Vin Diesel retorna a su personaje de Xander Cage en “xXx Reactivado” y llega lo último de Disney con la refrescante “Moana”

Después de quince años, Vin Diesel retoma el papel del agente Xander Cage en una película con muchos efectos especiales, acción y un elenco internacional. Cage es una especie de James Bond de estos tiempos modernos aunque sus increíbles acrobacias, que incluyen surfear sobre una motocicleta, aunque disfrazadas de deporte extremo, resultan excesivas al sentido común.
El primer filme de la serie «xXx» se estrenó en 2002, fue dirigida por Rob Cohen, se realizó con un presupuesto de 70 millones de dólares y recaudó 277 millones.
Ahora el público decidirá si era necesario revivir la serie más de diez años después de su última película y si Vin Diesel sigue cautivando como astro de acción a sus 49 años.page
Recordemos que la segunda, «xXx: State of the Union», fue protagonizada por Ice Cube en el papel del agente Darius Stone y dirigida por Lee Tamahori. Se estrenó en 2005 y generó críticas negativas además de no tener buena recaudación en taquilla, ya que la producción costó 87 millones de dólares y en cines apenas obtuvo 71.
El actor constante en las tres cintas ha sido Samuel L. Jackson en su papel del mentor de los agentes xXx, Augustus Gibbons.
La nueva entrega de «xXx», que llegó ayer a Salto, es dirigida por D.J. Caruso, entre cuyos créditos incluyen las cintas «Disturbia», «Taking Lives» y «Two for the Money».
En esta ocasión, Xander Cage, el personaje que interpreta Vin Diesel, busca una «Caja de Pandora», es decir, un dispositivo capaz de controlar satélites de telecomunicaciones para derribarlos y usarlos como armas.
El elenco se caracteriza por sus nacionalidades y razas diversas, incluyendo al experto en artes marciales hongkonés Donnie Yen, el futbolista brasileño Neymar y el reggaetonero de origen puertorriqueño y dominicano Nicky Jam, quien interpreta el sencillo de la película «In My Foreign». En su actuación como Lazarus, Jam se la pasa de lo mejor rodeado de mujeres en una playa de Filipinas.
MOANA
Moana no es una nueva princesa clásica de la Casa Disney. Es mucho más que eso. Moana es una nueva heroína que emerge del océano en un apasionante viaje, radiante animación, gran aventura y formidable humor.
Moana es una adolescente de una pequeña isla polinesia. Una chica de 16 años rebelde, inteligente, arriesgada, independiente, y a la vez comprometida hasta las últimas consecuencias con el bienestar de su gente y de su entorno. Es la hija del jefe y líder en ciernes. Lo cual técnicamente significa que es una princesa, pero ella no lo ve así.
Pero quizá lo más atractivo de la historia es que Moana no tiene un interés romántico, ni tampoco aparece en la película un villano claramente establecido. Para ser un filme animado de Disney, la ausencia de estos dos elementos podría parecer una apuesta arriesgada e inédita, que termina siendo una grata y refrescante sorpresa.
La adversidad y la dicha provienen ambas de la naturaleza. Esa naturaleza que todo lo provee, pero que también requiere que la intervención del hombre sea moderada y prudente.
Ante una situación que amenaza la supervivencia de los habitantes de la isla, Moana acude al literal y expresivo llamado del mar, para emprender un viaje inaudito. Lo hará con la renuente compañía de un semidiós llamado Maui.
Se trata de una aventura oceánica de tales dimensiones, con personajes extraídos de la mitología polinesia, así como la creación de seres fantásticos y monstruosos, que sin duda nos puede remitir a filmes como “Jason y los argonautas” (1969).
Los directores son Ron Clements y John Musker, un par de veteranos animadores que en 1989 rescataron de uno de sus peores momentos a Disney, gracias a una formidable película llamada “La sirenita”. Posteriormente nos brindaron “Aladino” (1992) y “Hércules” (1997), entre otras producciones. “Moana” es su primer largometraje animado por computadora.
Un atractivo sugestivo es que la naturaleza se presenta a través de personajes en la narrativa. El océano se puede abrir como en “Los diez mandamientos” (1956) o comunicarse tomando formas que desafían la gravedad, gráficamente expresado al estilo de “El secreto del abismo” de James Cameron (1989). “Moana” ofrece algo para cada espectador, sin importar edad o afinidades. Aventura, humor, música y, por supuesto, los mensajes o corolarios sobre la identidad, la madurez, la transición generacional o el medio ambiente.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...