Ventas totales para los Braford de Santa María de la Buena Unión a 2.500 dólares de promedio

A cargo de escritorios Correa y San Román y Andrés Puig, en la Rural de Tacuarembó se realizó ayer el sexto remate anual de los Braford y Brangus de cabaña Santa María de la Buena Unión.
“Fue un buen remate, si bien quedó algún toro Brangus sin venderse, la intensidad fue buena, se vendieron con mucha demanda todos los toros Braford con un promedio de 2.500 dólares, con un máximo de 4.200 dólares”, informó a EL PUEBLO Carlos Martín Correa, del escritorio Correa y San Román.
En los Brangus, hubo menos intensidad en las ventas, lográndose un promedio de 2.300 dólares, quedando 6 o 7 toros sin venderse en pista, los que ya se estaban colocando al finalizar el remate.
“Fue un buen remate, si bien nos hubiera gustado colocar todos en pista, pero a veces las condiciones no son las necesarias para poder hacerlo, aunque fue un trámite ágil y con colocaciones rápidas y nuevamente repitiendo clientes la cabaña lo cual es importante, porque muestra a las claras que los reproductores realmente tienen buena respuesta”, resaltó Correa.
Operaron compradores varias partes del país, inclusive acompañó mucha gente de Salto, Artigas y Paysandú, clientes del escritorio Correa y San Román que llegaron a adquirir estos productos, donde quedó clara la preferencia por reproductores Braford, “en los promedios y las ventas totales está el resultado, en los Brangus vemos que quizás no tuvieron tanta demanda como esperábamos, pero vendiéndose la gran mayoría”, agregó Correa, a propósito de lo cual agradeció a los clientes que los acompañaron “que hacen que este remate tenga importancia a nivel de Braford y Brangus”.