Ventas ágiles con un promedio de 2.450 dólares logró ayer cabaña Yamandú en la Agropecuaria de Salto

En el local de la Asociación Agropecuaria de Salto se realizó ayer el 62º remate anual de cabaña Yamandú con ventas a cargo de escritorios Correa y San Román y Miguel Pizzarossa.
Si bien quedaron 9 reproductores sin venderse, las ventas se desarrollaron de forma muy ágil, y con un promedio de 2.450 dólares para los 35 toros comercializados.

Eufrasia y Andrés Arburúas y su padre; Conrado Arburúas  junto a Carlos Martín Correa, Martín San Román y Miguel Pizzarossa

Eufrasia y Andrés Arburúas y su padre; Conrado Arburúas junto a Carlos Martín Correa, Martín San Román y Miguel Pizzarossa

El precio máximo, fue por un toro astado que se consagró Campeón Supremo en la reciente Expo Salto, por el que Carlos Arburúas invirtió 4.600 dólares.
Fue el primer animal que se vendió, y desde un comienzo la cabaña se mostró vendedora, de hecho la oferta inicial por este animal fue de 3 mil dólares. El precio mínimo fue de 2 mil dólares. También se comercializaron 4 toros de cabaña Barras de Sopas entre 2.400 y 3.350 dólares.
Miguel Pizzarossa dijo que los toros se dispersaron entre compradores del norte, de Salto, Paysandú, indicó que este es un año beneficioso para el comprador, que pudieron elegir, a precios muy en cuenta. Destacó que hubo clientes que vienen todos los años y que compran una buena cantidad de toros.
CONFORMIDAD
Por su parte Andrés Arburúas, integrante de Yamandú se mostró muy conforme con el remate ya que lo fundamental es haber vendido y se vendieron en su gran mayoría los toros que pasaron por pista. En cuanto al promedio, dijo que fue lo que marcó el mercado, y para la cabaña “lo importante era vender, que el material se disemine, y dentro de lo posible, que el precio cubriera los costos de lo que estamos haciendo”.
Respecto al toro que hizo el precio máximo, dijo que lo pusieron a disposición de los clientes y le dieran el valor que tenía, era el valor de la pista, va a quedar en la zona, cercano a ellos. “A los que compraron, les deseamos que los toros le anden muy bien, trabajamos para que ellos funcionen. Nosotros nos sentimos plenos cuando vendemos, el precio es una circunstancia del momento, el año por distintas causas nos lleva a estos valores pero lo fundamental es que los criadores tengan toros para preñar sus vacas”.
Martín San Román, quien fue el encargado de conducir las ventas, analizó que aunque las ventas no fueron totales, lo que se vendió, se vendió dentro de un promedio corriente para el momento, “quedó en el debe vender todos los toros que es lo que nos gusta”, expresó.

El Campeón Supremo de la Expo Salto se  vendió en 4.600 dólares

El Campeón Supremo de la Expo Salto se vendió en 4.600 dólares

También Carlos Martín Correa, del escritorio Correa y San Román destacó la agilidad en las ventas, donde hubo mucha selección, por lo que fueron quedando algunos toros sin venderse. “Si bien nos hubiera gustado vender todos los toros, la colocación fue alta”, subrayó.
PRÓXIMA ACTIVIDAD
El escritorio Correa y San Román participará el próximo fin de semana con varias consignaciones en la Expo Artigas junto a Roberto Bertsch, además cuenta con una consignación del entorno de 1.000 reses sola marca confirmadas para Pantalla Uruguay y posteriormente el día 4 noviembre en Tacuarembó realizará el remate de Santa María de la Buena Unión con 50 toros Braford y Brangus.