- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Vivo liviano de equipaje…

Como cada 15 días en nuestro suplemento deportivo, compartimos las experiencias vividas de Nicolás Godoy, el joven salteño que este año tomó la decisión de cumplir su sueño de recorrer América con su bici “La Botija”. Para cerrar este primer año de aventuras, Nico quiso compartir con todos los lectores, una reflexión de lo que fue su año, a continuación la compartimos.Salta, Argentina [1]
“Allá por diciembre de 2016 ya había tomado la decisión de cambiar de vida. Estaba todo en juego. Había renunciado a su trabajo, dejado en cero las pocas cuentas que tenía y casi todo listo. Faltaba esperar algunos detalles que me llevaron a demorar un poco la partida. Viví un Fin de Año con amigos en las playas de Rocha, disfrutando lo que me quedaba de tiempo por esos lados. A mediados de enero ya estaba todo pronto, restaba vender algunas pocas cosas. Las últimas semanas me quedaba solo mi colchón y un par de cosas más. Me invadía el miedo, la incertidumbre, a veces hablaba con alguien que me hacía pensar sobre mi situación, pero si hay algo que me caracteriza es que si tomo una decisión voy hasta el final. Entonces ya no había marcha atrás, era «all in» como en el poker, jugado 100% por mi sueño.
Y el 20 de enero deje el apartamento que alquilaba en el barrio Jacinto Vera, barrio que me enamoro con su gente, con sus tambores los miércoles y domingos, de esos barrios que ya se encuentran pocos por la capital Uruguaya. Lo Salar de Uyuni, Bolvia [2]recuerdo con mucha nostalgia, el cariño de los vecinos que hasta ahora me hablo con algunos, siempre querido Jacinto Vera, barrio de Vera. Ese día partí a la casa de una muy buena amiga que tengo, a la casa de Cami Poo, quien me hizo el aguante hasta mi partida. Me quedé unos ocho días en su casa, terminando de arreglar todo y con mucha ansiedad por lo que se venía. Por momentos también me invadía la tristeza ya que dejaba atrás a muchos seres queridos; pero tenía la ilusión de conquistar América en mi bicicleta. Eso era lo único seguro que tenía, ir detrás de mis sueños, lo que me mueve a diario, lo que no me permite bajar los brazos cada vez que estoy en situaciones difíciles. El 28 de enero salgo de Montevideo camino al este, ese día llegue a Piriápolis y llegue acompañado. En el camino me encontré con una pareja española y llegamos juntos al Cerro del Toro. Allí pasamos la noche. El viaje arrancaba muy bien. Luego de pedalear unas 3 semanas por Uruguay llego a mi Ruta 9 Salta, Argentina [3]ciudad, a Salto. Quedando en casa de mis padres una semana, para luego cruzarme a la hermana República Argentina. La cual la recorrí por tres meses. Luego llegó Bolivia y Perú, ahora ya estamos por Ecuador y en unos 20 días a Colombia. El cambio de vida fue muy grande, no me arrepiento de la decisión que tomé, aprendo muchas cosas a diario, voy conociendo muchas personas, muchas historias de vida, distintas realidades. Como siempre digo no me interesa ser el más rico del cementerio, por eso decidí vivir mi vida a pleno todos los días. Vivo liviano de equipaje, con lo necesario para vivir el día. A veces recibiendo ayuda de gente en el camino, a veces buscando lo que necesito… pero siempre pa’ delante y soñando todos los días con más rutas. Que les puedo decir de todo esto, vivían sus vidas a pleno, disfruten de las pequeñas cosas que a veces, en la vida intensa que llevamos, se nos olvida disfrutar de lo simple de las cosas. Disfruten sus hijos, abuelos, padres, primos, mascotas, etc. Y luchen por sus sueños, que al final del día lo que nos llevamos es lo vivido. Muchas gracias a todos por seguir mi aventura, mi vida, mi SUEÑO.. Nunca dejen de soñar y de luchar por lo que quieran. Un abrazo grande a todos y GRACIAS GRACIAS por el apoyo a la distancias. Y que este 2018 nos sorprenda con lo mejor de lo mejor!!!!