Una octogenaria fue embestida por una camioneta y se encuentra grave en el CTI

Una mujer de 87 años fue embestida por una camioneta en la noche del lunes y se encuentra internada en estado grave en el CTI del Sanatorio Panamericano. El accidente ocurrió a las 21.30 en la intersección de avenida Juan Harriague y calle Cerrito.
Según declaró el conductor de la camioneta matrícula HBD 964, iba transitando por avenida Harriague, cuando al llegar a calle Cerrito se le atravesó “una peatón” y debido a la proximidad no pudo evitar embestirla.
Tras tomar conocimiento del hecho, el juez penal de turno dispuso declaración bajo acta del conductor (un hombre mayor de edad) y de un testigo del hecho, además de la pericia mecánica para el vehículo.
ABANDONÓ A SU
ACOMPAÑANTE
FRACTURADO
Un extraño caso ocurrió en la madrugada de ayer en la intersección de las calles 18 de Julio y Diagonal 13. En dicho lugar, un motociclista perdió el dominio de su birrodado y cayó al pavimiento junto a su acompañante, un adolescente de 16 años. El conductor resultó ileso, pero el acompañante se fracturó la pierna derecha.
Lo increíble del caso es que el primer nombrado, sin importar el estado de su compañero, agarró la moto Winner Biz y se retiró del lugar, según denunció el padre del adolescente fracturado en la seccional Tercera y según confirmaron los testigos del hecho.
Otro dato curioso es que el herido no quiso dar datos sobre el conductor de la motocicleta, aunque los testigos aportaron el número de matrícula, con lo que se espera identificar al joven.
n

Una mujer de 87 años fue embestida por una camioneta en la noche del lunes y se encuentra internada en estado grave en el CTI del Sanatorio Panamericano. El accidente ocurrió a las 21.30 en la intersección de avenida Juan Harriague y calle Cerrito.

Según declaró el conductor de la camioneta matrícula HBD 964, iba transitando por avenida Harriague, cuando al llegar a calle Cerrito se le atravesó “una peatón” y debido a la proximidad no pudo evitar embestirla.

Tras tomar conocimiento del hecho, el juez penal de turno dispuso declaración bajo acta del conductor (un hombre mayor de edad) y de un testigo del hecho, además de la pericia mecánica para el vehículo.

ABANDONÓ A SU ACOMPAÑANTE FRACTURADO

Un extraño caso ocurrió en la madrugada de ayer en la intersección de las calles 18 de Julio y Diagonal 13. En dicho lugar, un motociclista perdió el dominio de su birrodado y cayó al pavimiento junto a su acompañante, un adolescente de 16 años. El conductor resultó ileso, pero el acompañante se fracturó la pierna derecha.

Lo increíble del caso es que el primer nombrado, sin importar el estado de su compañero, agarró la moto Winner Biz y se retiró del lugar, según denunció el padre del adolescente fracturado en la seccional Tercera y según confirmaron los testigos del hecho.

Otro dato curioso es que el herido no quiso dar datos sobre el conductor de la motocicleta, aunque los testigos aportaron el número de matrícula, con lo que se espera identificar al joven.