Velocidad y alcoholemia son los principales controles de Policía Caminera buscando prevenir accidentes

Policía Caminera viene trabajando fuertemente en las rutas nacionales, debido a la mayor circulación vehicular, tanto de turistas argentinos, brasileros y paraguayos, así como el masivo movimiento interno hacia el sur del país.
En nuestra región, la mayor afluencia de vehículos se da de parte de argentinos que circulan hacia Daymán y los balnearios del Sur, mientras otro tanto de argentinos van hacia Brasil por la ruta Nº 31 y la ruta Nº 4.
Según el Comisario Alexander Tironi, Jefe de la Región Cuatro (que comprende los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú y Rivera),  los controles que se vienen realizando son los rutinarios, comprendiendo principalmente los controles de alcoholemia, velocidad, documentación, luces y carga del vehículo.
Los tramos de las rutas que comprenden la Región Cuatro y que presentan mayores inconvenientes para la circulación vehicular por encontrarse en mal estado refieren principalmente a la ruta Nº 26 en el tramo de Paysandú-Tacuarembó, que dado el escaso cuidado que tienen los conductores que circulan por allí, suele apoyarse desde Salto con móviles que monitorean la zona y advierten sobre todo de la necesidad de bajar la velocidad en dicho tramo; mientras que otra zona considerada “endémica”, es el tramo de Chapicuy, que cuando llueve suele ser muy peligroso por lo cual se suele enviar un móvil a esa zona por parte de Caminera.
Recomendaciones
Una de los principales cuidados que debe tener el conductor en las rutas nacionales pasa por tener en cuenta cuál es la velocidad adecuada para circular, ya que según Tironi, “una cosa es la velocidad permitida y otra es la velocidad adecuada”. Citando como ejemplo, destacó que en algunos tramos de la ruta que se encuentran en  mal estado, si bien la velocidad permitida es de 90 km/h, si hay piedras sueltas la velocidad debe reducirse a la adecuada, algo que muchos conductores no tienen en cuenta, máxime cuando el error humano es la causa principal de los siniestros de tránsito, ubicándose en el 90%.

Policía Caminera viene trabajando fuertemente en las rutas nacionales, debido a la mayor circulación vehicular, tanto de turistas argentinos, brasileros y paraguayos, así como el masivo movimiento interno hacia el sur del país.

En nuestra región, la mayor afluencia de vehículos se da de parte de argentinos que circulan hacia Daymán y los balnearios del Sur, mientras otro tanto de argentinos van hacia Brasil por la ruta Nº 31 y la ruta Nº 4.

Según el Comisario Alexander Tironi, Jefe de la Región Cuatro (que comprende los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú y Rivera),  los controles que se vienen realizando son los rutinarios, comprendiendo principalmente los controles de alcoholemia, velocidad, documentación, luces y carga del vehículo.

Los tramos de las rutas que comprenden la Región Cuatro y que presentan mayores inconvenientes para la circulación vehicular por encontrarse en mal estado refieren principalmente a la ruta Nº 26 en el tramo de Paysandú-Tacuarembó, que dado el escaso cuidado que tienen los conductores que circulan por allí, suele apoyarse desde Salto con móviles que monitorean la zona y advierten sobre todo de la necesidad de bajar la velocidad en dicho tramo; mientras que otra zona considerada “endémica”, es el tramo de Chapicuy, que cuando llueve suele ser muy peligroso por lo cual se suele enviar un móvil a esa zona por parte de Caminera.

Recomendaciones

Una de los principales cuidados que debe tener el conductor en las rutas nacionales pasa por tener en cuenta cuál es la velocidad adecuada para circular, ya que según Tironi, “una cosa es la velocidad permitida y otra es la velocidad adecuada”. Citando como ejemplo, destacó que en algunos tramos de la ruta que se encuentran en  mal estado, si bien la velocidad permitida es de 90 km/h, si hay piedras sueltas la velocidad debe reducirse a la adecuada, algo que muchos conductores no tienen en cuenta, máxime cuando el error humano es la causa principal de los siniestros de tránsito, ubicándose en el 90%.