Ventas totales en la segunda feria quincenal del mes en Parada Herrería

El escritorio Gaudín Hnos. realizó ayer la segunda feria quincenal del mes en el local Parada Herrería, logrando ventas totales para los lanares y vacunos que componían la feria general, y ventas parciales para los productos Limousin de La Quesería de Alberto Secco.
Rodrigo de León comentó a EL PUEBLO que salió adelante una buena feria, con la oferta que se había anunciado, tanto en lanares como vacunos.

Un momento de la actividad en Parada Herrería

Un momento de la actividad en Parada Herrería

En cuanto a la venta de los lanares, indicó que se vendieron a valores de mercado, las ovejas se pagaron 36 y 35 dólares, los capones 28 y 32 dólares, los borregos 32 dólares y los torunos 31 dólares.
Los lanares se vendieron de manera ágil y se lograron colocaciones totales.
Pasando a lo que fue la venta de los vacunos de la feria general, De León destacó que aparecieron vacas pesadas y muy bien terminadas, mercadería que fue premiada y logró valores por encima de los 600 -700 dólares. Los lotes de vacas de invernar, consideró que se vendieron a valores razonables, dentro del momento, oscilando entre 330-340-350 dólares.
Los lotes chicos de terneros y terneras también se fueron comercializando, lográndose ventas totales.
En cuanto a la venta de La Quesería de Alberto Secco, destacó que los vacajes gordos Limousin que presentó Secco fueron premiados en los valores, arriba de los 700 dólares, un interesante lote de novillos Limousin, indicó que lograron valores apropiados al momento, en el entorno de los 460 dólares, y en los toros –que se vendieron en 2.000 dólares- quedaron algunos sin comercializar, ya que tenían alguna pretensión de precio, entendible de parte del cabañero.