Vamos a trabajar mucho en el combate del crimen organizado… dijo el Sub Secretario del Interior

Hay que buscar mecanismos para que quien sale de la cárcel tenga opciones

“El delito de cuello duro está detrás del tráfico

de armas, de drogas y la corrupción…”

El acto es importante para el país, esto muestra como el país va creciendo sistemáticamente, aquello del país productivo se va haciendo una realidad, en beneficio de una gran mayoría de la población, hoy tenemos niveles de desocupación bastante bajos, el país ha tenido un crecimiento económico importante de acuerdo a la seriedad con que el gobierno ha encarado los temas no solamente del punto de vista político sino del punto de vista económico, y desde el punto de vista social, ojalá esto siga funcionando así, y mejorando en beneficio de la gente.

¿El tema seguridad sigue preocupando, verdad?

Sí, el tema seguridad nos preocupa. Me gustaría hacer una apreciación, porque se ha hablado mucho sobre la “sensación térmica” de la seguridad. Nosotros vivimos este tema en dos aspectos, uno es la seguridad objetiva y otro es la seguridad subjetiva. La seguridad objetiva tiene que ver con los delitos que realmente se cometen, que en realidad se cometen muchos delitos, pero de lo poco que se habla es de la eficiencia policial, ustedes habrán visto, que la policía ha sido muy eficiente, en el esclarecimiento de la mayoría de los delitos y la detención de la mayoría de las personas que cometen aquellos delitos que tienen que ver con los hurtos y las rapiñas. De todas maneras a nosotros nos queda una tarea importante para hacer que es seguir trabajando sobre bajar los niveles de delincuencia, y restituirlo a la población, la confianza, que hace algunos años atrás la gente tenía en cuanto a poder salir, poder trabajar y moverse con cierta tranquilidad, pero debo decir que esta no es una tarea exclusiva del Ministerio del Interior, sino que en esta tarea debemos estar todos involucrados. A veces sobre pequeños delitos que están socialmente casi aceptados, como por ejemplo el contrabando, se montan otros delitos como el narcotráfico y el lavado de dinero, que son los que terminan haciendo grandes daños a la población, a veces no en el pequeño consumidor que termina cometiendo algún delito y ahí lo estigmatizamos. Decimos, el consumidor de pasta base es el que provoca esta sensación de inseguridad, sino que hay que apuntar más arriba, sobre aquellas personas que tienen mucha capacidad adquisitiva, y pueden traer al país grandes cantidades de droga que después se divide y termina afectando sobre todo a la población joven que es la que va incrementando nuestras cárceles.

Y debemos trabajar también en el tema cárceles, para tratar de que la gente que por algún motivo está allí en este momento, cuando salga pueda reinsertarse normalmente a la actividad social, yo creo que la sociedad debe darle una oportunidad a las personas que están recluidas para que no vuelvan a estar en el delito y tenemos una gente que sale y vuelve a reincidir en un 70%, creo que hay que buscar un mecanismo para que la gente salga y tenga opciones de vida diferentes y no volver a la cárcel.

En Salto la policía ha dicho más de una vez que la delincuencia juvenil-adolescente es una piedra en el zapato, porque los procedimientos se realizan y quedan en nada por lo que prevé el código de la niñez y la adolescencia. El Ministerio del Interior está trabajando con los legisladores en este sentido, ha sentido ese tipo de preocupaciones…

Sí, nosotros lo hemos estado conversando con el INAU, con el poder judicial. Yo creo que la primera medida que daría muy buenos resultados sería tratar de bajar las oportunidades que tienen los menores de escaparse de los centros de reclusión, porque una de las cosas que le está pasando a la policía es que detiene 3, 4., 5, 6, hasta más veces al mismo menor delincuente, y cuando se escapa y la policía lo vuelve a agarrar ya cometió 10 rapiñas.

Entonces el tener centros de rehabilitación para menores donde no puedan escaparse y haya una política de rehabilitación realmente efectiva, eso va a disminuir muchísimo los niveles de delincuencia.

Salto pidió 279 policías para el quinquenio, que posibi-lidad hay que vayan al menos el 10%.

Uno no sabe muy bien, nosotros tenemos más o menos  una distribución inicial Nosotros tenemos la obligación de ver la globalidad del país, y a veces no pasa por tener muchos policías sino por tener pocos pero bien montados (como dice la canción).

Vamos a trabajar mucho en la parte que tiene que ver con el crimen organizado, y eso nos va a permitir también abatir los niveles de delincuencia, porque ese delito que se comete de cuello duro, o con gente con muchas vinculaciones, de mucho poder adquisitivo, es la que de alguna manera está manteniendo a través del tráfico de armas, a través del tráfico de drogas, el tráfico de influencias, la corrupción, está manteniendo ese otro delito que tanto afecta a la población.

Pero debemos trabajar todos juntos en eso, añadió el Sub Secretario del Interior.