Van directo al grano: la verdad es ahora

Nacional, Ferro Carril, Salto Uruguay, Progreso, Tigre y Chaná en una serie.
Gladiador, Universitario, Salto Nuevo, River Plate, Ceibal y Saladero.
Es la segunda rueda que nace hoy.
Cuestión de pasiones. De intrigas. De verdades a medias. O ocultas.
Porque la verdad es ahora, en la medida que los tiempos se limitan. Porque no hay mucho tiempo. Nadie tiene garantizado nada. Ni en una dirección ni en otra.
Es cierto que Nacional «saca unos cuerpos de ventaja» en relación a quienes asisten a puestos secundarios. Pero Nacional es uno más, a la cuenta de los que pretenden y no reniegan.
Dos series. Cinco fechas.
Pero también, la zona del Acumulado, para transformarse en tabla paralela. El primero en la suma de puntos al cabo de los 16 partidos (primero y segunda rueda), directo a la liguilla. Los tres restantes avanzarán tras los duelos en sistema de play off.
EL PASADO QUE PASÓ
Las 11 fechas, con Nacional ejerciendo mando. Con Gladiador levantando vuelo a partir de la quinta fecha. Con las irregularidades de Ferro Carril, Universitario y Salto Uruguay, pero estando los tres. Después, hay mucho de historia que también susurra y actúa como componente,
La etapa de arranque, la de hoy, supone revitalizar convicciones y crear otras. Porque no solo es el combate en misión de vanguardia, sino a la cuenta de quienes apuestan a evitar la frustración del descenso. Porque el descenso es una frustración en si mismo. Después de todo, ¿a quién le gratifica resignar la categoría?
No es el final de un sótano. Pero es el descenso.
POR LA CANCHA DE CEIBAL
Cabe preguntarse si no son capaces de vender más de 1.000 entradas. Con Saladero-Salto Nuevo primero, con Ceibal y Gladiador después. ¿No es acaso, el fútbol en su más genuina y generosa expresión barrial?
Porque además, Saladero necesita puntos sin concesiones. Y el Salto Nuevo de la reacción. De última, batiendo a Universitario, con el grito agónico de Mauricio Rivero.
No por nada la escala en la tabla. Pero en el juego de fondo, la topadora de Gladiador. Gol y gol. Por auíí y por allá. Un cerebro para ordenar (Fernando Cruz) y todo lo que supone Martín Lima, en versión vital.
Llegó de Sud América y no le dolió el cambio de aire. Pero Ceibal igualmente con su imperativo a cuesta y el estreno del «Tony» De Freitas DT.
Por eso, un doblete de excepción en el Rufino. Más de mil entradas…¿por qué no?
¿QUÉ CUENTA NACIONAL?
Después de todo, no hay partido al margen de la trascendencia. Cada equipo, en legitimidad de su tiempo, apunte, relojea, palpita y decide. O tendrá que decidir. Por eso, en Nacional, la doble jornada con su fuego propio. la condición de favorito de Ferro Carril sobre Chaná y con Nacional por primera vez jugando en su templo, ante Salto Uruguay. La bien entendida misión trico: jugar, producir y con el gol como bandera. Esos 25 puntos, reflejan una situación de hecho. Marcadamente a favor de su consigna. Si alguna lógica se pega la vuelta, tendría que ganarle a Salto Uruguay. Aunque los decanos, saben que no es tiempo de radicar intrigas. Directo al grano y ser lo más potencial posible.
La sensación que va dependiendo demasiado de Rony Paz. Es algo más que una sensación.
¿QUÉ PASA CAMPEÓN?
Universitario ha pasado por situaciones que no pasó en la temporada anterior. En esta primera rueda, el acecho de lesiones, de suspensiones. Y por lo tanto, sin la regularidad clave. Para colmo de males de última ante Ferro Carril, la expulsión de Alexander Píriz. ¿Quién para resolver en el equipo de Ramón Rivas a la hora del gol? Ese es el punto.
River Plate llega de ganador, en el estreno del «Perrito» Díaz en el mando técnico. Hasta puede complicarlo a la «U». Un River que pretende atreverse. Como pretende atreverse Tigre en el partido preliminar frente a Progreso. Porque llega de vencer a Ceibal. Infla el pecho y apuesta. Con todo, Progreso tiene algo más de gol. ¿Suficiente para ganar?.







Recepción de Avisos Clasificados