“Uno no puede esperar resultados distintos haciendo las mismas cosas”

Entrevista a Daniel Peña

Desde Canelones llegó de visita política el diputado Daniel Peña, escindido de filas nacionalistas para pasar a engrosar la dirigencia del Partido de la Gente (PG). Mantuvo varias reuniones promocionando a su sector que respalda la candidatura presidencial de Edgardo Novick y cuyo referente en Salto es el comerciante Pablo Leivas Médici.

- ¿Cómo fue ese proceso interno suyo que lo llevó a tomar la decisión de salir de una zona de comodidad en su Partido Nacional (PN) y bajar al llano a jugarse por un proyecto nuevo junto a Edgardo Novick?
– En el momento que tomé la decisión ni siquiera existía el proyecto PG, existía una persona, que se llamaba Edgardo Novick, que había tenido la suerte, al igual que yo -en las pasadas elecciones fui una de las listas más votadas del país

Daniel Peña y Pablo Leivas

Daniel Peña y Pablo Leivas

en Canelones, este es mi cuarto período en el Parlamento-, y como usted dice, era bastante más fácil quedarme donde estaba y seguir, por lo menos, saliendo diputado. Y ver la necesidad de un país que necesita cambiar, de un estado de situación de los partidos tradicionales que no cambian, donde la oferta electoral de la oposición va a seguir siendo la misma que hace un montón de años y que los resultados siguen siendo los mismos, por lo cual, uno no puede esperar resultados distintos haciendo las mismas cosas.
Si uno analiza la situación, el PN va a ir prácticamente con la misma fórmula que el período pasado, Lacalle-Larrañaga, va a ser muy difícil que ahí surja algo nuevo porque el propio partido inhibe la renovación partidaria. En el Partido Colorado (PC), la oferta es Bordaberry, y al dar un paso al costado hoy el PC está abajo del PG. Y en Uruguay necesitamos un cambio, y la única persona que se introdujo como nuevo al sistema político, nada más y nada menos que en la capital de la república, fue Edgardo Novick, quien conectó con la gente, y en dos meses de campaña electoral tuvo cincuenta veces más votos que el PC, y dos veces y media más que el PN.
Yo era de los que pensaba que no solo había que generar lo que fue la Concertación en Montevideo sino oportunidades a cambiar el menú. Novick lo que tuvo fue la desgracia de haber votado tan bien, para un montón de gente que está mucho más preocupada en quedar atornillada en los sillones ellos mismos que en cambiar las cosas.
Necesitaba dar una señal, primero para mí en lo personal, porque creo que todavía soy joven a pesar de ser mi cuarto período, estamos en esa edad de los 40 años donde uno tiene que definirse en la vida, si opta por el espacio de confort y quedar atornillado a un sillón, cosa que critiqué toda mi vida, o daba un mensaje que por lo pronto estaba dispuesto en lo personal, a generar algo que intentara mover las estructuras políticas del país. Lo pensé, trabajé para intentar abrirle el espacio a Novick dentro de lo que era la Concertación, inmediatamente la respuesta de los dos líderes principales de la oposición fue hacer todo lo posible para cerrarle las puertas a Novick, porque había votado muy bien en Montevideo y que si le abrían las puertas a todo el país seguramente les ganaba a todos. Ahí me di cuenta de lo que hace tiempo todo el Uruguay se va dando cuenta, que hoy los tres partidos tradicionales están más preocupados en quedar atornillados a las sillas que en cambiar las cosas o a trabajar a favor de la gente.

- Según la encuesta que mire, puede apreciarse al PG en un cómodo cuarto lugar o incluso en un tercer lugar peleando ese posicionamiento con el PC, quienes sostienen que ustedes ya alcanzaron su techo y que van a comenzar a desinflarse, como dijera hace poco el senador José Amorín…
– Está bien, que juegue y haga su partido, creo que el objetivo de él es ser senador, que trabaje y que le vaya lo mejor posible. Yo que usted, le pongo una fichita al PG, pero no para conquistar los votos del PC sino para estar compitiendo por la elección nacional. Edgardo Novick va por la presidencia de la República en el 2019, estamos convencidos que ese es el objetivo, esta no es una estrategia a largo plazo. La estrategia del PG es competir por la elección nacional en el 2019, y vamos por votos de todos lados. De dónde menos gente viene al PG es del PC porque es el partido más chico, un 10% fue lo que votó al PC y quizás ya la mitad se haya venido al PG, pero eso no es más que un 5%. Yo en lo particular nunca fui colorado y estoy acá, y hay muchísima gente de izquierda en el país que también está acá, caso del amigo Pablo Leivas que será nuestro candidato en Salto, pero además, hay muchísima más gente que es del partido más grande que ha tenido Uruguay en los últimos tiempos que es de la gente que no se compromete con ningún partido, y que en los últimos tiempos ha optado por votar al FA pero que no es frenteamplista y que ha estado votando sistemáticamente a otros partidos.
Si uno mira lo que fue la elección de Montevideo, Novick faltando un mes a la elección marcaba en estas mismas encuestas 5%, y terminó siendo votado por el 24% de los electores tan solo un mes después.
Acá hay dos cosas, una es que las encuestas fallan, lo que viene siendo demostrado sistemáticamente en todo el mundo, pero en Uruguay lamentablemente han fallado y feo.
Si quiere hacer una lectura al revés, Novick logró el 100% de los que decían no votar a nadie o estar indecisos, que en definitiva hoy están, según las encuestas, entre un 40 o un 30%.

- La gente está cada día más alejada y desilusionada de la política. Desde el PG señalan lo que pasó en Estados Unidos con Trump, o en Francia con Macron donde las encuestas decían que no podían ganar. ¿Piensa que esos ejemplos pueden trasladarse a la realidad uruguaya y que Novick sea la sorpresa?
– Exacto. A Uruguay está llegando todo un poco más tarde pero al final de cuentas, todo llega.
En Uruguay ese descontento lo terminará recogiendo Novick, por su capacidad, por el estilo de vida que muestra, porque puede contar una historia de vida que los uruguayos quisiéramos que fuera así, la persona que llega a la vida económicamente bien pero desde el trabajo y de una familia muy humilde que cargaba cajones en la feria y se transforma en un empresario exitoso, con lo cual demuestra administración, demuestra una forma de conducirse en la vida porque también lo ha hecho con la cristalinidad de la persona, pero que además, obedece a que la gente quiere cambiar todo, y hay muchísima gente que tal vez se cansó de las cúpulas políticas tradicionales.
Allí es donde en Uruguay, la figura Novick empieza a recoger el descontento de la gente, y es lo que nosotros estamos viviendo de lado a lado del país.
Hay que ir a Artigas y ver que en prácticamente todos los barrios hay alguien dispuesto a trabajar o que ya está trabajando para el PG, lo mismo está pasando en Rivera, en Tacuarembó y como he visto hoy en Salto, así como en cada barrio de Montevideo y Canelones, donde se concentra más del 70% del electorado uruguayo.
El país está enfermo de política y hay que cambiar, eso es lo que nos dice la gente prácticamente en todos lados. Uno como político tiene responsabilidades si interpreta bien lo que le dice la gente, y uno debe ser un buen conductor de lo que la gente quiere, entonces debe ser éticamente responsable con lo que uno cree que la gente quiere, y actúa en consecuencia, a pesar de poner en riesgo prácticamente todo, o simplemente opta por el calor de quedarse debajo de una cúpula que le diga que se quede tranquilo que va a estar allá o que le ofrece esto o aquello.
Entonces, esa es la pelea, muchos nos cansamos del calor o del estado de confort que nos permite seguir estando donde estamos. Uno llega a una altura de la vida, yo tengo 44 años, donde debe tomar decisiones. Yo no estaba conforme con lo que se venía haciendo, la cosa no pasaba por donde la estaban llevando, y a su vez sentía lo que la gente dice y quiere en todos lados.
Hay muchísima gente en Uruguay que quiere creer en la política, que cree en la política, que quiere seguir militando para que las cosas cambien pero que no encuentra en las cúpulas partidarias o en los partidos existentes, ni el espacio ni la credibilidad. Nosotros lo estamos intentando, y lo más seguro es que lo logremos.

- Se dice que a aquellos dirigentes de otros partidos le ofrecen algo para que cambien y vayan al PG, ¿esto es así?
– No se le ofrece nada en cuanto a lo que el ofrecimiento político se llama. Acá no se le ofrece a nadie ser senador ni diputado, ni ser esto o lo otro. Acá se ofrece un espacio de mucha incertidumbre, sin duda, pero un espacio donde hay mucha gente que quiere que las cosas cambien a cambio que su propia gente, su propia vida, su propia familia sea más feliz o que podamos vivir con más justicia, donde no haya tanta corrupción como la que existe hoy en Uruguay…

- Hablando de eso, usted forma parte de la investigadora de ASSE, ¿hay corrupción en ese sector estratégico del Estado?
– Mire, lo que escuchemos ahora y lo que vamos a escuchar de aquí a fin de año de lo que está pasando en ASSE, estamos hablando de la plata de la salud de los pobres, es un desastre, un disparate, un malgasto, falta de atención, corrupción con todas las letras. Pero uno pasa a ANCAP y ve lo mismo, y pasa a OSE y es lo mismo, y uno rasque donde sea pasa lo mismo. Hablemos también de las intendencias, y es lo mismo.
Entonces, hay mucha gente que labura y que está en otra historia, y que quiere seguir viviendo en democracia, pero quiere crear otros espacios políticos que permitan a la gente participar. En eso estamos.

- ¿Qué propone el PG que no propongan los demás partidos como para que el votante opte por ustedes?
– Y bueno, las propuestas van a terminar siendo muy parecidas todas, porque para proponer y escribir, prácticamente todo el mundo consulta las mismas cosas, ve más o menos lo que quiere la gente y escribe más o menos lo mismo. O sea, las propuestas van a ser muy parecidas…

- Entonces, ¿cuál sería la diferencia entre votarlos a ustedes o a los otros partidos?
– Se lo digo con una sola palabra: credibilidad, no hay otra cosa.

Perfil de Daniel Peña

Casado, tiene una hija. “Nací un 21 de diciembre así que a veces soy de Sagitario y a veces de Capricornio”. De chiquito quería ser piloto de avión. Hincha de Peñarol (“Nací a las 2 de la madrugada y a las 8 ya era socio de Peñarol no tuve mucha opción”).

¿Una asignatura pendiente? Cambiar la política en mi país.
¿Una comida? Todo lo que sea del mar. ¿Un libro? “El viejo y el Mar”.
¿Una película? “El patriota”.
¿Un hobby? Pescar y navegar.
¿Qué música escucha? Canto popular.
¿Qué le gusta de la gente? La franqueza. ¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.










El tiempo

Ediciones anteriores

enero 2018
L M X J V S D
« dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031