Vigilancia y control de Leishmaniasis canina en Uruguay

Del pasado 14 al 16 de julio en Casa de Gobierno de Salto, se han llevado a cabo talleres de capacitación para trabajo de campo en proyecto de vigilancia y control de Leishmaniasis canina en Uruguay.
Entre la concurrencia llegaron invitados de Artigas, Paysandú, Rivera, Chajarí y Buenos Aires.
El evento, se enmarca en dicho proyecto, financiado por IDRC (Internacional Develoment Research Center), dictado DSCF5251por expertos internacionales como lo son los doctores: Daniel Salomón con mucha experiencia en el tema, siendo Director del Instituto de Enfermedades Tropicales de Iguazú, Soledad Santini (CeNDIE- Bs. As.), Natalia Casas (ProNCEZ- Bs. As.), y Dra. Silvina Saavedra (Ministerio de Salud de Entre Ríos).
El curso, incluyó una parte técnica y una práctica. Tanto en lo que es manejo y testeo del repertorio (perros), como en el diagnóstico y clasificación entomológica a ser realizado durante los próximos meses en las ciudades de Salto y Paysandú.
La convocatoria, fue institucional, destinada exclusivamente a los operadores que van a desarrollar el trabajo en terreno.
La agenda de los tres días que duraron los talleres, estuvieron compuestas de: presentación del Proyecto Umbrella IDRC, Una revisión del diseño del muestreo y creando criterios de elección del peor escenario.
Además de la colocación de trampas, el acondicionamiento del material recogido para envío al laboratorio de Salud Pública, con un estudio socio ambiental, así como también toma de muestras en perros y la presentación del proyecto de la construcción de trampas, por medio de UTU de Paysandú.
Incluído también allí todo el trabajo de campo, durante las tres jornadas mencionadas.
Cuando convocamos a la Dra. Cristina González, así se refería al tema:
“A partir del evento sanitario que nos sucede en Arenitas Blancas, se disparan una serie de acciones por parte de las diferentes instituciones involucradas, como lo son Comisión Nacional de Zoonosis, Facultad de Medicina, Ministerio de Salud Pública y Asociación Panamericana de la Salud, colaborando entre otros”.
“Lo primero es localizar y tratar el foco que nos había sucedido a nosotros. Venían trabajando ya otras instituciones en el país y nosotros hace mucho tiempo que venimos mirando la situación de nuestros vecinos en diferentes eventos realizados en Concordia, Gualeguaychú y también del CEFIR (observatorio de Frontera), participando por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores, con un diagnóstico de frontera donde se tomó justamente uno de los temas como la Leishmaniasis. Todo esto va abonando el terreno e indicándonos por dónde tenemos que ir”.
“Como rectores sanitarios ocupados en el tema, realizamos una cronología de trabajo a través de una comisión, en la cual se ven todas las estrategias sanitarias para poder apreciar, cómo estamos a nivel país y en cuanto a la enfermedad de la Leishmaniasis canina”.
¿Cuál es la situación de los vecinos?
Podemos ver que tanto Paraguay como Argentina, toda la parte del litoral, viene avanzando la positividad en perros y tuvieron también ellos, casos en humanos. A raíz de ello nosotros comenzamos con una preparación como lo hicimos para el Dengue, hace diez años y hasta ahora no ha sucedido ningún evento humano en el país.
¿Cómo se comenzó a trabajar?
En varias líneas. Una que tenía que ver con la capacitación del recurso humano médico. Otra con el recurso humano entomológico. O sea la lectura de la difusión del vector de la luxamila (Leishmaniasis). Toda una veta que tiene que ver con mascotas y perros con la Comisión Nacional de Zoonosis, también con el trabajo de los diagnósticos laboratoriales, para empezar a crear protocolos y trabajar con los diferentes grupos de técnicos que tienen que ver con el diagnóstico de esta enfermedad. Tanto en humanos, como en perros, como en la medida del vector en el medio ambiente.
Comenzamos a trabajar como país en esas comisiones y de allí nace en diferentes reuniones internacionales que tiene el Mercosur, como lo es el Grupo G 11 que es el grupo de Salud del Mercosur, el TDR (organización Canadiense ), quien se encuentra avalando todo un proyecto de investigación en Leishmaniasis en Paraguay, Argentina y Brasil. Solidariamente, nos dejan un tramo de ese programa, para que podamos nosotros incursionar y lograr fondos para comenzar la investigación. Se decide que sea en Salto donde ya estábamos trabajando y en Paysandú, donde hubo un caso importado con un perro que se trajo de España y estaba contaminado.
Hubo que diseñar un proyecto para presentar al TDR y se pudiera hacer la intervención en campo, con trescientas tomas de sangre de perros del departamento, en toda la ciudad.
¿Cómo va a ser este procedimiento?
De ahora a octubre, vamos a estar trabajando con los equipos de campo, eligiendo el peor escenario, de acuerdo a un programa, igual que hacemos para Dengue.
De allí se hace todo un muestreo de la ciudad a través de trampas. Se las coloca, se capta al vector y allí tenemos nosotros la posibilidad de primero hacer toda una limpieza de la trampa para solamente enviar el vector a Montevideo (si es que lo tuviera) y Montevideo hace todo el proceso entomológico para clasificar y ver qué tipo de vector tenemos.
¿Hay diferentes tipos de vectores?
Sí, hay distintos tipos que producen diferentes enfermedades, puede ser la cutánea, visceral, y es ésta la que se ha visto a nivel tanto en Argentina como en Uruguay. Tenemos dos grandes etapas en este proyecto. Una es la toma (trescientas concretamente), en diferentes partes de la ciudad de sangre a caninos. Se la centrifuga, se separa el suero y junto a él se coloca una tira reactiva que viene del exterior, la cual ya contamos con ella. Allí se ve si es positiva la Leishmaniasis o no.
¿Siempre se lo va a hacer en hogares?
Sí, siempre en hogares. Se realizará en un trabajo previo y luego llegamos directamente con el Kid y toda la aparatología a hacerle el muestreo.
Luego en octubre, cuando comienza la captura del vector, lo hacemos con las trampas, durante octubre, noviembre y diciembre, ya que allí es más probable que lo encontremos. Colocamos una trampa (es una luz que va conectada a una batería y los atrae), en lugares elegidos por la tarde o por la noche y se la levanta a las setenta y dos horas después.
¿Cómo es el procedimiento en estos casos?
Se retira la trampa, luego el filtro limpiándolo de otros insectos, ya que capta más de uno. Y en el caso de encontrar Luxamila y se envía al laboratorio de Zoonosis en Montevideo.
¿Cuáles son los lugares donde se cree puedan albergarse?
Lugares sombreados, húmedos, donde hay posibilidad de alimentación (frutas), en cada fondo donde hay gallineros, cerdos, etc. Esperemos que al igual que el Dengue, estaremos trabajando silenciosamente para que todo esté en condiciones y no tengamos que lamentar un evento.
No tenemos la enfermedad y al no tenerla, es más difícil percibir por parte de la población el peligro.Pero el trabajo de todos los días durante años, nos está dando frutos en forma increíble.
¿Es UTU Paysandú la encargada de la fabricación de las trampas?
Sí, se lo realiza todo con material reciclable. Con un ventilador de las computadoras que se desechan, una lámpara LED, y lo demás son cañitos y tapas de recipientes de plásticos que también se desechan, junto a unos caños de PVC. Es bien interesante y económico el procedimiento.
¿En cuanto a caninos o pequeñas mascotas que ingresan al país, cómo se va a controlar?
La frontera tiene que actuar como un filtro y se está trabajando al respecto. Está ya casi terminado el documento a nivel de Mercosur para exigir certificados en frontera “libre de Leishmaniasis”, aunque con el riesgo que cuando se hace el certificado es una cosa y en el lapso en que va a trasladarse, puede haberla contraído. Eso pasa con las vacunas en los humanos. Si este va a viajar y no esperó los quince o veinte días que necesita la vacuna para empezar a actuar, va a correr este riesgo mencionado. A propósito de la vacunación, no quiero dejar de recomendar a la población, la vacunación contra la gripe que es bien importante ya que el país hace un esfuerzo enorme en comprar la vacuna y brindársela gratuitamente. Hasta fines de julio lo podemos hacer.
Dirijo mis palabras al personal de salud, al de la educación y aquellos que rodean a niños menores de seis meses, ya que no se pueden vacunar, a los policías, a los comunicadores, las embarazadas, a la obesidad mórbida, a todos los inmunodeprimidos y a los que tienen patologías crónicas respiratorias, diabéticos, etc. Es muy importante que no enfermemos a los que queremos y es importante que el país siga produciendo. Además de toda la responsabilidad como ciudadanos, al buen aprovechamiento de los insumos que este país requiere sanitariamente.
Miremos la vacunación no solo por ello, también porque nuestro sistema, está haciendo una cobertura muy amplia en cuanto al FONASSA.
Mary Olivera. Contacto: marbelos2015@gmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...