Venezolanos en Uruguay organizan jornada para ayudar a sus compatriotas

Montevideo, 7 may (EFE).- La organización Manos Veneguayas, integrada por venezolanos que residen en Uruguay, organizó hoy una jornada de entrega de abrigo, alimentos no perecederos y medicinas, que serán destinados a los compatriotas que viven en territorio uruguayo, así como aquellos que aún permanecen en Venezuela. Vanessa Sarmiento y Sandra Rodríguez, dos de las integrantes de la organización, explicaron a Efe este domingo cuál es la situación que atraviesan los venezolanos que llegan a Uruguay, así como la realidad de aquellos que aún permanecen en el país caribeño. A lo largo de este domingo, la organización abrió sus puertas para recibir las donaciones de uruguayos y otros venezolanos. Los abrigos y alimentos no perecederos serán repartidos entre la comunidad de venezolanos en Uruguay, mientras que las medicinas serán enviadas a Venezuela. Según datos que obtuvo el matutino local El País, para 2017 se espera la llegada de unos 2.340 venezolanos, que alcanzan el 13 % del total de solicitudes de residencia para este año. «Está ocurriendo lo mismo que en otros países. Empezamos por 600 residentes, pero ahora dicen que hay 3.000. Estamos seguros que hay muchísimos más», expresó Rodríguez en ese sentido. Asimismo, señaló que llega a Uruguay «gente preparada», pero que últimamente la necesidad que pasan los ciudadanos en Venezuela es tan «dramática» que comenzó a emigrar gente de «todos los niveles». «Es realmente muy doloroso lo que está pasando y ojalá la gente supiera la profundidad del problema, porque esto no es algo superficial. Es sumamente complejo y complicado», sostuvo Rodríguez respecto a la crisis venezolana. Manos Veneguyas surgió hace tres años, cuando el flujo de venezolanos en Uruguay comenzó a aumentar de forma notoria. En este sentido, Sarmiento señaló que al principio la organización funcionaba de forma «muy casera» entre cuatro amigas que se dedicaban a recolectar abrigos para donar. Sin embargo, el año pasado obtuvieron el apoyo del Instituto de Estudios Cívicos (IEC) de Uruguay, que les prestó un local, y de la organización Idas y Vueltas, que trabaja con migrantes y que les brindó apoyo en términos de organización y registro de las actividades. Sarmiento señaló que la idea de la organización es seguir creciendo, ya que también brindan apoyo para conseguir trabajo, dan contención psicológica y orientación para los venezolanos recién llegados a Uruguay.
EFE