Ventas totales y buenos precios logró ayer Enrique Beriau en la feria del local Palomas

Se realizó con éxito la séptima feria de este año en el Local Palomas, donde a pesar de las bajas temperaturas registradas ayer, el público acompañó al escritorio Enrique Beriau en su actividad mensual, logrando en dos horas la dispersión total de la oferta, y buenos precios tanto en lanares como en vacunos.
LOS VALORES
Comenzando con el remate, se vendieron los lanares. En la categoría de borregas se pagaron entre 39 y 47 dólares, las ovejas se pagaron 30 dólares, los borregos 34 dólares, los torunos 23 dólares.
En lo que respecta a los vacunos, las vacas de abasto más pesadas se pagaron entre 590 y 610 dólares, las más livianas entre 500 y 580 dólares, las Holando entre 442 y 500 dólares, las vacas de invernada entre 405 y 458 dólares, las vaquillonas gordas de más de 2 años entre 470 y  500 dólares, las demás entre 375 y 440 dólares, un lote de vaquillonas marca líquida, sola marca se pagó 480 dólares, las más livianas de la misma firma se pagaron 450 dólares. Las de 1 a 2 años se pagaron entre 305 y 390 dólares, las terneras entre 180 y 298 dólares. Las vacas preñadas 458 dólares,  las vaquillonas preñadas 435 dólares. Los novillos Normando a 395 y 545 dólares, los terneros entre 250 y 352 los más livianos, entre 373 y 420 los más pesados, las piezas de cría 382  dólares, y un toro en 610 dólares.
ENRIQUE BERIAU: REMATE TRABAJADO PERO CON VENTAS TOTALES
Agradeciendo la presencia de EL PUEBLO en el local Palomas, al finalizar las ventas Enrique Beriau, indicó que vio la feria “dentro de los valores de este nuevo mercado ajustado en los precios, con ventas totales tanto en lanares como en vacunos, donde se destacaron netamente los precios de las vaquillonas que veníamos anunciando”, señaló el rematador, haciendo referencia a la venta de un ganado  sola marca, que si bien “no fueron precios muy de punta, pero arreglado también al lote de vaquillonas, a su clase y estado. Eran vaquillonas que el cliente compró parte del grupo las va a entorar ahora en octubre y otra parte va a tener que esperar para hacer un entore de mayo”.
“Hicimos un remate trabajado, pero con ventas totales, con precios ajustados al momento, en un momento muy difícil”, dijo Beriau considerando que “es un momento de quiebre, de la industria completamente calma, algunas sin precios y otras con precios a la baja con pocas ganas de comprar, y eso trae aparejado que la gente esté con poco rumbo para comprar.
Al no tener una referencia del ganado gordo, tampoco se tiene referencia del ganado de invernar”, explicó agregando que “eso aunado que aunque llovió en las últimas 24 horas, en algunos lados muy bien, en otros bien, y en otros no llovió, lógicamente que la gente está un tanto asustada, estos últimos días de frío y de helada los campos se han ido, los verdeos no han venido, y los campos estarán sobrecargados de ganados y están bajos”, de manera que “hay una serie de cosas que  lleva a que los precios que hicieron en pista en la tarde de hoy (por ayer) en Palomas, son los precios reales” analizó Beriau.
“Pudimos traer gente de Salto, Paysandú y de Artigas, y entre ellos se disputó la oferta”, manifestó. Algunos ganados quedaron en Salto, un lote de vaquillonas se fue para Paysandú.
“Estamos satisfechos por el trabajo cumplido, hubiéramos querido andar mejor en lo que  respecta a valores, pero anduvimos dentro de los valores del momento con ventas totales que es muy importante, con conformidad por parte de los vendedores” resaltó y añadió que desde hoy “estamos apuntando al próximo remate que lo realizaremos el tercer jueves de setiembre”.

Se realizó con éxito la séptima feria de este año en el Local Palomas, donde a pesar de las bajas temperaturas registradas ayer, el público acompañó al escritorio Enrique Beriau en su actividad mensual, logrando en dos horas la dispersión total de la oferta, y buenos precios tanto en lanares como en vacunos.

LOS VALORES

Comenzando con el remate, se vendieron los lanares. En la categoría de borregas se pagaron entre 39 y 47 dólares, las ovejas se pagaron 30 dólares, los borregos 34 dólares, los torunos 23 dólares.

En lo que respecta a los vacunos, las vacas de abasto más pesadas se pagaron entre 590 y 610 dólares, las más livianas entreSAM_0927 500 y 580 dólares, las Holando entre 442 y 500 dólares, las vacas de invernada entre 405 y 458 dólares, las vaquillonas gordas de más de 2 años entre 470 y  500 dólares, las demás entre 375 y 440 dólares, un lote de vaquillonas marca líquida, sola marca se pagó 480 dólares, las más livianas de la misma firma se pagaron 450 dólares. Las de 1 a 2 años se pagaron entre 305 y 390 dólares, las terneras entre 180 y 298 dólares. Las vacas preñadas 458 dólares,  las vaquillonas preñadas 435 dólares. Los novillos Normando a 395 y 545 dólares, los terneros entre 250 y 352 los más livianos, entre 373 y 420 los más pesados, las piezas de cría 382  dólares, y un toro en 610 dólares.

ENRIQUE BERIAU: REMATE TRABAJADO PERO CON VENTAS TOTALES

Agradeciendo la presencia de EL PUEBLO en el local Palomas, al finalizar las ventas Enrique Beriau, indicó que vio la feria “dentro de los valores de este nuevo mercado ajustado en los precios, con ventas totales tanto en lanares como en vacunos, donde se destacaron netamente los precios de las vaquillonas que veníamos anunciando”, señaló el rematador, haciendo referencia a la venta de un ganado  sola marca, que si bien “no fueron precios muy de punta, pero arreglado también al lote de vaquillonas, a su clase y estado. Eran vaquillonas que el cliente compró parte del grupo las va a entorar ahora en octubre y otra parte va a tener que esperar para hacer un entore de mayo”.

“Hicimos un remate trabajado, pero con ventas totales, con precios ajustados al momento, en un momento muy difícil”, dijo Beriau considerando que “es un momento de quiebre, de la industria completamente calma, algunas sin precios y otras con precios a la baja con pocas ganas de comprar, y eso trae aparejado que la gente esté con poco rumbo para comprar.

Al no tener una referencia del ganado gordo, tampoco se tiene referencia del ganado de invernar”, explicó agregando que “eso aunado que aunque llovió en las últimas 24 horas, en algunos lados muy bien, en otros bien, y en otros no llovió, lógicamente que la gente está un tanto asustada, estos últimos días de frío y de helada los campos se han ido, los verdeos no han venido, y los campos estarán sobrecargados de ganados y están bajos”, de manera que “hay una serie de cosas que  lleva a que los precios que hicieron en pista en la tarde de hoy (por ayer) en Palomas, son los precios reales” analizó Beriau.

SAM_0925“Pudimos traer gente de Salto, Paysandú y de Artigas, y entre ellos se disputó la oferta”, manifestó. Algunos ganados quedaron en Salto, un lote de vaquillonas se fue para Paysandú.

“Estamos satisfechos por el trabajo cumplido, hubiéramos querido andar mejor en lo que  respecta a valores, pero anduvimos dentro de los valores del momento con ventas totales que es muy importante, con conformidad por parte de los vendedores” resaltó y añadió que desde hoy “estamos apuntando al próximo remate que lo realizaremos el tercer jueves de setiembre”.