda a nombre de la denunciante, lo que al preguntarle a su vecina, ésta negó ser la responsable del caso.
Pero atento a lo denunciado, los efectivos policiales averiguaron a una mujer de 20 años de edad, quien reconoció haber realizado las maniobras mencionadas, expresando incluso que en una oportunidad, le había hecho entregas de dinero a la denunciante.
Por esa razón, la policía puso en conocimiento del hecho a la Justicia competente, quien dispuso “que se continúen las averiguaciones, de contar con filmaciones por parte de los comercios que las mismas sean remitidas, que la mujer detenida quedara en libertad y que se elevaran los antecedentes”.

Una persona se encuentra internada con una fractura expuesta luego de haber participado de un accidente de tránsito. El hecho ocurrió el pasado viernes en las primeras horas de la mañana.

El accidente fue denunciado ante la Brigada de Policía de Tránsito faltando cinco minutos para las ocho de la mañana de ese día 14. Según informa la Policía, los funcionarios de la unidad de marras debieron concurrir hasta la avenida Pascual Harriague, cerca del cruce con Benito Solari.

En el lugar, pudieron indagar a un hombre de 31 años de edad, de iniciales G.R.D.B, quien expresó que circulaba por Pascual Harriague con dirección al Este, conduciendo un carro tirado por un equino y al estar cerca del complejo de Viviendas Santa Teresa, de forma imprevista fue colisionado desde atrás por una motonetista que circulaba en el mismo sentido y dirección, la cual cayó al pavimento a raíz del impacto, por lo cual él le prestó asistencia.

Al carrero le fue realizada la prueba de espirometría con resultado cero.

Por otra parte, una mujer de 24 años de edad, de iniciales F.X.T.S, debió ser trasladada y asistida en el Centro de Asistencia Médica donde le diagnosticaron “politraumatizada con fractura expuesta de miembro inferior derecho, quedando internada”.

La mujer fue averiguada por la Policía expresando que circulaba por Pascual Harriague al Este, conduciendo la moto marca Baccio modelo X3M con matrícula HKS 150 y al estar próxima al complejo de viviendas Santa Teresa, debido a que el sol daba de frente y dificultaba la visibilidad no se percató que delante suyo y en el mismo sentido y dirección circulaba un carro.

Por lo cual colisionó con el mismo desde atrás, cayendo al pavimento. Se le realizó la prueba de espirometría dando como resultado cero. No se localizaron testigos de lo ocurrido y se puso en conocimiento de la Justicia competente quien dispuso “que fuera visto por el médico forense, que se labre acta a los involucrados, el revelamiento fotográfico a los vehículos, la entrega de los mismos y que se eleven antecedentes.-

ROBO DE DINERO

La suma de 1 mil 450 dólares y10 mil pesos, además de una computadora portátil, fueron los objetos robados desde el interior de una vivienda. El caso fue denunciado ayer ante la Seccional Primera de Policía, por una mujer de 64 años de edad, domiciliada en calle Artigas al 1000, expresando que el pasado sábado 8 de los corrientes viajó y dejó su finca sin moradores y al regresar el día domingo constató que personas extrañas ingresaron a su domicilio y le hurtaron la suma de U$S 1.450 (mil cuatrocientos dólares americanos) y $ 10.000 (diez mil pesos uruguayos) además de una Notebook.

Pero dijo que no constató daños ni en la puerta, ni tampoco en las ventanas de la casa. Agregó que hace un tiempo perdió una de las llaves de la vivienda y presume que puede ser un elemento a tener en cuenta para determinar por dónde ingresaron los delincuentes.

La Policía practica las averiguaciones para el esclarecimiento del hecho.-

ESTAFA

Ante la Policía de la Seccional Séptima de Villa Constitución, una mujer de 39 años de edad, se presentó el pasado viernes para denunciar que fue blanco de un hecho con apariencias delictivas, similar al delito de estafa.

En el lugar, la mujer expresó que en el mes de agosto del pasado año, le comentó a su vecina que a su hijo se le había roto la computadora Laptop del Plan Ceibal, por lo que esta vecina le ofreció llevarla a Salto para que la misma sea reparada, solicitándole a tales fines la fotocopia de la cédula de identidad.

Al día siguiente, la denunciante tomó conocimiento que su vecina había viajado pero no había llevado la computadora, aunque sí llevó consigo la fotocopia de la cédula de la denunciante.

Pasaron dos meses y le comenzaron a llegar facturas de Ancel al domicilio de la denunciante las que estaban a su nombre, la que al saber que no había contraído deuda con el Ente, se dirigió hacia un centro de atención al cliente acompañada de la denunciada, donde le explicaron que la deuda era por un contrato de telefonía móvil que la misma tenía, no reconociendo la firma del mismo como suya, por lo que su vecina reconoció haber realizado la firma y le solicitó que no hiciera la denuncia.

El hecho es que pasaron los días y le llegó a su domicilio una carta de una casa de créditos informando de una deuda a nombre de la denunciante, lo que al preguntarle a su vecina, ésta negó ser la responsable del caso.

Pero atento a lo denunciado, los efectivos policiales averiguaron a una mujer de 20 años de edad, quien reconoció haber realizado las maniobras mencionadas, expresando incluso que en una oportunidad, le había hecho entregas de dinero a la denunciante.

Por esa razón, la policía puso en conocimiento del hecho a la Justicia competente, quien dispuso “que se continúen las averiguaciones, de contar con filmaciones por parte de los comercios que las mismas sean remitidas, que la mujer detenida quedara en libertad y que se elevaran los antecedentes”.







Recepción de Avisos Clasificados