“Vivir con el cuerpo en Ámsterdam y con el corazón en Salto no es fácil”

Ayer tuvimos oportunidad de leer un breve ensayo, o reflexión, sobre lo que significa para un escritor realizar su tarea en el extranjero. La nota fue escrita por el salteño Jorge Menoni (poeta, narrador, guionista, radicado en Ámsterdam desde 1978) y apareció en la Revista Cultural Ateneo. Nos pareció enriquecedor, para él y para los lectores, compartirla a través de EL PUEBLO:
Escribir en Ámsterdam
Ir y quedarse y con quedar partirse/ partir sin
alma e ir con alma ajena/
Oír la dulce voz de la sirena/ y no poder del
árbol desasirse. Lope de Vega
A medida que se van perpetuando nuevos medios de comunicación global, paradójicamente me da la sensación opuesta de que escribir, hoy por hoy, es aferrarse más al papel y al lápiz inicial de nuestra memoria colectiva.
El escritor está siempre en conflicto con su tiempo. Si ahora disponemos de ordenadores, internet y un sin fin de gamas de nuevos descubrimientos pareciera que escribir ya no es cuestión del talento sino de la técnica, aunque esa técnica de la que nos valemos no es más que partículas de sílice muerta. El ordenador no sustituye al poeta así como no lo suprimen ni los diccionarios ni los tratados de retórica.
Escribir entonces va más allá del método, apunta a la búsqueda de la verdadera música universal del alma, y esa música es visión del mundo, un modo de percibir la realidad como clave de una indagación permanente y total.
Escribir en el extranjero es posible, hay ejemplos magníficos de escritores que escribieron en otra lengua diferente y nos dejaron una obra extensa y sumamente valiosa.
Esto no quiere decir que escribir en el extranjero sea más fácil, al contrario es más problemático pues conocemos nuestros límites pero desconocemos nuestro alcance ya que en definitiva la literatura es parte de la vida.
Y aquí comienza la dificultad mayor pues ¿cuál es nuestro estímulo guía en un país de adopción?; por supuesto que será nuestra memoria, nuestras vivencias anteriores, los códigos propios del lenguaje inicial, el sabor del pan casero, nuestra primera discusión callejera, el primer disgusto, el lejano amor pasado, resumiendo, una íntima manera de sentir el mundo.
No podemos escapar a lo que somos, lo llevamos con nosotros todo el tiempo. Entonces: ¿cómo insertar estos estímulos que con el paso del tiempo se van desfigurando u olvidando a los estímulos nuevos que recibimos a diario en otro lenguaje que no tiene la misma armonía?
La repuesta parecería muy fácil pero me temo que no es la acertada, comunicarse en otra lengua no se arregla con la traducción pues al traducir estamos creando otra literatura que ya no es ni la propia ni la adoptiva.
Más allá de toda posibilidad o elección de la manera, creo que lo importante de un escritor a tener en cuenta en cualquier sitio y bajo cualquier condicionamiento del hábitat, es irremediablemente escribir lo que brota de una manera pura, profunda y transparente en el lenguaje que se le ocurra, esto es la fidelidad a nuestra propia voz, a nuestra particular única mirada del mundo, independiente de las modas o las teorías intelectuales en boga.
No hay ningún dogma que pueda responder por nosotros; debemos inventar, apostar, desafiar. No quiero razonar, ni comparar, ni juzgar, ni competir, lo mío es crear, decía William Blake.
El propio sabor del desafío por descubrir es el mejor estímulo para ganarle a la hoja en blanco, o como decía un amigo, la perentoria necesidad de escribirse a uno mismo, luego vendrá la manera de difundirlo o publicarlo.
Vivir con el cuerpo en Ámsterdam y con el corazón en Salto no es fácil para nadie, escribir no para asegurarse una fama inmortal sino para integrarse a la vida, tampoco lo es. Jorge Menoni
«Testimonios de tambores afromontevideanos», será presentado en Montevideo
En el año 2012 el Centro Nacional de Documentación Musical Lauro Ayestarán (CDM) produjo un film documental sobre el arte del tambor afromontevideano y lo editó en formato DVD bajo el título «Los toques de los tambores afromontevideanos», distribuyéndolo gratuitamente entre docentes de Secundaria y entre especialistas del país y del extranjero. El documental había sido realizado con gran rigor musicológico y su estructura hacía posible su uso como auxiliar didáctico. La presentación del DVD se llevó a cabo con una Jornada de capacitación docente a cargo del Dr. Luis Ferreira.
Luego de la fructífera experiencia de ese primer film, que recibió comentarios muy elogiosos dentro y fuera del Uruguay, el CDM pidió al Dr. Ferreira un segundo documental, entrevistando en forma más detallada a protagonistas de esa tradición. El nuevo documental ha sido editado como DVD bajo el nombre «Testimonios de tambores afromontevideanos». Es un trabajo que tendrá enorme utilidad para docentes y estudiosos, llevado a cabo por un equipo de producción de primer nivel. Será presentado el lunes 27 de julio próximo en una Jornada académica que se desarrollará en la Sala Balzo del complejo Adela Reta del SODRE, entre las 14:00 y las 18:00 horas. Consistirá en un nuevo seminario dictado por el antropólogo y músico uruguayo Dr. Luis Ferreira, que se desempeña actualmente como docente en cursos de postgrado en Buenos Aires. El seminario específico del Dr. Luis Ferreira ha sido diseñado para un mejor aprovechamiento del contenido del film, y será de enorme utilidad para estudiantes y docentes de Montevideo y del Interior.
INSCRIPCIONES
La Jornada cuenta con el apoyo de la Inspección de Educación Musical del Consejo de Educación Secundaria. Los cupos son limitados y es necesario inscribirse previamente en la dirección de email <inscripcion@cdm. gub.uy>. Los participantes de la Jornada recibirán ejemplares gratuitos del nuevo DVD y el correspondiente certificado de asistencia.