Unas 400 personas participaron ayer de la III Jornada de “Riego por aspersión y superficie en pasturas y soja”

Con el objetivo de mejorar el “manejo del agua: la fórmula para convertir milímetros en kilos, analizar el uso del riego en pasturas y cultivos de verano”, se realizó ayer una de las tres jornadas sobre manejo del agua en cultivos de verano, dirigidas a técnicos  y productores agropecuarios, organizada por INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria) y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), con el apoyo de  las empresas Monteclaro SA y Donistar SC.
La actividad, denominada Jornada de “Riego por aspersión y superficie en pasturas y soja”, tuvo una muy buena convocatoria de productores, técnicos y empresarios relacionados al tema riego, que   se mostraron muy interesados en conocer los resultados de la investigación.
Debido a las inclemencias del tiempo el programa previsto se vio modificado; comenzando con la actividad los participantes se reunieron en el establecimiento El Junco donde se brindaron charlas a cargo de Juan Carlos Moor, Carlos García, Carmen Goñi y Bernardo Booking.
Luego de las visitas a predios, se trasladaron a instalaciones de INIA Salto Grande donde luego del almuerzo se realizó la presentación del Plan Maestro de Riego de INIA a cargo del Ing. Agr.  Claudio García, la presentación de los nuevos proyectos de riego para la región a cargo de Álvaro Otero (INIA) y la presentación de resultados de riego de Sorgo en Basalto a cargo de Diego Giorello (INIA).
PRODUCTOR BRASILEÑO
RESALTÓ EL TRABAJO
REALIZADO
“Estamos acá para ver los resultados de la experimentación”, comentó a EL PUEBLO el Dr. Carlos Silva, productor ganadero de Uruguayana (Brasil), que como otros tantos viajaron a Salto para conocer los resultados de la investigación. Silva indicó que en esa región de Brasil se usa muy poco el riego, si bien “ha entrado el pivot, pero la mayoría son gente que lo ha comprado para utilizar en plantaciones de arroz, y como no han tenido ningún resultado positivo lo han transferido (a  pasturas)”. Consultado acerca de los resultados obtenidos, dijo que “todavía no están seguros”, porque “no hay experimentación como acá, por eso estamos acá, para ver los resultados de lo experimental, acá está la información”, afirmó.
El productor, propietario del establecimiento “Cruz de Piedra”, ubicado en Uruguayana, Brasil indicó que junto a varios productores participaron de la jornada para obtener información concreta de lo que es el riego,  y “cómo la producción ganadera de nuestra región puede incrementarse a través del riego”, dijo ya que allí tanto el clima como los suelos y la flora,  son muy similares a los de nuestra región.
Silva afirmó que a través de las evaluaciones obtenidas acá, intentarán -y algunos ya lo están haciendo- aplicarlas en su región.
EL RIEGO:
UNA NECESIDAD
Agregó que los suelos de su establecimiento son de basalto muy superficiales, de 15, 10 centímetros  y hasta menos, y comentó que “para las condiciones de clima nuestro, de prácticamente un 100% de falta de agua en verano, el riego es una necesidad brutal, y creo que se podría aplicar tanto para la cría como para la recría, como para finalización, dependiendo de la situación de cada establecimiento”.
Consideró que la jornada de ayer fue “muy interesante, se suma a lo que vimos antes cuando vinimos”, y destacó que se nota que “siempre están trabajando muy duro en obtener resultados concretos del sistema, y eso nos ayuda mucho porque allá no tenemos un grupo de trabajo establecido como acá en Uruguay donde el gobierno, el INIA y la Facultad de Agronomía trabajan muy bien, en estrecho contacto y eso es algo muy interesante para los productores y para el país”.
Concluyó que el objetivo de asistir a la jornada es adquirir conocimientos para poder aplicarlos en su región.
Silva resaltó que si bien los costos son muy altos, y sin una financiación, difícilmente se podría iniciar el sistema, hace un año que en su región el gobierno está apoyando financiamientos para aplicación en riego, “solamente que en la parte de investigación no la tenemos tan avanzada”, reiteró.
En cuanto a los costos, indicó que “con todo lo que se escucha de los resultados obtenidos, y suponiendo que allá se obtuviera un resultado del 60 o 70 % de lo que se obtiene acá, uno estaría en condiciones de pagar el financiamiento en la mitad del plazo, lo cual es interesante y permitiría reinvertir en producción”.

Con el objetivo de mejorar el “manejo del agua: la fórmula para convertir milímetros en kilos, analizar el uso del riego en pasturas y cultivos de verano”, se realizó ayer una de las tres jornadas sobre manejo del agua en cultivos de verano, dirigidas a técnicos  y productores agropecuarios, organizada por INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria) y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), con el apoyo de  las empresas Monteclaro SA y Donistar SC.

La actividad, denominada Jornada de “Riego por aspersión y superficie en pasturas y soja”, tuvo una muy buena convocatoria de productores, técnicos y empresarios relacionados al tema riego, que   se mostraron muy interesados en conocer los resultados de la investigación.

Debido a las inclemencias del tiempo el programa previsto se vio modificado; comenzando con la actividad los participantes se reunieron en el establecimiento El Junco donde se brindaron charlas a cargo de Juan Carlos Moor, Carlos García, Carmen Goñi y Bernardo Booking.

Luego de las visitas a predios, se trasladaron a instalaciones de INIA Salto Grande donde luego del almuerzo se realizó la presentación del Plan Maestro de Riego de INIA a cargo del Ing. Agr.  Claudio García, la presentación de los nuevos proyectos de riego para la región a cargo de Álvaro Otero (INIA) y la presentación de resultados de riego de Sorgo en Basalto a cargo de Diego Giorello (INIA).

PRODUCTOR BRASILEÑO

RESALTÓ EL TRABAJO

REALIZADO

“Estamos acá para ver los resultados de la experimentación”, comentó a EL PUEBLO el Dr. Carlos Silva, productor ganadero de Uruguayana (Brasil), que como otros tantos viajaron a Salto para conocer los resultados de la investigación. Silva indicó que en esa región de Brasil se usa muy poco el riego, si bien “ha entrado el pivot, pero la mayoría son gente que lo ha comprado para utilizar en plantaciones de arroz, y como no han tenido ningún resultado positivo lo han transferido (a  pasturas)”. Consultado acerca de los resultados obtenidos, dijo que “todavía no están seguros”, porque “no hay experimentación como acá, por eso estamos acá, para ver los resultados de lo experimental, acá está la información”, afirmó.

El productor, propietario del establecimiento “Cruz de Piedra”, ubicado en Uruguayana, Brasil indicó que junto a varios28 1 14 033 productores participaron de la jornada para obtener información concreta de lo que es el riego,  y “cómo la producción ganadera de nuestra región puede incrementarse a través del riego”, dijo ya que allí tanto el clima como los suelos y la flora,  son muy similares a los de nuestra región.

Silva afirmó que a través de las evaluaciones obtenidas acá, intentarán -y algunos ya lo están haciendo- aplicarlas en su región.

EL RIEGO:

UNA NECESIDAD

Agregó que los suelos de su establecimiento son de basalto muy superficiales, de 15, 10 centímetros  y hasta menos, y comentó que “para las condiciones de clima nuestro, de prácticamente un 100% de falta de agua en verano, el riego es una necesidad brutal, y creo que se podría aplicar tanto para la cría como para la recría, como para finalización, dependiendo de la situación de cada establecimiento”.

Consideró que la jornada de ayer fue “muy interesante, se suma a lo que vimos antes cuando vinimos”, y destacó que se nota que “siempre están trabajando muy duro en obtener resultados concretos del sistema, y eso nos ayuda mucho porque allá no tenemos un grupo de trabajo establecido como acá en Uruguay donde el gobierno, el INIA y la Facultad de Agronomía trabajan muy bien, en estrecho contacto y eso es algo muy interesante para los productores y para el país”.

Concluyó que el objetivo de asistir a la jornada es adquirir conocimientos para poder aplicarlos en su región.

Silva resaltó que si bien los costos son muy altos, y sin una financiación, difícilmente se podría iniciar el sistema, hace un año que en su región el gobierno está apoyando financiamientos para aplicación en riego, “solamente que en la parte de investigación no la tenemos tan avanzada”, reiteró.

En cuanto a los costos, indicó que “con todo lo que se escucha de los resultados obtenidos, y suponiendo que allá se obtuviera un resultado del 60 o 70 % de lo que se obtiene acá, uno estaría en condiciones de pagar el financiamiento en la mitad del plazo, lo cual es interesante y permitiría reinvertir en producción”.