Una violación de DDHH que no debe ocurrir

Eran las once de la noche del domingo y hacía mucho calor. Los mosquitos ya picaban bastante y había que andar en la calle con repelente. Por cuestiones laborales caminaba en ese momento por la calle Uruguay cerca de la Plaza 33 y allí los vi. Eran dos viejitos, mayores de 75 años seguro, aunque no quiero arriesgar edad ahora. Los dos con sus

Hugo Lemos

Hugo Lemos

respectivas plegables acomodándose frente a la sede del Banco de la República (el irónicamente llamado Banco País porque se supone que es de todos). ¿Qué hacen un domingo a esta hora dos personas que tendrían que estar durmiendo en sus casas por la edad que tienen? Y por todo lo que supone que alguien pase la noche afuera.
Los dos adultos mayores estaban empezando a hacer la fila para que al día siguiente, cuando el Banco estatal abriera sus puertas, pudieran sacar un préstamo de poco monto, con los cuales pudieran pagar cuentas, comer unos días y si les sobra. comprarse algo para la Navidad. No había oído nada tan triste ese día y lamentablemente digo ese día, porque por mi trabajo escucho y veo muchas cosas feas.
Podrán decir que así es el sistema que tenemos en este país, podrán ponerle el nombre que quieran, pero claramente estaba asistiendo como ciudadano a ver en vivo y en directo una flagrante vulneración de los Derechos Humanos de esas personas y de los cientos que como ellos, tenían que soportar la misma tortura para poder conseguir un préstamos de migajas y lograr comer en Navidad.
Esta situación, viola sistemáticamente los derechos humanos de estas personas y ¿dónde está el Estado para defenderlos? El Artículo 22 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que “Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social y a obtener mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad”. Esto evidentemente no se cumple ya que con estas situaciones se violan los Derechos Humanos de estas personas que no deben estar atravesando por esa situación y el Estado encima, está omiso.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...